Lunes 25/09/2017.

| Política

Política

Autocracias heredadas

  • Corea del Norte riza el rizo al colocar en el poder a la tercera generación de una misma familia de dictadores.
  • Inició la estirpe Kim Il Sung en 1948. Cuando murió, en 1994, le sucedió su hijo Kim Jong Il.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Corea del Norte despide a su 'Querido Líder'

Inició la estirpe Kim Il Sung en 1948. Cuando murió, en 1994, le sucedió su hijo Kim Jong Il. Y después de tan corto mandato (17 años frente a los 46 que su padre se mantuvo en el poder) nada impedirá que el próximo dictador de Corea del Norte sea un nieto del iniciador de la saga. Con 29 años, Kim Jong Un tiene muchas posibilidades de mantenerse en el cargo durante unas cuantas décadas.

Este es el único dato previsible en el país más imprevisible del mundo. Se habrá cumplido así la profecía, esbozada en tono tragicómico por la revista The Economist, según la cual el propio Kim Il Sung promete descender desde los cielos, en abril de 2012,  para conmemorar el primer siglo desde su nacimiento y reencarnarse en su  nieto para continuar dictando los destinos de su bien amado y sufrido pueblo.

Ese salto de la primera a la tercera generación tiene una explicación. A Kim Il Sung no le gustaba su hijo. No aguantaba que fuera amante de la buena vida, de vicios tan capitalistas como la langosta y el vino tinto, y tan bajito a pesar de usar zapatos con plataforma que los norcoreanos tuvieron que aprender a agachar un poco más la cerviz para seguir estando por debajo de la mirada del líder. Y a Kim Jong Il tampoco le gustaban algunos de sus hijos y por eso eligió como sucesor al menor después de ir descartando uno a uno a los demás.

A estas alturas del artículo es evidente que estamos hablando de una saga imperial a cuyos protagonistas, para evitar la confusa ensalada de nombres que empiezan por Kim,  podemos denominar sin ningún rubor Kim I, Kim II y Kim III.

¿Por qué tanto miedo a Corea del Norte?

¿Qué esconde Kim III que tanto miedo da a sus vecinos e incluso a Europa y Estados Unidos? Pues nada que no se sepa desde hace ya muchos años, desde el preciso momento en que se descubrió que Corea del Norte, a pesar de la pobreza de sus habitantes, tiene armas nucleares. Esa terrible realidad es consecuencia de una guerra fría que duró demasiadas décadas y una guerra “caliente”, la que enfrentó a los coreanos del norte y el sur entre 1950 y 1953, que técnicamente no ha terminado todavía puesto que no se ha firmado ningún tratado de paz.

Aunque más miedo deberían dar otras realidades que esconde uno de los países más herméticos del mundo: una estética de masas basada en la coreografía nazi, uno de los ejércitos más numerosos del mundo,  una sistemática violación de los derechos humanos plagada de detenciones arbitrarias y ejecuciones públicas y, lo que es más grave en un país que se autodenomina comunista, una población con un 33 por ciento de niños menores de cinco años afectados de malnutrición y que de vez en cuando precisa asistencia humanitaria.

El mundo occidental trata a Corea del Norte con miedo y cautela a la vez. Reacciona con prudencia a sus provocaciones, la última un ataque de artillería contra una isla surcoreana que causó cuatro muertos en noviembre de 2010, y observa con preocupación sus ensayos de misiles balísticos, de corto alcance pero suficiente para enviar misiles con carga nuclear hacia Corea del Sur o Japón.

Una de cal y una de arena. Poco después de conocer la muerte de  Kim II, la Asamblea General de la ONU ha adoptado una resolución de condena de la situación de los derechos humanos en Corea del Norte a la que se han opuesto, entre otros, China y Rusia. Sin embargo, estos dos países participan también en las conversaciones a seis bandas cuyo objetivo es negociar el futuro del armamento nuclear norcoreano y que están estancadas desde 2008 precisamente por falta de cooperación del régimen de Pyongyang. Paradojas de las relaciones internacionales.

El desconocimiento sobre las ideas que maneja el joven e inexperto Kim III sobre todos estos asuntos abre un período de incertidumbre que pesará sobre la tranquilidad del mundo durante los próximos meses. Pero quienes peor lo seguirán pasando, sin duda, serán los súbditos de un país de 25 millones de habitantes cuya cabeza se sitúa a la altura de los enormes pies de las estatuas de sus dirigentes desde hace más de seis décadas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Septiembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30