Lunes 17/07/2017.

| Política

Política

Las aduanas de España y Francia aprehenden 2,3 toneladas de hachís en una operación finalizada en Melilla

Las aduanas de España y Francia han completado este lunes en Melilla la denominada operación 'Pascal 2017', un dispositivo aeronaval conjunto de vigilancia marítima en el Mediterráneo que se ha saldado con la aprehensión de 2,3 toneladas de hachís, según ha informado la Agencia Tributaria en una nota de prensa.

La operación 'Pascal 2017' es la segunda operación de este tipo llevada a cabo por las aduanas de los dos países y ha sido dirigida de forma conjunta por la Dirección Regional de las Aduanas Guardacostas de Marsella y la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, en colaboración con la Oficina europea de Lucha Antifraude (OLAF).

Tras el dispositivo dispuesto el pasado año, del 3 al 17 de julio del presente año los medios marítimos y aéreos de ambas aduanas se han compartido con el fin de organizar una operación aeromarítima de gran envergadura para luchar contra el tráfico de drogas por vía marítima en el Mediterráneo.

Este año, los medios facilitados por la Aduana española se componían por el patrullero 'Fulmar' y todas las unidades aéreas y marítimas desplegadas en el Mar Mediterráneo hasta la frontera portuguesa. Las informaciones se analizaban en tiempo real en el Centro de Operaciones Común establecido en Madrid.

La Aduana Francesa desplegó su patrullero 'Jean-Francois Deniau', la patrullera DF30 con base en Port-Vendres 'Marinada', dos nuevos aviones Beechcraft KA 350 equipados para la vigilancia marítima y un helicóptero EC 135. Los medios aéreos franceses realizaron sus misiones partiendo de bases aéreas españolas.

Gracias a sus nuevos medios de detección y de tratamiento de información marítima, los aviones franceses participaron en el análisis del tráfico marítimo y guiaron a los medios marítimos hacia los objetivos a comprobar.

Durante la operación, los patrulleros Fulmar y Jean-Francois Deniau, trabajaron en estrecha colaboración desde su confluencia en el puerto de Toulon en el arranque de la operación, hasta su entrada en el puerto de Melilla, este lunes. Por otra parte, el intercambio de tripulaciones durante la operación permitió intercambiar las experiencias adquiridas en ambos servicios.

Esta operación ha permitido intensificar los intercambios entre los servicios operativos aduaneros españoles y franceses, para hacer frente, en la zona del estrecho de Gibraltar, a la creciente actividad de los traficantes de drogas que utilizan embarcaciones rápidas para el tráfico de hachís procedente del norte de África.

BALANCE DE LA OPERACIÓN

A lo largo de estas dos semanas de dispositivo, se han realizado numerosas intervenciones en el mar. Los resultados de esta operación han sido particularmente significativos, ya que se han aprehendido 2,3 toneladas de hachís.

El 7 de julio, los medios aéreos franceses y españoles identificaron un transporte de droga en una semirrígida con varias decenas de fardos a bordo, constatándose su desembarco en una playa de Algeciras (Cádiz). Los servicios de la Guardia Civil española, informados por la Aduana española, detuvieron al conductor e intervinieron la furgoneta, en la que se recuperaron 600 kilos de hachís.

El 10 de julio, después de una persecución de horas en el mar de Alborán y habiendo movilizado la totalidad de los medios aéreos franceses y españoles, el Jean-Francois Deniau localizó otra semirrígida cargada con cinco toneladas de hachís. Las semirrígidas embarcadas a bordo de los patrulleros francés y español la dieron caza.

Dado que una parte de la carga fue arrojada al mar por los traficantes, finalmente se aprehendieron un total de 1.100 kilos de droga y se detuvo a los cuatro tripulantes de la semirrígida.

El 14 de julio, el helicóptero francés localizó e identificó una tercera semirrígida cargada con fardos de hachís. La información fue comunicada al helicóptero de la Aduana española y a un patrullero español que le persiguió y asistió al desembarco de la droga en una playa próxima a Gibraltar. Al efecto, se llevó a cabo una operación terrestre que permitió detener al conductor de una furgoneta y recuperar 600 kilos de hachís.

El director general de la Aduana de Francia, Rodolphe Gintz, y la directora general de la Aduana de España, María Pilar Jurado Borrego, felicitaron a los agentes de los dos servicios por su profesionalismo y su empeño.

De este modo, indicaron que "la aduana francesa y la aduana española continuarán cooperando estrechamente para luchar cada vez más eficazmente contra los traficantes de droga por vía marítima. Los medios desplegados por España y Francia en el marco de la operación Pascal han permitido obtener un alto nivel de eficacia compartiendo las capacidades de las aduanas de nuestros dos países en los ámbitos marítimo y aéreo".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30
31