Domingo 24/06/2018.

| Política

Política

Feijóo ratifica que "como mínimo" estará en Galicia hasta 2020 y no cierra la puerta a repetir un cuarto mandato

Alberto Núñez Feijóo cree que si se agota la legislatura "hay tiempo" para la reforma del sistema de financiación y exige que el AVE llegue en 2019

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha vuelto a incidir en su "coherencia" y su "compromiso" con los gallegos como el motivo de su renuncia a ser candidato a la Presidencia del PP, y ha reiterado que estará en Galicia "hasta el 2020 como mínimo", aunque eludiendo confirmar si se presentará para un cuarto mandato.

En entrevista en la Radio Galega, recogida por Europa Press, en la semana en la que confirmó, en contra de muchos pronósticos, que no se sumaba a la carrera sucesoria a Rajoy, ha insistido en que su decisión responde al interés por "cumplir la palabra dada", porque todo lo que es en política lo es gracias a la "confianza de los gallegos, y eso no se puede manchar".

Pero la demora en hacer pública esta decisión, conocida "9 o 10 horas después" de que se abriese el plazo de presentación de candidaturas, como él mismo ha precisado, se debe a que es una "persona reflexiva" y a que "no fue fácil" decirlle a "muchos compañeros que no".

En especial, ha admitido, tras su "sorpresa" ante el número de personas y "cargos del partido que pensaban que debía asumir la responsabilidad".

Pero tras confirmar que no se sube a la carrera por liderar el PP, esta semana avanzó que su compromiso con Galicia se mantendría hasta 2020 "como mínimo". Una expresión en la que se ha vuelto a "ratificar" este domingo, para disipar "dudas" entre algunos gallegos o "gallegos de la oposición", ha deslizado.

Más allá de este compromiso, ha dejado sin respuesta la pregunta de si optará a presentarse como candidato a un cuarto mandato y se ha limitado a pedir cierto "margen". "En este momento, de verdad, yo le pido a usted y a sus compañeros que me dejen respirar un poco", "la verdad es que aún estamos con los efectos secundarios de la candidatura a la presidencia del Gobierno", ha agregado.

Pero además de por coherencia, ha argumentado que su decisión se apuntala en la idea de que "Galicia no es una comunidad de segunda" y que "ser presidente de la Xunta no es un título político de segunda".

"Si los vascos o los catalanes no admitirían esa huida en un plazo de diez días, no entiendo por qué puede haber dudas de que el presidente de Galicia no se comporte como el lehendakari vasco o el presidente de la Generalitat de Cataluña", ha esgrimido.

Aunque ha matizado que no es nacionalista y que cree en un proyecto nacional para España, sí ha puntualizado que no por ello considera que "la Xunta de Galicia es una institución de menor rango institucional o categoría que la Generalitat".

ABOGA POR UN LIDERAZGO QUE UNA Y FORTALEZCA AL PP

En todo caso, su renuncia deja el número de candidatos en siete. Y aunque ha insistido en no pronunciarse sobre ninguno de ellos, para mantener su "respeto con las urnas" y la votación "en conciencia" de los compromisarios gallegos, cree que se debe elegir primero pensando en el partido y después en el mejor candidato para la presidencia de España.

"Si no hay partido que funcione, la candidatura a la presidencia del Gobierno será una candidatura débil", pero "si el partido se fortalece, se compacta" y recupera voto perdido, tendrá "una buena candidatura" al Gobierno, ha argumentado.

El primer objetivo del nuevo liderazgo del PP sería, ha abundado, "recuperar" los casi 11 millones de votos obtenidos por el PP en 2011, "de centro reformista y de centro derecha", que "no son del PSOE ni de Ciudadanos". Para ello, aboga por un líder que tenga capacidad de "contagiar entusiasmo", que "una al partido" y también al que "el partido acepte como líder".

ELECCIONES MUNICIPALES

Con la próxima nueva etapa que en el PP, las elecciones municipales de 2019 en Galicia se sitúan como la primera gran cita electoral. Unos comicios que Feijóo considera "muy importantes" porque el PP quiere "subir".

