Lunes 11/12/2017.

| Política

Política

La conmemoración de la batalla de El Alamein quedó ensombrecida por el ataque contra la Policía

  • Los preparativos quedaron ensombrecidos por el último ataque que ha golpeado a las fuerzas de seguridad
  • En el cementerio de la Commonwealth reposan los restos de 7.970 soldados británicos que lucharon en la IIGM

Las autoridades egipcias cancelaron este sábado parte de los actos oficiales para conmemorar el 75 aniversario de la batalla de El Alamein, una de las más decisivas de las II Guerra Mundial, tras el ataque de anoche contra las fuerzas de seguridad en el Desierto Occidental del país.

Las cifras del Ministerio de Interior egipcio indican que son 16 los policías fallecidos, pero una fuente de seguridad dijo que 20 agentes y oficiales perdieron la vida en el asalto que se produjo a 135 kilómetros al oeste de El Cairo, mientras que informaciones no confirmadas indican que el número de víctimas podría ascender a 58.

Tras los trágicos sucesos y en medio del silencio oficial, los principales actos previstos fueron cancelados de improviso y sólo tuvo lugar, organizada por la Embajada británica en Egipto,la tradicional ceremonia religiosa-militar con la que cada año se honran a las decenas de miles de caídos de aquella fatídica batalla.

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, acudió a El Alamein pero no participó en ningún acto público, aunque sí estuvo reunido con las delegaciones extranjeras presentes con motivo del aniversario.

En dicho encuentro, al que asistió el gobernador general de Australia, Peter Cosgrove, Al Sisi aseguró que la memoria de los miles de muertos en El Alamein debe "llevar a renovar el compromiso con el mantenimiento de la paz (...) sobre todo en Oriente Medio", según la agencia oficial de noticias, MENA.

El mandatario visitó el Museo Militar de El Alamein, donde se conservan vestigios de la guerra -armamento, vehículos militares y enseres de los soldados- y que había sido renovado y acondicionado especialmente para la ocasión, con una pista de aterrizaje para el helicóptero del presidente.

Los grandes preparativos en El Alamein, que se engalanó para recibir al mandatario, quedaron ensombrecidos por el último ataque que ha golpeado a las fuerzas de seguridad, blanco habitual de los grupos armados radicales que operan en Egipto, aunque ninguno de ellos ha asumido aún la autoría del mismo.

La nueva ciudad de El Alamein

Al Sisi también iba a inaugurar la nueva ciudad de El Alamein, que surgirá donde entre el 23 de octubre y el 5 de noviembre de 1942 se desarrolló una cruenta batalla, como "ejemplo de la importancia de la paz y la reconstrucción", según MENA.

A pesar de los cambios en la agenda del día, a primera hora de la mañana tuvo lugar la ceremonia militar y religiosa en honor a los fallecidos hace 75 años, en la que participaron numerosos países y uno de los últimos veteranos de la contienda aún con vida, el griego John Nikolopoulos, que en aquel entonces tenía tan sólo 18 años.

El acto se celebró en el cementerio de la Commonwealth, donde reposan los restos mortales de 7.970 soldados que lucharon bajo el mando británico y que ofreció un escenario inmejorable para un homenaje muy sentido, que transcurrió con las notas de una banda militar y los helicópteros militares que sobrevolaban la zona.

Diplomáticos y uniformados de una veintena de países fueron los encargados de depositar coronas de flores en el altar a los caídos, situado en el centro del camposanto, al que subieron posteriormente los agregados militares de Alemania, Italia, Grecia y el Reino Unido.

Los antiguos enemigos lanzaron un mensaje de concordia y reconciliación, al igual que lo hicieron los clérigos de diferentes nacionalidades y distintos ritos cristianos que ofrecieron sus oraciones y, para concluir la ceremonia, recitaron un padre nuestro junto a los cerca de 300 asistentes.

Entre ellos se encontraba un grupo de familiares de los caídos, como Brian Oertel, sobrino de un soldado sudafricano de origen alemán que murió cuando luchaba por la Corono británica, mientras que su padre sobrevivió porque se dedicaba a los suministros.

En la ceremonia, "no ha habido glorificación, sino respeto para los italianos y alemanes y todos, nadie ha dicho 'somos los ganadores'", explicó Oertel emocionado.

Ayer él y otros familiares venidos del Reino Unido visitaron el desierto de El Alamein, donde Oertel pudo imaginar "las difíciles condiciones" en las que luchó su tío Hernest y los demás, que sucumbieron no sólo al fuego enemigo sino a las altas temperaturas y trampas del desierto.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31