Martes 25/09/2018.

| Política

Política

Cs rompe su corsé urbano e irrumpe en el voto rural y el de la tercera edad

Ciudadanos ha logrado romper el corsé de partido urbano y con un perfil de votante de mediana edad para acercarse al caladero rural y al que representan los mayores de 65 años, de cara al próximo ciclo electoral que, salvo sorpresas, arranca en 2019 con las municipales y autonómicas.

Ciudadanos ha logrado romper el corsé de partido urbano y con un perfil de votante de mediana edad para acercarse al caladero rural y al que representan los mayores de 65 años, de cara al próximo ciclo electoral que, salvo sorpresas, arranca en 2019 con las municipales y autonómicas.

No ha sido una estrategia premeditada, asegura a EFE el secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías, sino que es "gente que viene" al partido al sentirse atraída -dice- por la política que se hace en las instituciones y también por la gestión que el partido naranja ha estado haciendo con Cataluña.

Es desde el verano cuando Ciudadanos ha notado un empujón en el crecimiento de su militancia (más de 4.550 nuevos afiliados desde el 1 de septiembre y hasta el pasado 1 de enero) aparte del subidón que están reflejando las últimas encuestas hasta el punto de que algunas incluso dan la victoria electoral a Albert Rivera.

Con más de 23.000 afiliados en casi doce años de recorrido político, la formación naranja ha detectado que en estos últimos meses está creciendo sobre todo en el segmento de la tercera edad y también en muchas zonas rurales -sectores clave para poder tener opción de ganar unos comicios- y a la par "consolidan" su implantación urbana.

Para Hervías, la explicación de este crecimiento se debe, entre otras cosas, al hecho de haber afrontado el problema del separatismo catalán desde la defensa de un proyecto común para toda España.

Los españoles han podido ver -argumenta- que Ciudadanos tiene una idea de país "coherente y serio" porque no cambia el mensaje en función del lugar de residencia, y eso da "tranquilidad".

A ese discurso "claro" se suma la victoria en las elecciones catalanas, que, aunque no les permitirá gobernar, catapulta al partido hasta una posición muy ventajosa para las citas electorales de 2019.

Otro de los pilares en los que se asienta su crecimiento, señala el secretario de Organización, es en las medidas que se han puesto en marcha para mejorar la vida de los ciudadanos, como la ley de autónomos, el complemento salarial, la supresión del impuesto de sucesiones en Murcia y Andalucía o un modelo económico diseñado también "para mantener y pagar las pensiones".

Todo eso, cuenta Hervías, hace que los españoles vean a Ciudadanos "no como una moda", sino como una solución a toda la situación vivida en España por la crisis económica: "Nosotros ganamos votos trabajando en las instituciones".

Una vez que han logrado que Ciudadanos se afiance como fuerza política, creen que ha llegado el momento de dejar la barrera de los pactos de investidura para dar el paso de entrar a gobernar allí donde la aritmética se lo permita.

Están convencidos de que ya están suficientemente preparados para afrontar esa tarea y así lo han demostrado, explica el responsable de Organización, tanto en la labor institucional que desarrollan como con los acuerdos que han facilitado el Ejecutivo de Mariano Rajoy, a nivel nacional, y los suscritos en Andalucía, Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla León.

"Estamos demostrando que sabemos proponer medidas que se pueden llevar a cabo, que no prometemos el oro y el moro, y que somos buenos gestores", algo que no son ni el PP ni el PSOE, critica Hervías, "primero por lo que roban y segundo por cómo afrontaron la crisis económica".

Con ese objetivo de gobernar, Ciudadanos tiene un año y medio para seguir mejorando su estructura territorial -que estrenó el año pasado-, un armazón sin baronías y muy controlado por la dirección nacional.

Quieren llegar a 2019 con los equipos "cohesionados" y lo mejor preparados posible porque saben que cuantos más grupos municipales tengan, más votos obtendrán en las generales.

De acuerdo con los estudios que han hecho, Cs obtiene entre un 20 y un 30 por ciento más de sufragios en unas elecciones generales cuando tienen grupo en un determinado municipio y, por tanto, recalca el dirigente, "hay que hacer un trabajo de implantación" en las zonas donde no tienen presencia institucional.

Ciudadanos cuenta con unos 750 grupos municipales y aspira a seguir creciendo en las próximas elecciones, aunque aún no han pensado ni en estrategias electorales ni en las primarias, que serán a principios del año que viene, ni en cuántas listas presentaran.

Eso sí, superarán las 970 candidaturas de 2015, sus primeras elecciones municipales en las que consiguieron el 6,55 % de los votos y 1.527 concejales, pero "no se obsesionarán" por presentarse en el máximo de sitios, como hacen el PP y el PSOE, sino por tener las mejores candidaturas "para que puedan multiplicar" los resultados.

Hay que tener en cuenta -apunta- que cuando un partido tiene un grupo municipal "malo" solo contribuye a "restar" posibilidades en siguientes citas electorales.

También tienen trabajo que hacer para mejorar su posicionamiento autonómico, especialmente en las comunidades donde no tienen representación (Navarra, Canarias, Castilla La Mancha aparte de País Vasco y Galicia, cuyas elecciones son en 2020). Por Alicia López

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30