Sábado 21/07/2018.

| Política

Política

El "Aquarius" desembarca en Sicilia a 292 personas rescatadas en Semana Santa

El buque Aquarius desembarcó hoy en el puerto italiano de Messina a 292 personas rescatadas del mar durante la Semana Santa, apenas dos días después de que las autoridades marítimas europeas impidieran que salvara a un centenar más y las dejaran en manos de guardacostas libios.

El buque Aquarius desembarcó hoy en el puerto italiano de Messina a 292 personas rescatadas del mar durante la Semana Santa, apenas dos días después de que las autoridades marítimas europeas impidieran que salvara a un centenar más y las dejaran en manos de guardacostas libios.

Cansados pero con la esperanza grabada en los ojos y en cientos de sonrisas, los migrantes descendieron en fila de a uno por la pasarela ayudados por el personal de Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée, las dos ONG que fletaron el único gran buque de rescate que queda activo en el Mediterráneo.

En tierra les esperaban la Cruz Roja Italiana y la Prefectura de Sicilia, que procedieron a conceder un número y fotografiar a cada uno de ellos, antes de proporcionarles mantas, calzado y porciones de comida.

Los más radiantes eran la docena de niños menores de diez años, felices de llegar a tierra y contentos con los juguetes que les entregaron los voluntarios.

Los casos de urgencia médica fueron trasladados a un hospital de Messina, mientras que el resto fueron llevados en autobuses escoltados por la policía a un centro de acogida y registro situado a diez kilómetros de la ciudad.

Allí les esperaban trabajadores de ACNUR (la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados), la Organización Internacional de la Migraciones (OIM), la Cruz Roja y la ONG Save the Children, que comprobarán la información recabada en el buque y asignarán a cada uno la reubicación en otro tipo de centros.

"Hay todo tipo de casos. Siempre hay personas vulnerables, enfermos, gente que busca reagrupación familiar, migrantes económicos, pero también personas con estatus de refugiados y solicitantes de asilo", explicó a Efe Catalina Arenas, responsable humanitaria de MSF en el Aquarius.

"Cada caso se estudia y cada uno sigue un camino porque son diferentes", precisó.

Los migrantes fueron recogidos a lo largo de la Semana Santa por el "Aquarius" en aguas internacionales frente a las costas de Libia, país convertido en el corazón de las mafias dedicadas al contrabando de personas en el Mediterráneo central.

Los dos primeros rescates, practicados el Jueves y Viernes Santo, salvaron la vida de 253 personas que navegaban sin rumbo por el mar tras haber salido de madrugada de la ciudad libia de Al Zawara en dos botes neumáticos.

Las 39 restantes fueron rescatadas en Sábado Santo y viajaban con otro centenar de personas más que acabaron en manos de los servicios de Guarda Costa de Libia después de que el centro de coordinación europeo de rescate en Roma abortara la operación y entregase su autoridad a los guardacostas libios.

Ni la OIM, dependiente de la ONU, ni ninguna otra organización internacional reconocen Libia como un puerto seguro para desembarcar y las ONG consideran que la entrega a la Guardia Costera libia de migrantes en aguas internacionales es contraria al derecho internacional.

La decisión del centro de coordinación de rescates en Roma también podría haber quebrado la ley marítima internacional, ya que los guardacostas tardaron más de dos horas en acudir desde que el "Aquarius" llegara a la zona de rescate y esta dice que debe ser el barco más cercano el que realice la operación.

Tras un largo intercambio de comunicaciones, que pudo comprobar Efe a bordo del "Aquarius", se autorizó al buque la estabilidad la situación, repartir chalecos salvavidas y encargarse de los casos médicos, un total de 39 personas, entre ellas una docena de niños y un bebé de apenas dos semanas.

Concluida esta operación, los guardacostas libios ordenaron al "Aquarius" que se alejara y procedieron al embarque de los que restaban, en lo que varias ONG y organizaciones de la sociedad civil consideran "devoluciones en caliente".

Después el barco emprendió el regreso a Sicilia, un periplo marcado por el mal tiempo, el frío y el fuerte mar, con olas de más de tres metros de alto que lo zarandearon.

El 90 por ciento de los rescatados proceden de países del África Subsahariana y muestran en su cuerpo señales de tortura y abusos físicos, además de enfermedades propias de haber estado largo tiempo en lugares insalubres, como chinches y otro tipo de parásitos.

Muchos de ellos revelaron a Efe, además, historias de abusos psicológicos, maltrato y compraventa de seres humanos a lo largo de su viaje, tanto en los países del Sahel que atravesaron como en Libia, donde debieron pagar más de mil euros a los traficantes por arriesgar su vida en el mar en busca de un sueño.

Por Javier Martín

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31