Jueves 13/12/2018.

| Política

Política

España promoverá más sanciones europeas contra Venezuela si las elecciones no son libres, pero nada que dañe su economía

Ciudadanos acusa al Gobierno de falta de liderazgo y subraya que si no actúa lo harán "los liberales" Trudeau y Macron

El Gobierno español impulsará nuevas sanciones europeas contra el régimen de Nicolás Maduro si las elecciones presidenciales y legislativas venezolanas no reúnen las condiciones de "imparcialidad, libre participación de las fuerzas políticas y estándares internacionales", pero en todo caso no serán medidas que afecten a la economía del país.

Así lo ha avanzado el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, en el pleno del Congreso de los Diputados, sugiriendo de este modo que se trataría, nuevamente, de sanciones subjetivas, contra personalidades del régimen. El Gobierno español ya lanzó una reflexión sobre este asunto en el Consejo de Ministros de la UE del 26 de febrero.

Dastis ha respondido así a una interpelación del portavoz de Exteriores de Ciudadanos, Fernando Maura, que ha emplazado al Gobierno a ampliar las sanciones contra dirigentes del régimen, incluido el propio Maduro, e incluir también a sus familiares.

Maura también ha pedido sanciones contra la petrolera estatal, PDVSA, a la que ha descrito como "sumida en la corrupción" de un régimen "cleptocrático". No obstante, el ministro ha dejado claro que el Gobierno no impulsará ninguna medida que "afecte al sistema económico venezolano y vaya a empeorar la situación de la población".

Además, ha detallado que el Gobierno español está actuando cómo responder a la "crisis humanitaria" que vive el país, en un contexto de hiperinflación --13.000% previsto en 2018-- y grave crisis económica y social, con una caída del PIB acumulada del 50% desde 2013.

En concreto, ha relatado que el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas, visitó la semana pasada la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, junto al comisario europeo de Acción Humanitaria, Christos Stylianides, para conocer de primera mano la situación de los venezolanos que huyen.

800.000 euros en 2018

Según ha dicho, en 2017 España destinó un millón de euros a la Cruz Roja venezolana para atender la crisis humanitaria y por el momento están previstos otros 350.000 euros para 2018. Además, aportará 250.000 euros a la Oficina de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU y otros 200.000 euros al Plan Frontera de la Cruz Roja colombiana.

España, ha recordado, siempre ha apostado por una solución pacífica, democrática y negociada por los propios venezolanos dentro de su marco legal, que se traduzca en unas elecciones con sufragio universal, libre, igual, directo y secreto.

Eso sí, ha reconocido que el acuerdo de garantías electorales firmado entre Maduro y los candidatos opositores Henri Falcón y Javier Bertucci no contempla "dos aspectos cruciales" para unas elecciones competitivas: que haya un árbitro electoral imparcial y que puedan participar todas las fuerzas políticas y candidatos.

Sin embargo, el portavoz de Ciudadanos ha acusado al Gobierno español de actuar solo "de forma reactiva" cuando, a su modo de ver, "España no puede seguir jugando un papel secundario en una crisis tan grave en un país tan cercano". Eso, a su modo de ver, es una muestra más de que "España carece de política exterior" y solo tiene "acción exterior" porque "la ausencia de ambición en política interios se proyecta en la escena internacional".

Para Maura, han sido "los liberales" los que han liderado la acción contra Nicolás Maduro, y ha puesto como ejemplo al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, que fue el primero en imponer sanciones subjetivas, y al presidente francés, Emmanuel Macron, que reconoció que las medidas adoptadas por la UE han sido "muy limitadas". "Si no asumen un papel más activo lo volveremos a hacer los liberales", ha continuado.

Sin embargo, Dastis ha defendido el papel de "liderazgo" español y ha subrayado que el régimen venezolano ha expulsado y declarado persona non grata al embajador español, y no al francés, al que incluso ha intentado convencer de que sea mediador. "El país contra el que ha reaccionado de manera injustificada es España, por algo será", ha resumido el ministro.

En cambio, Maura cree que esto fue así porque Venezuela ha escogido a España como "chivo expiatorio exterior", como suelen hacer las dictaduras, pero no porque España lo merezca por su actuación proactiva.

En todo caso, Dastis ha defendido que el Gobierno, aunque respetando la soberanía de Venezuela, está preocupado por la situación de Derechos Humanos y todas sus acciones están encaminadas a la vuelta a la normalidad y a que "los venezolanos puedan disfrutar de una vida digna y próspera".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31