Martes 06/11/2018.

Ocio

Un fin de semana en Sigüenza: dónde comer y dormir a cuerpo de rey

  • A hora y media de Madrid, ya en la provincia de Guadalajara, este municipio posee una extensa
  • Tomarse un seguntino, comer en el Doncel y hospedarse en el Relais & Châteaux Molino de Alcuneza

Sigüenza, la Ciudad del Doncel, un municipio guadalajereño que ostenta el premio ‘Capital del Turismo Rural 2017’, es uno de esos rincones de España que merece la pena conocer. Tomarse un seguntino o los que se tercien, comer en el Doncel, la primera estrella Michelín de la provincia y hospedarse en el Relais & Châteaux Molino de Alcuneza, un espacio donde reconciliarse con la vida tranquila, campestre, el paladar sibarita y elegante pero informal, la acogida cálida y el trato discreto.

A hora y media de Madrid, ya en la provincia de Guadalajara, este municipio posee una extensa historia que se abre paso en cada una de sus calles. Durante siglos fue una ciudad medieval muy próspera y, gracias a ello, hoy conserva un imponente castillo y una catedral del siglo XII que ayudó a que el municipio creciese.

Disfrutar de un fin de semana en Sigüenza es un placer y hacerlo en el Molino de Alcuneza Hotel Spa un capricho exquisito. Se encuentra en un enclave cultural y natural a 5 kilómetros de la villa medieval de Sigüenza, al lado de la Alcarria, en la Serranía de Guadalajara. Entre el Parque Natural de las Hoces del Río Dulce y la reserva natural de Los Saladares de la cuenca del río Salado.

Es complicado describir el gusto de sentarse frente a una chimenea, copa en mano, un viernes a las ocho, después de una semana de trabajo, ruido, prisas… Muy fácil es disfrutar de ese rato. Con una atención impecable, un ambiente acogedor y la compañía, que siempre ayuda.

Son las diez, hora de cenar. El restaurante, a los mandos de Samuel Moreno, ofrece tres menús, a cual mejor. Escabeches, caza, setas y miel entre otros muchos ingredientes forman parte de una variada selección de platos sorprendentes y llenos de matices. Y que no falte el pan. La pasión del chef por la panadería y la tradición que une a este antiguo molino harinero con el cereal, han dado como resultado que en este restaurante se sirvan a diario hasta siete tipos de panes de elaboración propia, realizados con técnicas de vanguardia y harinas ecológicas de la zona, que sin duda conforman una de las mejores ofertas de pan artesano del país.

Llega la hora de irse a la cama. Una habitación cómoda y acogedora. Decorada con mimo y personalidad que te hace sentir como en casa.

Y para empezar el sábado con energía, con la atención de la directora del hotel, Blanca Moreno, disfrutamos de un desayuno como Dios manda. Seleccionado varias veces como uno de los mejores desayunos de hotel por crítica especializada. Croissant de mantequilla, hojaldres, financiers, bizcochos, yogur, cuajada con leche fresca de oveja, etc., todo ello realizado por nuestro personal a diario. Quesos ecológicos, embutidos, de la zona, zumo naranja, smoothies de fruta, miel, mermeladas, tostadas de pan de aceite, huevos....

Un fin de semana en Sigüenza es pasear por sus calles, llamadas travesañas, un evocador circuito medieval que no deja indiferente a nadie. Para los amantes del medievo, éste es vuestro lugar.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias