Viernes 17/11/2017.

| Noticias

Noticias

Las redes sociales ante situaciones de emergencia: cuando compartirlo todo perjudica más que ayuda

El atentado sufrido este jueves en Barcelona y Cambrils, ha dado lugar a numerosas muestras de apoyo en las redes sociales hacia las víctimas. Muchos usuarios, con la intención de colaborar, han compartido fotografías, vídeos e informaciones que no siempre proceden de fuentes oficiales y que pueden perjudicar más que ayudar.

El Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil (GDT) ha aconsejado a través de las redes sociales no difundir bulos, ni imágenes de víctimas ni de operativos policiales. La viralización de determinados contenidos, especialmente los bulos, puede generar una alarma innecesaria entre la población.

WhatsApp es uno de los canales predilectos para este tipo de contenidos falsos. Desde el jueves por la tarde, han circulado de usuario en usuario diversos audios de personas que, supuestamente, se encontraban en lugares donde también estaban sucediéndose ataques contra la gente. Alguno hacía mención a bombas. Resultaron ser falsos.

Compartir imágenes de las víctimas puede no solo herir la sensibilidad de muchas personas, en un momento que de por sí genera dolor. Supone también, como ha advertido la Policía Nacional, una falta de respeto hacia las propias víctimas y sus familias, dado que nadie quiere enterase por los medios de comunicación de que su familiar está herido.

Grabar o fotografíar a los efectivos de las Policías autonómicas o locales en medio de un operativo puede, lejos de informar, contrarrestrar la efectividad de estas operaciones. Como ha explicado un portavoz de la Policía Nacional a Portaltic, lo que se compartir en las redes sociales es público, y esto significa que también lo pueden ver "los malos" y saber de esta forma dónde ha establecido un control la Policía, a qué vía se aproximan o a qué tienda entran.

LO QUE SÍ AYUDA

Vivimos pegados al móvil, y a través de Internet y las redes sociales nos mantenemos informados. Es difícil no hacerlo, incluso si la situación nos sobrepasa. Por ello, desde la GDT han compartido aquellos contenidos que sí podemos ayudar a difundir.

Se trata de las informaciones procedentes de fuentes oficiales. Los servicios de emergencia son los que están trabajando sobre el terreno y quienes mejor pueden informar sobre lo que está sucediendo. En lugar de los bulos de procedencia desconocida, se pueden compartir los avisos y comunicados, por ejemplo, de la Policía o Los Mossos d'Esquadra, de los órganos oficiales de gobierno o de Protección Civil.

La información que aportan estas fuentes cumplen un doble cometido: ayudar a establecer la normalidad, en lugar de generar más pánico, y aportar información útil.

LAS REDES SOCIALES TAMBIÉN SON ÚTILES

No todo lo que se ha compartido por las redes sociales ha terminado causando alarma innecesaria; plataformas como Google o Facebook activaron sendos servicios de emergencia, que permiten tanto comunicar a los amigos y familiares que se está a salvo como obtener información, procedente de fuentes oficiales, sobre lo que ocurre.

Safety Check de Facebook permite al usuario avisar a sus contactos de que se encuentra bien con solo pulsar el aviso de comprobación. Sin tener que escribir ni llamar. Además, esta herramienta tiene como complemento 'Ayuda a la Comunidad', que permite a las personas encontrar y proporcionar ayuda después de una crisis, por ejemplo con comida, refugio o transporte.

En el caso de SOS Alert de Google, la compañía ofrece un lugar donde acceder a toda la información útil y oficial sobre los acontecimientos, con mapas y teléfonos de contacto, entre otros. Está destinado a que la gente sepa qué hacer o a dónde ir para estar a salvo.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30