Martes 06/12/2016.

| Política

Política

Friedrichstrasse, la estación que el Muro de Berlín convirtió en frontera

La construcción hace 50 años del Muro de Berlín convirtió de la noche a la mañana el nudo ferroviario central de la Friedrichstrasse, en una estación fronteriza, según ilustra una exposición inaugurada hoy en ese mismo lugar.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Friedrichstrasse, la estación que el Muro de Berlín convirtió en frontera Friedrichstrasse, la estación que el Muro de Berlín convirtió en frontera

La construcción hace 50 años del Muro de Berlín convirtió de la noche a la mañana el nudo ferroviario central de la Friedrichstrasse, en una estación fronteriza, según ilustra una exposición inaugurada hoy en ese mismo lugar.

La muestra, titulada "La estación dividida", refleja con la ayuda de fotografías, documentos y objetos de la época el estado de excepción que reinó durante los 28 años de existencia del Muro en este nudo de comunicación.

Las indicaciones en lugares escogidos del pavimento ilustran las obras que hicieron de este nexo de comunicación un punto fronterizo, con terminal de salidas, muros, paredes de acero y barreras.

El 13 de agosto de 1961, a las 01.14 hora local, la megafonía de la estación informaba a los pasajeros de que ya no era posible continuar el viaje, de que el trayecto finalizaba allí.

A partir de ese momento, quedó interrumpida la comunicación férrea entre el Este y los sectores occidentales.

Según Olaf Weissbach, gerente de la Asociación Robert Havemann, que documenta desde 1990 la historia de la disidencia en la Alemania comunista, "La estación dividida" es "un título simple para una exposición, pero en esta sencillez se concentra lo absurdo de la historia de la división alemana".

Para muchos habitantes de la ciudad, pero también en las dos Alemanias, este absurdo amenazaba con convertirse con el paso del tiempo en algo normal, "pero de normal no tenía nada", explicó durante la inauguración de la muestra.

"En pleno centro de Berlín Oriental se encontraba esta estación dividida en la que finalizaban los trenes procedentes del este y partían trenes hacia el oeste", señaló Weissbach, quien en 1981 abandonó la Alemania comunista precisamente a través de la estación de Friedrichstrasse tras recibir el permiso de las autoridades.

Durante 28 años, "un laberinto de pasillos, barreras, puntos de control e infraestructuras de vigilancia" impedía que habitantes del este y del oeste de Berlín "pudieran verse y menos aún encontrarse" a pesar de caminar por los andenes "sólo a pocos metros los unos de los otros".

Esta división queda reflejada en esta exposición, que se divide en cuatro áreas temáticas: "La construcción más fea de Berlín: el muro", "Una estación nada normal: Berlín Friedrichstrasse", "La vigilancia perfecta: una estación totalmente bajo control" y "Ansias de libertad: fugas y salidas del país".

De las huidas planeadas desde Friedrichstrasse "pocas fueron exitosas", recordó Weissbach, porque "la estación se encontraba bajo el control total de los grupos fronterizos y la seguridad del Estado".

No obstante, algunos lo lograron, como un grupo de estudiantes de secundaria que en 1964 saltaron -de uno en uno o en grupos de dos- desde un lugar oculto sobre el expreso que unía Moscú con París a su paso por la estación de Friedrichstrasse.

En esta estación muchos de los que partían hacia Occidente tenían que despedirse de sus parientes y familiares "para siempre, ya que según la voluntad de la SED (Partido Socialista Unificado) el muro debería haberse mantenido en pie otros cien años".

"La terminal de salidas, conocida como 'Palacio de las Lágrimas', se convirtió en un símbolo", explica Weissbach, y fue testigo de "escenas desgarradoras", pues "aquellos que partían porque eran perseguidos, ya que ya no podían soportar vivir bajo la dictadura", tenían que despedirse allí de los suyos.

En el marco de la exposición, abierta a viajeros y público en general hasta el próximo día 15, tres actores interpretarán el fin de semana del 13 y 14 de agosto escenas cotidianas de esta estación dividida, basadas en artículos de periódico, actas policiales e historias de huidas a Occidente.

Según Weissbach, esta realidad resulta hoy en día "prácticamente inimaginable", por lo que con esta exposición se pretende recordar "este triste capítulo en la historia de la estación", que tras la caída del Muro de Berlín recuperó su actividad normal como nudo ferroviario.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31