Lunes 05/12/2016.

| Bizkaia

Bizkaia

Un 54% de vascos rechaza la decisión del TS sobre Sortu y un 64% respalda al TC por legalizar Bildu

Un 46 por ciento apuesta por acabar la legislatura en Euskadi y un 43 por ciento reclama un adelanto electoral
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Un 54 por ciento de los vascos rechaza la decisión del Tribunal Supremo de no aceptar el registro de Sortu como partido legal frente un 28 por ciento que la respalda, mientras que un 64 por ciento respalda la decisión del Tribunal Constitucional de aceptar las candidaturas de Bildu en las pasadas elecciones del 22 de mayo. Por otra parte, un 46 por ciento apuesta por acabar la legislatura en Euskadi, frente a un 43 por ciento que reclama un adelanto electoral

Estos datos se recogen en el último Euskobarómetro hecho público este viernes, que recoge la opinión de los 1.200 ciudadanos entrevistados en sus domicilios entre el 27 de mayo y el 17 de junio.

El rechazo a la decisión del Supremo respecto a Sortu es generalizado entre los nacionalistas (74%) y sus electorados (desde el mínimo 57% del PNV y el máximo del 97% de Aralar, además del 45% de los abstencionistas), mientras que el respaldo solo encuentra el apoyo mayoritario del electorado del PP (80%). Los no nacionalistas se muestran divididos a favor y en contra (40% y 36%, respectivamente), lo mismo que los votantes socialistas (44% y 23%, respectivamente).

Por su parte, un 64 por ciento de los entrevistados respalda la decisión del Tribunal Constitucional de aceptar las candidaturas de Bildu en las pasadas elecciones del 22 de mayo, frente al 20 por ciento que muestra su desacuerdo con la misma.

Además, un 59 por ciento piensa que el Tribunal Constitucional actuó "en clave política" a la hora de adoptar su decisión, siendo algo que comparten todos los electorados (desde el mínimo del 69% de Bildu al máximo del 100% de UPyD), con la excepción de los socialistas, que se muestran desorientados (27%) o muy divididos entre esa opinión (35%) y la contraria (17%).

Por otro lado, un 56 por ciento considera beneficioso para el futuro del País Vasco la participación electoral de Bildu, frente a un 20 por ciento que la consideran perjudicial (20%). Por lo primero optan los nacionalistas (76%) y sus electorados (desde el mínimo del 58% del PNV al 97% de Bildu) y EB (59%), mientras que lo segundo solo concita el apoyo mayoritario del PP (77%), mostrándose los no nacionalistas (38% y 33%, respectivamente), en general, y los votantes socialistas (34 % y 42 %), en particular, mucho más divididos.

PNV "BENEFICIADO"

El 21 por ciento de los entrevistados opina que el PNV ha sido "el gran beneficiado" por la legalización de Bildu, mientras que el 24 por ciento no cree que haya beneficiado a nadie. Por el contrario, el 31 por ciento considera que el principal perjudicado ha sido el PSE-EE, seguido del PP (13%), el PNV y Aralar (9%), EB (2%) o todos (10%), en general.

Por otro lado, un 46 por ciento apuesta por acabar la legislatura en Euskadi, frente a un 43 por ciento que reclama un adelanto electoral. El adelanto electoral es apoyado mayoritariamente por los votantes de Bildu (64%), el PNV (58%) y Aralar (55%), mientras que la continuidad lo es por los socialistas (87%), EB (55%) y los abstencionistas (49%), mostrándose el PP muy dividido (41% frente a 48%, respectivamente) entre ambas opciones.

"SATISFECHOS" CON LOS RESULTADOS

El 57 por ciento de los vascos se muestra muy o bastante satisfechos con el resultado de las elecciones locales y forales del 22 de mayo, frente al 37 por ciento que se manifiesta insatisfecho (37%), sobre todo entre los no nacionalistas (56%) y los votantes socialistas (74%), populares (68%) y de EB (83%), así como en Álava (49%).

El 80 por ciento no cambiaría su voto o su abstención a la vista del resultado, un 10 por ciento se abstendría o votaría en blanco, un 3 por ciento habría ido a votar, un 2 por ciento cambiaría de papeleta y un 5 por ciento no sabe qué haría en ese supuesto. Entre los votantes, los que más habrían cambiado de voto son los de Aralar, populares y EB (9%), seguidos de los socialistas (4%) y PNV (2%), así como los abstencionistas (10%).

A la hora de formas mayorías de gobiernos locales y forales, el 49 por ciento apuesta por la lista más votada. Además, el 53 por ciento rechaza la fórmula de ampliar el pacto de estabilidad entre PSE-EE y PP al PNV, frente al 24 por ciento que la respalda.

RAZÓN DEL VOTO

En cuanto a las razones de voto de cada electorado, al PNV le han votado, además de sus identificados (40%), por su capacidad de gobierno (25%) y por sus candidatos (17%). Al PSE-EE le han votado, sobre todo, sus electores más fieles e identificados (61%). Al PP, además de sus identificados (34%), le han votado por sus candidatos (22%) y su capacidad de gobierno (11%).

Por su parte, a EB le han votado sus fieles (38%) y para garantizar gobiernos de izquierdas (32%), mientras que a Aralar, además de sus identificados (40%), le han votado por sus candidatos (30%) y el rechazo a la violencia (18%). Finalmente, a Bildu, además de sus fieles (48%), le han votado por sus candidatos (13%), por su "rechazo a la violencia" (9%) o por "facilitar la pacificación" (9%).

El saldo de entre 150.000 y 170.000 votos que gana Bildu con respecto al voto nulo de 2009 (alrededor de un 40% de su voto actual) proviene de su propia abstención anterior (23%), del préstamo al PNV (8%), de EA (6%), de los nuevos votantes (6%), del préstamo a Aralar (5%) y de EB (4%).

Por su parte, los 66.000 votos que pierde el PNV (un 17% de su electorado de 2009), que se van, sobre todo, hacia la abstención (8%) y Bildu (6%), no compensan los que recibe de todo el espectro político y los nuevos votantes.

Los 8.000 votos que gana el PP (un 5% de su electorado de 2009) provienen, sobre todo, del PSE-EE (11%) y de la abstención (6%) y compensan sus propios desmovilizados y lo que cede a UPyD.

Los 138.000 votos que pierde el PSE-EE (un 43% de su electorado de 2009), sobre todo, hacia la abstención (10%), el PP (4%), el PNV (3%) y EB (1%), no compensan los que recibe del PNV o de los nuevos votantes.

Los 25.000 votos que pierde Aralar (el 40% de su electorado de 2009), sobre todo, hacia Bildu (28%) y la abstención (5%), no compensan los que haya podido recibir de la abstención, el PNV, el PSE-EE y los nuevos votantes.

Por otro lado, los 1.000 votos que pierde EB van, como en el caso de Aralar, hacia Bildu y la abstención. Los 13.000 votos que pierde UPyD (un 59% de su electorado de 2009) lo son, sobre todo, hacia el PP y la abstención, sin que pueda compensar los que recibe de sus opciones nodriza y de los nuevos votantes. Finalmente, los nuevos votantes se reparten, sobre todo, entre la abstención (36%), Bildu (33%), el PNV (17%) y el PSE-EE (22%).

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31