Miércoles 22/11/2017.

| Política

Política

Filipinas cancela las negociaciones de paz con la guerrilla comunista

El Gobierno de Filipinas anunció hoy la cancelación de las estancadas negociaciones de paz con representantes del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP), una guerrilla comunista catalogada como grupo terrorista por EEUU y la UE.
  • Filipinas cancela las negociaciones de paz con la guerrilla comunista EFE

El Gobierno de Filipinas anunció hoy la cancelación de las estancadas negociaciones de paz con representantes del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP), una guerrilla comunista catalogada como grupo terrorista por EEUU y la UE.

"No habrá más negociaciones de paz con el Partido Comunista de Filipinas/Nuevo Ejército Popular/Nuevo Frente Democrático hasta que se dé el ambiente propicio para un cambio de postura del Gobierno", expuso en un comunicado la oficina del secretario Jesús Dureza, asesor presidencial para el proceso de paz.

El organismo de Manila encargado de las negociaciones de paz atribuyó su decisión a la falta de voluntad de negociación de los comunistas y sus recientes ataques armados a las fuerzas de seguridad del país.

Argumentó que el presidente filipino, Rodrigo Duterte, "ha tomado medidas sin precedentes y ha hecho un esfuerzo adicional para lograr la paz" pero "el Partido Comunista y sus elementos armados no han mostrado reciprocidad".

El Gobierno y representantes del ilegalizado Partido Comunista de Filipinas, brazo político del NEP, iniciaron negociaciones en abril para sentar las bases de una paz definitiva, aunque estas permanecían estancadas y ambas partes han protagonizado enfrentamientos armados.

En los pasados días Duterte prometió no negociar más con los comunistas y declaró su intención de volver a catalogar al NEP como "grupo terrorista".

Esta guerrilla de inspiración maoísta ya figura como organización terrorista en las listas de Estados Unidos y de la UE, aunque el Gobierno de Filipinas le retiró esta clasificación en 2011 para facilitar las negociaciones de paz.

El conflicto entre el Estado filipino y el NEP -que cuenta con unos 6.000 combatientes regulares según estimaciones y opera principalmente en zonas rurales- dura ya más de cuatro décadas y media, y ha causado al menos 30.000 muertos.

Bajo el mandato de Duterte, que empezó el 30 de junio de 2016, se firmó un alto el fuego en agosto del año pasado que duró hasta primeros de febrero de este año, cuando los comunistas decidieron romperlo.

Rotas las negociaciones, el presidente ha apostado por no reanudarlas hasta que los rebeldes dejen de atacar a las tropas y extorsionar a la población en varias zonas rurales del país.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31