Viernes 09/12/2016.

| Política

Política

La deuda ahoga a ayuntamientos, a punto de quedarse sin luz y con ediles sin cobrar

  • El Consistorio de Villalba de los Barros (Badajoz), donde sólo trabaja un Policía Local, negoció 'in extremis' un aplazamiento de la factura, para no quedarse sin suministro eléctrico.
  • El 80% de los municipios deben 3.000 millones de euros en deudas a los servicios de recogida de basura.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • En Estepona, el Ayuntamiento ha tenido problemas para pagar el combustible a la Policía Local. En Estepona, el Ayuntamiento ha tenido problemas para pagar el combustible a la Policía Local. Getty

Los ayuntamientos están ahogados. Con la escasez en el crédito, sin liquidez por el desplome de los ingresos de la construcción, los impagos se acumulan en el cajón mientras los proveedores, que viven su particular calvario, tensan la cuerda para que se les paguen sus deudas… El resultado es que con un agujero financiero imposible de asumir, los consistorios buscan ‘in extremis’ tratos con la empresas y subcontratas para mantener servicios  básicos, como la luz en las dependencias municipales, el suministro del agua, o pagar el combustible de la flota de vehículos. Pero hay municipios que ni siquiera tienen dinero ni para pagar al alcalde.

Un ejemplo es Villalba de los Barros (Badajoz), de 1.680 habitantes, donde solo trabaja un Policía Local y los miembros de la corporación no cobran desde julio.  Su alcalde, José Andrés Montero (PSOE), mantiene su trabajo en una empresa de transporte, mientras compagina su labor en la Alcaldía, que arrastra una deuda cercana al millón de euros, y que constantemente se enfrenta a las amenazas de corte el servicio de basura, ni el suministro de agua. “Lo peor pasó cuando nos dieron un ultimátum para que abonáramos la factura de la luz, si no, la cortaban. Al final pudo llegar a un acuerdo con la empresa. Siempre tenemos que garantizar que las deudas se saldarán con el tiempo. Pero la situación, no es mala, sino peor”, confiesa María Fernández, teniente de alcalde  en paro.

El Ayuntamiento de Sevilla también  ha tenido que negociar por vía de urgencia la deuda de 4,9 millones de euros contraída con Endesa,  para evitar que les cortaran la luz en las dependencias municipales.

Otro caso es Estepona, cuyo Consistorio se ha acostumbrado a negociaciones contrarreloj para aplazar o renegociar la deuda con los servicios de basura, o con constructores, a los que deben 18 millones de euros en depósitos por convenios urbanísticos que nunca se ejecutaron. Fuentes del Ayuntamiento, gobernado por el popular José María García Urbano, aseguran que la deuda se eleva a los 267 millones, y que se han encontrado sin liquidez para pagar las nóminas a los funcionarios. Con todos los ingresos que recibirán hasta final de año, aseguran que faltan 5,5 millones para afrontar los sueldos de la plantilla. También han tenido problemas para pagar la gasolina a la flota de la Policía Local.

Para ahorrar gastos, explica un portavoz del Ayuntamiento, se han suprimido las 150 líneas de teléfono corporativas, se han suprimido cargos de confianza, el alcalde ha renunciado al coche oficial y se han eliminado los complementos salariales a los empleados.

En Marbella la deuda también ha golpeado fuerte, aunque en este caso por 15 años de gestión del GIL en los que se esquilmaron las arcas públicas. Pero Juan Antonio Roca, presunto cerebro de la trama Malaya, aportará 600.000 euros de anticipo para reducir los más de 280 millones de euros que el Ayuntamiento tiene pendientes de pago a la Tesorería de la Seguridad Social.

Privatizaciones

 Los problemas, a veces incluso incapacidad, de asumir servicios municipales han llevado a algunos ayuntamientos a optar por la privatización. Por ejemplo, el  servicio de aguas. Según cuenta el Mundo, Jerez quiere que entre un socio privado en la empresa municipal,  que puede ser Aguas de Barcelona (Agbar), como ya ha pasado en Huelva.

Mientras, el sector servicio de limpieza y recogida de basura vive una situación dramática por los impagos, que amenaza con recortar parte de actividad y seguir disminuyendo la plantilla. Aselip, la patronal,  asegura que el 80% de los ayuntamientos les debe más de 3.000 millones de euros.  La demora en el pago de las factura alcanza hasta los 12 meses, es el caso de Madrid, que adeuda 600 millones de euros, o Valencia, con una morosidad de 11 meses.  Los ayuntamientos cumplidores, según Aselip, son los del País Vasco,  Navarra, el de Barcelona y el de Oviedo.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31