Lunes 16/10/2017.

| Política

Política

Los presidentes de la ANC y Òmnium compartirán prisión con Ignacio González, Jordi Pujol Jr o Sandro Rosell

Los presidente de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y de Òmnium Cultura, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente, coincidirán en la prisión de Soto del Real (Madrid) con otros conocidos internos como Ignacio González, Jordi Pujol Ferrusola, Sandro Rosell y Gerardo Díaz Ferrán, han informado a Europa Press fuentes de Instituciones Penitenciarias.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha decretado este lunes por la noche el ingreso en prisión incondicional sin fianza para los presidentes de ambas entidades independentistas por un delito de sedición.

Sánchez y Cuixart están acusados de promover las concentraciones del pasado 20 y 21 de septiembre en Barcelona con las que se dificultó la labor de la comisión judicial que investigaba la logística del referéndum del 1 de octubre suspendido por el Tribunal Constitucional.

Con 78.000 metros cuadrados y a 40 kilómetros al norte de Madrid, Soto del Real es la cárcel de referencia para los jueces de la Audiencia Nacional cuando decretan medidas preventivas de prisión. En estas instalaciones estuvo ingresado el extesorero del PP Luis Bárcenas y el fallecido Miguel Blesa. El exbanquero Mario Conde ha sido otro de sus internos más célebres.

El módulo 1, que es donde ingresan los presos considerados poco conflictivos o de edad elevada, acogió a los cabecillas de la trama Lezo: el expresidente madrileño Ignacio González y su hermano Pablo. El primero de ellos fue trasladado a mediados de julio al módulo 10, el conocido como 'módulo UNED' por ser el habilitado para el estudio de carreras universitarias.

Fuentes jurídicas consultadas por Europa Press señalaron entonces que el traslado al módulo 10 se produjo por "falta de espacio" en el anterior, sin ser solicitado por su defensa. Coincidió con el ingreso en prisión en ese mismo centro penitenciario de cuatro dirigentes de la Federación Española de Fútbol, entre ellos su expresidente Ángel María Villar.

Un mes más tarde que Ignacio y Pablo González, el 25 de mayo, ingresó en Soto del Real el expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell por los delitos de blanqueo y organización criminal. La juez Carmen Lamela lo acusó de haber lavado a través de una estructura empresarial en Andorra 8,4 millones de euros para el expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol Ricardo Teixeira y casi 6,6, para sí mismo.

Rosell comparte celda con su socio y amigo Joan Besolí, el abogado andorrano acusado de proporcionarle la estructura necesaria para poder blanquear el dinero de procedencia ilícita. Concretamente, comparten una de las celdas de algo más de 10 metros cuadrados con baño propio y ducha. Soto del Real, construida en 1995, cuenta con 1.000 celdas repartidas en 14 módulos, uno de ellos para mujeres.

Edmundo Rodríguez Sobrino, hombre de confianza de Ignacio González en las estructuras del Canal de Isabel II en América, también ingresó en un principio en Soto del Real, aunque posteriormente el juez solicitó su traslado a Estremera, la prisión madrileña donde estuvo ingresado dos años y medio (hasta que pagó la fianza de 400.000 euros) Francisco Granados, principal implicado en el caso Púnica.

LA JORNADA EN PRISIÓN

La jornada en Soto del Real comienza a las 8.00 horas con la limpieza de la celda y el desayuno. A las nueve están programadas actividades hasta la una, la hora fijada para comer. La prisión establece un horario de descanso entre las dos y las 16.30 para, a continuación, dar paso a otras actividades. A las 20.00 horas, tras la cena, cada interno tiene que estar de nuevo en su celda.

En la prisión de Soto también se encuentra desde diciembre de 2012 el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, detenido en el marco de la denominada Operación Crucero y ya condenado en firme por el 'caso Marsans' y por el uso fraudulento de las tarjetas 'black' a dos años de prisión. Aún tiene pendiente el juicio por la salida a bolsa de Bankia, de la que fue consejero.

La concentración de internos y la yuxtaposición de causas llevó en abril de 2016 al Ministerio del Interior a cambiar de prisión a Luis Pineda, jefe de Ausbanc, y a Miguel Bernard, responsable de Manos Limpias. De Soto del Real fueron trasladados, respectivamente, a Estremera y Navalcarnero, evitando así problemas con otros internos como Díaz Ferrán y Mario Conde.

Entre sus más de 1.300 internos se encuentran yihadistas como Driss Oukabir, hermano de uno de los terroristas abatido en Cambrils que formaron supuestamente parte de la célula que atentó en Cataluña el 17 y 18 de agosto. El 30 de junio quien ingresó en esta cárcel fue el primogénito del clan Pujol, Jordi Pujol Ferrusola.

La Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional acordó días después que podría salir en libertad si depositaba en metálico tres millones de euros en concepto de fianza, un requisito que a día de hoy no ha podido cumplir.

El mayor de los Pujol se encuentra en prisión preventiva por los delitos de blanqueo continuado de capitales, fraude fiscal y falsedad documental relacionados con la gestión del patrimonio de la familia, cuyo origen atribuye a una herencia no declarada del abuelo Florenci.

La nómina de políticos catalanes en Soto del Real incluye a los dirigentes de la extinta CiU Lluis Prenafeta y Macià Alavedra, detenidos en octubre de 2009 por orden del juez Baltasar Garzón en el marco de la instrucción del caso Pretoria, que investigó la corrupción en varios ayuntamientos barceloneses.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30