Jueves 15/11/2018.

| Política

Política

Acusado de colaborar con ETA dice que dejó su piso a un miembro de la banda para "ir con un ligue" y no para encubrirle

José Juan García González, acusado de colaborar con la banda terrorista ETA en la comisión de un atentado en Getxo en el año 2003, ha asegurado este jueves ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga que dejó las llaves del piso que tenía en Santurce a un miembro de la organización, Aitor Herrera, porque éste se las pidió para "ir con un ligue", y no para encubrile.

A preguntas del fiscal, que pide 16 años de prisión por un delito de estragos terroristas a causa de los daños materiales que provocó el atentado de Getxo, García González ha negado pertenecer a ETA y que en 2003 recibiera una carta en la que se admitía su integración en la banda.

Según el escrito de acusación, García González formaba junto a los también miembros de la organización terrorista Aitor Herrera, alias 'Tasio', Jon Kepa Preciado y Eneko Aguirresarobe, alias 'Andoni', un comando de ETA en Vizcaya y fueron ellos los que "idearon, planificaron y desarrollaron" el ataque en el Hotel Los Tamarises de Getxo. Ninguna persona resultó herida, aunque la deflagración provocó daños en el hotel, calles aledañas y vehículos aparcados en la zona por valor de cerca de 240.000 euros.

El acusado ha dicho que conocía a Aitor Herrera y Jon Kepa Preciado, los dos ya condenados por estos hechos, porque eran de su pueblo y mantuvo con ellos una "relación de amistad", pero ha negado que le propusieran integrarse en ETA o ayudarles a cometer un atentado. Sin embargo, ha indicado que no conoce a Eneko Aguirresarobe, otro de los presuntos autores.

"CUANDO ALGUIEN NECESITABA LAS LLAVES, SE LAS DEJABA"

En cambio, sí ha reconocido que a Herrera le dejó las llaves de su piso de Santurce porque él apenas iba, ya que en aquella época vivía más en casa de su novia, en Barakaldo. "A Aitor le he dejado las llaves, pero no para ningún acto delictivo, sino que me las pedía para ir con una novia, amiga o lo que fuera. Nadie me ha pedido nunca el piso para dar cobertura a la comisión de ningún delito", ha explicado.

A preguntas de su abogado, García González --apodado 'Gogoan'-- ha ido más allá y ha afirmado que en realidad no sabe cuántas personas pudieron tener acceso a las llaves de su piso de Santurce porque se las ha prestado a más personas: "Cuando alguien las necesitaba, se las dejaba".

El propio Aitor Herrera, en videoconferencia desde prisión, ha confirmado que conocía al acusado del pueblo y que pudo pedirle las llaves del piso para ir "con una chica, no en el contexto de ETA". Aunque primero ha dicho que no recuerda exactamente si estuvo o no en ese domicilio, a continuación ha resaltado que le pediría las llaves "en un contexto de amistad", ya que en aquel año vivía con sus padres y "con veintitantos años es normal buscar un lugar para mantener relaciones sexuales".

A la pregunta de por qué incriminó a García González en el atentado de Getxo en su primera declaración tras ser detenido, el etarra ha respondido sufrió torturas y malos tratos, por lo que ahora no ha querido ratificar la presunta participación del acusado. Además, ha señalado que "nunca formó parte de ningún grupo ni de la banda ETA".

UNO DE LOS ETARRAS NO SE FIABA DE ÉL

Sí ha reconocido que en una reunión con Jon Kepa Preciado éste le entregó una carta para entregar a García González con la finalidad de que se integrara en la organización terrorista, pero que fue el propio Herrera el que le contestó que no lo hiciera porque no se "fiaba" de él.

"Se decidió no mandarle esa carta porque le comenté a Jon Kepa que no me fiaba porque no estaba seguro de que fuera a aceptar una propuesta de ese tipo. Por eso no ha podido participar en lo de Getxo ni en nada relacionado con ETA. Consideraba que políticamente no estaría de acuerdo en entrar en ETA. Jon Kepa se debió llevar la carta y nunca se entregó al acusado", ha comentado, a lo que ha añadido que el acusado trabajaba entonces "en el mar" y "se pasaba grandes temporadas fuera del pueblo".

Por su parte, Jon Kepa Preciado, también en videoconferencia desde prisión, ha admitido también que conoce a García González "del pueblo", que tuvo relación con él "de amistad, nada que ver con ETA" y que "hace muchos años" que no tiene contacto con él. Asimismo, ha apuntado que no sabe si intervino o no en el atentado de Getxo porque ha asegurado que él tampoco participó.

En el juicio también ha intervenido la que fue novia del acusado en la fecha del atentado, quien ha confirmado que entonces vivía con ella en su casa de Barakaldo y que el día que explotó la bomba estaban juntos en Santurce con motivo de las fiestas de San Juan.

Según ha explicado el abogado de García González, que ha pedido la libre absolución de su defendido, en caso de que el tribunal considere probado que los etarras que cometieron el atentado estuvieron en el piso de Santurce propone que la condena sea por el delito de encubrimiento --que estaría prescrito--, pero no por el de la autoría de estragos terroristas. Mientras, el fiscal ha mantenido su petición de 16 años de cárcel.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30