Sábado 28/10/2017.

| Política

Política

Ankara acusa a los jefes de la diplomacia alemana y austríaca de racismo a Turquía

El ministro turco para Asuntos Europeos, Ömer Çelik, acusó hoy a los titulares de Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, y de Austria, Sebastian Kurz, de ser racistas con su país.
  • Ankara acusa a los jefes de la diplomacia alemana y austríaca de racismo a Turquía EFE

El ministro turco para Asuntos Europeos, Ömer Çelik, acusó hoy a los titulares de Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, y de Austria, Sebastian Kurz, de ser racistas con su país.

"Gabriel no habla por sí mismo. Copia el discurso de la extrema derecha y del racismo europeo", afirmó Çelik en su cuenta de la red social Twitter.

También tildó de racista y "enemigo de la inmigración" al jefe de la diplomacia austríaca, que, aseguró, está al mismo nivel que Gabriel.

"Las declaraciones del ministro de Exteriores alemán sobre nuestro presidente van más allá de la lógica", indicó Çelik, en alusión a las palabras de Gabriel de que la mayoría de los ciudadanos turcos tiene una orientación democrática y no apoya a su presidente, Recep Tayyip Erdogan.

"Creo que muchas personas en Turquía cuentan con que Europa y Alemania apoyen la democracia en Turquía y no se queden mirando sin hacer nada", señaló el lunes Gabriel en un acto en Perl, en el extremo occidental de Alemania, de acuerdo con medios locales.

A juicio del ministro turco encargado de negociar la adhesión de su país a la UE, "Gabriel intenta sabotear las relaciones entre Turquía y la Unión Europea y la gente racista le contesta 'Tienes razón'".

Con respecto a Kurz, todo indica que la crítica turca es reacción a las declaraciones del ministro austríaco de que Erdogan ha desarrollado "rasgos dictatoriales".

El jefe de Estado turco "lleva al país en una dirección equivocada y peligrosa. Su forma de tratar a los críticos, a los que piensan diferente y a las minorías es absolutamente inaceptable. El presidente Erdogan muestra claramente rasgos dictatoriales", dice Kurz al diario alemán "Die Welt" en su edición de hoy.

Las relaciones entre Alemania y Turquía están en uno de sus peores momentos, tras una larga lista de disensos entre ambos países desde que el Parlamento germano reconociera el genocidio armenio.

El último incidente ha sido la detención en España del escritor turco-alemán Dogan Akhanli por una orden de arresto de Interpol tramitada por Ankara.

Aunque Akhanli ha sido puesto en libertad bajo condiciones y se duda de que sea extraditado, su detención se suma a la de otros nueve alemanes encarcelados en Turquía bajo la acusación de propaganda terrorista o de estar vinculados de algún modo con el fallido golpe militar de hace un año en el país.

Asimismo, la reciente llamada de Erdogan a los ciudadanos de origen turco que votan en Alemania a no dar su apoyo a ninguno de los partidos gobernantes en Berlín en las elecciones previstas para septiembre desató la indignación de los líderes germanos.

Pese a todo, en una comparecencia ante la cámara de comercio de Adana (sureste de Turquía), Çelik comentó que Ankara no quiere problemas con Berlín.

"No hay ningún problema entre turcos y alemanes. El hecho de que Sigmar Gabriel haga constantemente declaraciones falsas es parte de la propaganda política alemana. Turquía no hace una política hostil hacia Alemania. Sus declaraciones no cuadran con los lazos que mantiene Turquía con Alemania", declaró el ministro, según el rotativo "Evrensel".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30