Martes 27/03/2018.

| Noticias

Noticias

Puigdemont seguirá detenido mientras se tramita la euroorden

  • El proceso podría alargarse unos 60 días
  • Christophe Marchand, uno de los abogados en Bélgica de los políticos independentistas reclamados por la justicia española, anuncia que no pedirán, por ahora, asilo político
  • Foto 2 de Puigdemont seguirá detenido en Alemania y JxCat impulsa un gesto en el Parlament EFE

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont seguirá detenido en Alemania mientras la justicia de este país estudia la orden de detención y entrega cursada por España, al tiempo que JxCat promueve un gesto para reivindicar su figura en un Parlament sin margen legal para investirlo.

"La decisión de hoy no significa que Puigdemont vaya a ser extraditado, sino que ahora empieza el proceso", ha dicho el fiscal superior del distrito judicial, Georg Güntge, ante la prisión de Neumünster, donde ayer ingresó Puigdemont después de ser detenido tras cruzar la frontera con Dinamarca.

En un comunicado, el tribunal de primera instancia de esa localidad, donde hoy ha comparecido el líder de JxCat, ha aceptado la petición de la Fiscalía general del estado federado de Schleswig Holstein para que Puigdemont continúe en prisión por considerar que existe "riesgo de fuga".

Según el tribunal, "no hay aún evidencia" de que la euroorden de detención y extradición a España, emitida el 23 de marzo, "no esté justificada", cuestión que, en última instancia, deberá determinar la Fiscalía de Schleswig.

Christophe Marchand, uno de los abogados en Bélgica de los políticos independentistas reclamados por la justicia española, dijo este martes a Efe que la defensa de Carles Puigdemont no contempla "en este momento" que el expresidente autonómico pida asilo político en Alemania.

"No, en este momento no", respondió Merchand a la pregunta de si los abogados internacionales Puigdemont contemplan la posibilidad de que solicite asilo político en Alemania, donde el domingo fue detenido cuando viajaba en coche de Finlandia a Bélgica y hoy permanece encarcelado hasta que las autoridades germanas decidan sobre su extradición.

La defensa confía en que rechacen a la euroorden

Merchand, que "formalmente" defiende en Bélgica a los exconsejeros regionales de ERC Toni Comín y Meritxell Serret, participa en la "defensa común" de Puigdemont y de los políticos independentistas de JxCat reclamados por la justicia española que huyeron el pasado octubre junto a Puigdemont, Lluís Puig y Clara Ponsatí.

"Hay una organización general de la defensa (...). Como argumentamos que hay problemas muy importantes a nivel de derechos fundamentales de la Unión Europea, compartimos el trabajo", señaló Marchand, quien no ve motivos para creer que la detención de Puigdemont en Alemania sea negativa para sus intereses.

Explicó que su razonamiento es jurídico y no político, y que se basa en su opinión de que el desafío independentista del 1-0 fue un acto político no violento y en que a su juicio la justicia española no garantiza los derechos humanos de sus clientes a través de un juicio justo.

"Según nuestra posición, cualquier país de Europa va a rechazar la euroorden. Es lo que esperamos", comentó Merchand, belga francófono de 47 años que estudió de Erasmus en la Universidad Autónoma de Madrid y que alaba el sistema judicial español "en muchos ámbitos" como "en la protección de la mujer", al tiempo que opina que "a alto nivel judicial hay un problema".

"A nivel de los problemas de la unidad de España, es una palabra fuerte pero, hay 'histeria judicial'. Eso significa que los juces han perdido la razón, la racionalidad", opinó el abogado.

Dijo que el delito de rebelión que en España puede conllevar hasta 30 años de cárcel y que se les imputa, entre otros, a Puigdemont, Comín y Ponsatí "se encuentra en cada código penal del mundo, en Bélgica y en Alemania también".

"La discusión fundamental se encuentra en la violencia: si hubo violencia o no, y qué tipo de violencia", dijo el letrado, que considera el independentismo catalán "un movimiento pacífico".

El letrado belga, que también defiende al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado desde hace seis años en embajada de Ecuador en Londres y activo defensor de la causa independentista catalana, declinó revelar quien paga sus honorarios.

"Soy abogado, así que no trabajo gratis. Mi trabajo está pagado en el caso de Assange o en el caso catalán. Pero quién me paga es secreto profesional", concluyó.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Abril 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30