Viernes 14/12/2018.

| Noticias

Noticias

Las dos mitades de una obra de Canaletto reunidas por primera vez en Roma

Las dos mitades de una pintura del italiano Giovanni Antonio Canal, "Canaletto", separadas desde su creación en 1751 y custodiadas en Cuba y el Reino Unido, se exhiben por primera juntas en una muestra inaugurada hoy en Roma sobre el veneciano.
  • Foto 2 de Las dos mitades de una obra de Canaletto reunidas por primera vez en Roma EFE
  • Foto 1 de Las dos mitades de una obra de Canaletto reunidas por primera vez en Roma EFE
  • Las dos mitades de una obra de Canaletto reunidas por primera vez en Roma EFE

Las dos mitades de una pintura del italiano Giovanni Antonio Canal, "Canaletto", separadas desde su creación en 1751 y custodiadas en Cuba y el Reino Unido, se exhiben por primera juntas en una muestra inaugurada hoy en Roma sobre el veneciano.

Lo hace en una gran retrospectiva, la mayor reunida jamás en Italia sobre su producción, para conmemorar los 250 años de la muerte de este notable paisajista de la Venecia del siglo XVIII, explican sus organizadores.

Omnipresentes son los canales de su ciudad en la creación de Canaletto (1697-1768), aunque son otras aguas, sin embargo, a las que aluden las dos citadas mitades: las del londinense río Támesis a su paso por el barrio de Chelsea.

Un paisaje que está recreado con toda "la poesía y sensibilidad" que caracteriza al veneciano, señala a Efe la comisaria de la exposición, Bozena Anna Kowalczyk.

La mitad izquierda es propiedad de la institución inglesa National Trust, mientras que la derecha, de dimensiones algo más grandes, pertenece a los fondos del Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana.

Se cree que la obra fue dividida por el propio autor por "motivos comerciales" tras ser acabada, cuenta Kowalczyk, que destaca la particularidad del corte, adoptado por el italiano "solo en esta ocasión", dice.

Lo cierto es que aún en la actualidad este óleo sobre tela vale más por separado que junto, según apunta la responsable.

Explicó que el lienzo "unido tendría un valor no inferior a 10 millones de libras (11,4 millones de euros)", mientras que por separado "la parte inglesa podría alcanzar entre los 6 y 7 millones de libras (de 7 a 8 millones de euros) y la cubana, aún más", subraya.

En su conjunto, la obra reunida muestra la panorámica del Chelsea de entonces, sus construcciones arquitectónicas a orillas del Támesis, sus embarcaderos o los jardines y bosques que separaban este distrito londinense de la vecina Battersea.

De la obra en su conjunto solo existe una referencia histórica, cuando en 1951 el propio artista invitó a sus coetáneos a visitar su estudio en Londres para apreciar su arte, dice a Efe la responsable de la colección de arte italiano del museo cubano, Niurka Fanego.

La intención de "Canaletto" con esta invitación publicada en el periódico londinense "Daily Advertiser", agrega, era acallar los rumores que afirmaban que sus obras eran en realidad realizadas por su sobrino Bernardo Bellotto.

En 1959 la fracción derecha del cuadro pasó a manos del gobierno cubano como legado del millonario coleccionista Oscar Cintas a su muerte, y, desde entonces, el lienzo no había salido nunca de la isla.

Y según señala Kowalczyk, el visto bueno a la cesión por parte del gobierno cubano llegó "hace solo unos meses".

"No siempre hemos tenido buenos momentos, como cualquier país, para conceder préstamos", reconoce Fanego, para después subrayar que desde Cuba los préstamos de obras "se están impulsando con todo el mundo y aceptando a partir de propuestas de diferentes países".

La retrospectiva se exhibe desde mañana y hasta el 19 de agosto en el palacio romano Braschi, en la plaza Navona de la capital, y en ella se reúnen 42 pinturas, 9 dibujos y 16 libros y documentos de archivo provenientes de fondos privados y públicos.

Entre estos tesoros destaca, como no podría ser de otra manera, las telas sobre la mítica Venecia, como "Il Canal Grande con Santa Maria della Caritá" (1697-1768) o "Il Canal Grande da nord, verso il ponte di Rialto" (1697-1768), procedentes de la pinacoteca Giovanni e Marella Agnelli de Turín (norte).

Una sala entera está dedicada a la "veduta" (vista) de Roma, adonde "Canaletto" llegó con su padre y hermano entre 1719 y 1720 fascinado por "sus templos, columnas y el foro", cuenta Kowalczyk.

De este periodo se incluyen tres de sus llamados "caprichos arquitectónicos" (representación de elementos reales y fantásticos), como una vista imaginaria de ruinas romanas, hoy en manos privadas, o una espectacular pintura de 1723 por encargo y que testimonia su conocimiento arqueológico y su gran calidad pictórica.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31