Sábado 10/12/2016.

| Política

ETA

Política

Carmen Guisasola y Aitor Bores, pendientes de la decisión de la Audiencia para salir unos días de prisión en verano

Ella es una de las etarras disidentes más activas y podría aprovechar su permiso para hacer algún gesto contra la violencia
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Los históricos etarras Carmen Guisasola y Aitor Bores están pendientes de la decisión de la Audiencia Nacional para gozar de unos días de permiso fuera de prisión este verano, han informado a Europa Press fuentes penitenciarias, que han precisado que en ambos casos cuentan con el informe favorable de la cárcel alavesa de Nanclares de la Oca donde el Ministerio del Interior agrupa a los presos disidentes de la banda que han dado muestras de su ruptura con la violencia.

Las mismas fuentes han precisado que el caso más avanzado es el de Carmen Guisasola, quien ha solicitado un permiso de tres días. Su intención era salir el fin de semana pasado, pero ha contado con la oposición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional tanto al informe favorable de la Junta de Tratamiento de la cárcel como a la decisión del Juez de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, quien accedió a otorgarle el permiso.

El Ministerio Público recurrió esta decisión del juez y ahora es la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional quien debe tomar una decisión.

Por su parte, Aitor Bores, por el momento tan sólo cuenta con el informe favorable de la cárcel alavesa, pero también ha solicitado gozar de varios días de permiso fuera de la cárcel. Aitor Bores es uno de los presos de ETA que ha seguido el camino habitual de quienes demuestran su ruptura con el terrorismo. Llegó al penal alavés el pasado abril después de pasar unos meses en la cárcel de Zuera (Zaragoza), donde ingresó el 9 de julio de 2009, procedente de Murcia. Detenido el 19 de marzo de 1998, fue condenado por el atentado contra la base militar de Araca (Álava) en mayo de 1997 y por constituir en 1996 el 'comando Araba'.

Un preso en segundo grado tiene la posibilidad de disfrutar de hasta 36 días de permiso al año fuera de la cárcel a repartir entre un máximo de seis cada trimestre en la mayoría de los casos. En la actualidad hay varios presos en Nanclares que se acogen a este tipo de permisos con la esperanza de algún día acogerse también a la situación de semilibertad de la que ya disfrutan algunos internos de la banda como José Luis Álvarez Santacristina, 'Txelis' o Andoni Muñoz, entre otros.

GUISASOLA, LA DISIDENTE MÁS ACTIVA

Fuentes penitenciarias, han advertido de que Guisasola podría aprovechar su breve salida de prisión para hacer un gesto ahondando en su conocido rechazo de la violencia que podría consistir en una entrevista a un medio de comunicación, una declaración o la publicación de un artículo. Guisasola es junto al también histórico preso etarra José Luis Urrusolo Sistiaga una de las internas críticas con la banda más activas en Nanclares de la Oca.

Una decena de etarras que cumplen condena en esa cárcel reclamaron recientemente a Bildu medidas que favorezcan la reconciliación con las víctimas de la violencia de ETA y una reflexión crítica del pasado. Entre los presos de la banda terrorista que suscribieron este texto se encontraban históricos de la organización como Urrusolo Sistiaga, Carmen Gisasola y Kepa Pikabea.

No es la primera carta que firma Guisasola escenificando una ruptura con su pasado. Ya a mediados de mayo de 2010, fue una de los ochos presos históricos que firmaron una misiva planteando dar reparación a las víctimas. Junto a ella firmaban otros veteranos ya expulsados de la organización como Joseba Urrusolo Sistiaga, Kepa Pikabea, Andoni Alza, Rafa Caride, Koldo Carrasco, Fernando de Luis Astarloa y Josu García Corporales.

El texto reclamaba abordar el tema de las víctimas y el reconocimiento y reparación de los "daños causados" y reiteraba la necesidad de "poner fin a la lucha armada".

María del Carmen Solozabal Guisasola, alias 'Gorda' o 'Lourdes' se enfrenta a una condena de más de 150 años cárcel por varios delitos terroristas, entre ellos cuatro asesinatos, desde 1983 y 1990 cuando fue detenida en una carretera de la localidad francesa de San Martin de Seignanx y, tras ser enjuiciada en Francia, fue entregada a las autoridades españolas el 1 de marzo de 2001.

MATAR A UN MILITAR, SU "GRAN SUEÑO"

El 8 de abril de 2002 fue condenada a 23 años de prisión por el asesinato de un civil en Vizcaya en junio de 1983 , Eduardo Vadillo en la carretera que une las localidades vizcaínas de Bilbao y Marquina, mediante un artefacto explosivo que iba dirigido contra el vehículo del teniente coronel de la Guardia Civil José Lull Catalá, quien resultó ileso.

Tras el atentado, Guisasola escribió de su puño y letra una nota a la dirección de la banda terrorista en la que explica el error y señalaba que el teniente coronel se "había escapado varias veces" y, en letras mayúsculas: "Era nuestro gran sueño".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31