Martes 03/04/2018.

| Política

Política

El Gobierno y la ONU investigan un bombardeo con víctimas civiles en Afganistán

El Gobierno afgano y la misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) investigan el bombardeo el lunes de una supuesta reunión de talibanes en la provincia norteña de Kunduz, en la que según las autoridades murieron 45 insurgentes y en la que según testigos pudo haber decenas de civiles muertos.
  • Foto 1 de El Gobierno y la ONU investigan un bombardeo con víctimas civiles en Afganistán EFE
  • El Gobierno y la ONU investigan un bombardeo con víctimas civiles en Afganistán EFE

El Gobierno afgano y la misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) investigan el bombardeo el lunes de una supuesta reunión de talibanes en la provincia norteña de Kunduz, en la que según las autoridades murieron 45 insurgentes y en la que según testigos pudo haber decenas de civiles muertos.

El Ejército afgano actualizó hoy el número de muertos en el bombardeo del lunes y elevó a 45 el número de insurgentes muertos en el ataque, en una jornada en la que el Gobierno admitió que hubo víctimas civiles, aunque responsabilizó de ellas a los talibanes.

"Una célula casi al completo de líderes talibanes para el noreste de Afganistán ha sido eliminada en el bombardeo, once de ellos líderes y comandantes talibanes de alto nivel, incluyendo un miembros del Consejo de Quetta (la dirección insurgente)", dijo a Efe el portavoz del Cuerpo 209 Shaheen del Ejército, Hanif Rezaee.

De acuerdo con su versión, la zona llevaba dos días "completamente bloqueada" por talibanes y no se había permitido la entrada a ningún civil, por lo que las "víctimas que están siendo consideradas como civiles" eran en realidad nuevos reclutas de los insurgentes.

El Gobierno afgano confirmó que hubo un número indeterminado de bajas civiles e insistió en que perecieron por disparos de los insurgentes y no por el fuego de los helicópteros militares.

El portavoz del Ministerio de Defensa, Muhammad Radmanish, afirmó que los talibanes "atacaron a los civiles que estaban a su alrededor en el área con armas cortas".

Pero pese a su insistencia en que las Fuerzas Aéreas sólo atacaron a talibanes, Radmanish anunció que el Gobierno ha nombrado dos delegaciones para investigar los detalles del suceso.

También la misión de la ONU en el país está investigando los hechos para esclarecer lo ocurrido y determinar si hubo víctimas civiles, con un equipo especializado en derechos humanos ya sobre el terreno.

"La UNAMA está estudiando activamente la alarmante información sobre serios daños a civiles ayer por un bombardeo en (el distrito) Dasht-e-Archi, Kunduz", apuntó en su cuenta de Twitter.

El portavoz de la Policía de Kunduz, Inamuddin Rahmani, indicó a Efe que aún esperan "los resultados de la investigación para mostrar cuántos civiles hay entre las víctimas".

El jefe de la Policía del distrito, Niaz Muhammad Omarkhil, fue un paso mas allá para asegurar a Efe que 87 personas murieron o resultaron heridas entre "comandantes talibanes, combatientes y civiles".

Un líder tribal de Dasht-e-Archi, Haji Naeem, presente ayer en el lugar de los hechos, dijo a Efe que la presunta reunión de talibanes era en realidad una ceremonia de graduación de una madrasa llena de civiles, en la que también había un pequeño número de insurgentes.

Según sus cálculos, unos 50 civiles, 40 de ellos niños, habrían muerto en el bombardeo y cerca de un centenar habrían resultado heridos, en una información que no se ha podido comprobar de forma independiente.

"Desde la mañana he participado y leído las plegarias funerarias para 17 niños muertos en nuestras aldeas de las inmediaciones", aseguró.

Relató que centenares de civiles, en su mayoría niños, se habían reunido en los campos situados detrás de la escuela coránica para disfrutar de un almuerzo cuando, poco después del mediodía, helicópteros militares aparecieron en el cielo y comenzaron a disparar misiles contra ellos.

La provincia de Kunduz es uno de los lugares donde los talibanes muestran una oposición más férrea al Gobierno afgano, llegando incluso a capturar la capital provincial homónima en dos ocasiones, en 2015 y 2016.

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015 el Gobierno de Kabul ha ido perdiendo terreno ante los talibanes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR), del Congreso de Estados Unidos.

De acuerdo con esa fuente, los talibanes controlan alrededor de un 11 % del territorio afgano y el resto está en disputa.

Por Baber Khan Sahel

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Abril 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30