Martes 10/07/2018.

| Política

Política

Gobierno vasco defiende la transferencia de Prisiones: "Permitiría su mejora como ocurre con la sanidad penitenciaria"

Osakidetza prestó en 2017 un total de 58.028 atenciones a los 1.266 internos en los centros penitenciarios vascos

El consejero de Salud, Jon Darpón, ha reclamado este miércoles la transferencia del conjunto de las instituciones penitenciarias al Gobierno Vasco, ya que considera que "una gestión más cercana de las prisiones permitiría una mejora de las mismas, como así se ha producido con la sanidad penitenciaria" y ha informado de que Osakidetza realizó en 2017 un total de 58.028 atenciones a las 1.266 personas internas en los tres centros penitenciarios vascos.

Darpón ha comparecido este miércoles ante la Comisión de Salud del Parlamento Vasco, a petición del parlamentario de Elkarrekin Podemos Juan Luis Uria para informar sobre el fallecimiento el pasado 24 de enero de una persona privada de libertad en el centro penitenciario de Basauri.

Uria ha explicado que el fallecido, en prisión por abusar presuntamente de una menor en Santurtzi, ingresó en el centro penitenciario el 21 de enero y tres días después murió por causas naturales, según informó Instituciones Penitenciarias.

El parlamentario de Elkarrekin Podemos cree que existe poca "transparencia" sobre este tipo de hechos y ha defendido que "una gestión vasca de las prisiones debería implicar un marco ético y legal de los derechos humanos para abordar estos hechos con más agilidad, transparencia, sensibilidad democrática y más transparencia".

El titular de Salud ha explicado que la solicitud de comparecencia le sorprendió porque se le ha preguntado por una muerte natural, atendida por los servicios médicos de Osakidetza, ya que "el personal sanitario que atiende a los centros de instituciones penitenciarias dentro de la CAV es a todos los efectos, personal sanitario de Osakidetza".

"Para nosotros, las personas privadas de libertad ingresadas en cualquiera de los tres centros de la Comunidad Autónoma vasca, son personas privadas de libertad pero no de la salud, y por tanto, merecen una asistencia en igualdad con la cobertura de todos los programas asistenciales que el resto de la población", ha defendido.

Darpón ha rechazado entrar en las causas por las que el preso estaba en prisión porque "se trata de una persona que no está condenada sino que era un preso preventivo que merece la presunción de inocencia" y tampoco ha querido dar a conocer sus datos personales o de salud, aunque ha explicado que fue atendido por Osakidetza en el centro penitenciario de Basauri así como por los servicios de emergencia del 112, y ambos consideraron que se trataba de una muerte natural. "No nos consta que se haya considerado otra causa", ha insistido.

INTEGRADA EN OSAKIDETZA

El consejero ha recordado la que transferencia de la sanidad penitenciaria al Gobierno Vasco tuvo lugar en el año 2011 y ha afirmado que en la actualidad, su integración en Osakidetza es "una realidad consolidada que ha permitido ofrecer a las personas privadas de libertad la misma atención de calidad que al resto de la ciudadanía vasca".

Asimismo, ha reclamado la transferencia del conjunto de las instituciones penitenciarias al Gobierno Vasco, ya que considera que "una gestión más cercana de las prisiones permitiría una mejora de las mismas, como así se ha producido con la sanidad penitenciaria" y ha recordado que esta transferencia está recogida en el Estatuto.

Por otro lado, el doctor Antonio Arraiza, responsable del Plan del Sida y otras enfermedades de transmisión sexual y también de la sanidad penitenciaria de la Comunidad Autónoma Vasca ha informado de que los datos recogidos en febrero de 2018, indican que Euskadi hay 1.266 personas privadas de libertad de los que el 90% son hombres y el 30% son extranjeros.

En este sentido, ha indicado que el número de veces que los profesionales de la salud atendieron a personas privadas de libertad en 2017 ascienden a 58.028 asistencias, de las que la mayor parte --30.800 -- corresponden a la atención por parte de médicos.

Respecto al número de profesionales sanitarios -sin incluir la atención de salud mental -son más de 40 profesionales, de los que 13 son médicos-tres de Basauri, tres en Martutene y siete en Zaballa--.

Por último, ha destacado que la sanidad penitenciaria tiene "especificidades propias" como el hecho de que existe una mayor prevalencia de la enfermedad mental, que afecta hasta un 50% de los internos, y de enfermedades transmisibles como el VIH, la hepatitis B y C, y la tuberculosis. También ha destacado que la población privada de libertad presenta una mayor prevalencia de adicciones y trastornos por uso de sustancias tóxicas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31