Ha alegado que frente a los populares, los ciudadanos tendrán que elegir ante una "única opción", la del gobierno formado por el PSOE y las Mareas, y sobre la que los gallegos ya tienen el antecedente de conocer "la parálisis de Santiago", el "desgobierno y descomposición de Ferrol" y la "inacción de A Coruña".

En esta línea, ha manifestado que "el mito de la democracia de las Mareas de Podemos es un mito absolutamente descubierto" y que lo que suponen es una "constante crisis semanal".

"Si somos capaces de explicarlo y somos capaces de hacer el relato adecuado y presentar una alternativa ilusionante, yo espero que los gallegos nos devuelvan Diputaciones, ciudades y muchos Ayuntamientos", ha pronosticado.

AVE EN 2019 Y FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Tras reiterar que hará "la misma presión" al Gobierno socialista de Pedro Sánchez de la que se hacía al ejecutivo de Mariano Rajoy, ha puesto sobre la mesa sus exigencias: que se cumpla el plazo de llegada del AVE a Galicia, la reforma de la financiación autonómica, y la transferencia de la AP-9, entre otras cuestiones.

El AVE se sitúa así entre las prioridades en la relación de la Xunta con el nuevo Gobierno y Núñez Feijóo ha insistido en que el plazo "último y definitivo es el tren en pruebas en 2019". "Nadie entendería, y yo el primero, que se buscara algún subterfugio para que el tren no llegara en 2019", ha añadido.

La financiación autonómica también figura en su hoja de ruta. Poniendo en "valor" que Galicia es una comunidad "solvente" que no le pidió "ni un euro" al Ejecutivo central, Feijóo ha insistido en que defenderá un "sistema de financiación equilibrado", en base al que la Xunta ya ha pactado con autonomías tanto del PSOE como del PP.

"Decirle, mire, nos entendemos con sus colegas socialistas que están de presidentes en comunidades autónomas y nosotros vamos a formularle lo mismo que hemos firmado con los presidentes de las comunidades socialistas", ha asegurado, matizando que ve plausible y la reforma si se confirma que Sánchez agotará el mandato hasta 2020.

Del mismo modo, también cree que con este horizonte "sin duda habría margen" para lograr la transferencia a Galicia de la AP-9, alegando que, por "coherencia", Sánchez no se podría negar.

"Si hay un mínimo de coherencia política, el Partido Socialista en Madrid y en Galicia en los últimos años dijo que sí a la transferencia de la autopista", así que el presidente de la Xunta cree que "lo único" que quedaría sería "concretar cuáles son las inversiones previstas en al autopista, cuál el coste de los peajes" y "firmar el Real Decreto de transferencias".

GOBIERNO APOYADO EN EL INDEPENDENTISMO CATALÁN

En todo caso, con la vista puesta en la reunión prevista con Pedro Sánchez para el 17 de julio, ha calificado al nuevo Gobierno como "una tienda con buen escaparate", un "escaparate atractivo", pero "sin materia prima", lastrado ya por sus "contradicciones" y por ser "el más precario de toda la democracia". "Cada semana hay una decisión y una contradecisión", ha puntualizado.

Un Ejecutivo socialista que está caracterizado, según Feijóo, por los apoyos políticos de los que depende. "No puede sacar una sola ley sin el voto afirmativo o la abstención del independentismo catalán. En este momento, el independentismo catalán tiene la llave del Gobierno de España", ha insinuado.

"CIUDADANOS NO ES UN PARTIDO DE FIAR"

Y en el nuevo panorama político, Alberto Núñez Feijóo ha censurado también el papel jugado por Ciudadanos, "un partido" que considera "que no es de fiar".

"Hay partidos como Ciudadanos que iniciaron la moción de censura, cuando dijeron solemnemente que nunca aprobarían una ley del Partido Popular", ha argumentado, y "hoy podemos comprobar que Ciudadanos es un partido que no es de fiar".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31