Viernes 26/04/2019.

| Noticias

Noticias

Time Machine V3+ revive la nostalgia de las arcade con un diseño retro y amplias posibilidades de personalización

Entre 1975 y 1995, la industria del videojuego dio a luz varios de los ordenadores y videoconsolas que aún a día de hoy se mantienen entre los más populares, como NES, ZX Spectrum, o la portátil GameBoy. Para aprovechar esta nostalgia, la compañía española TOAD ha lanzado recientemente la retroconsola Time Machine V3+.

Time Machine V3+ es en realidad una plataforma de emuladores de consolas a través de una placa con Raspberry Pi, y permite jugar a 31 plataformas de juego clásicas. Aprovecha de esta manera el tirón de las consolas retro en versiones mini a lo largo de los dos últimos años, como las NES y SNES mini de Nintendo o la más reciente PlayStation Classic.

En cuanto a su diseño, apela a las consolas arcade recreativas, con un 'joystick' y una botonera con seis botones de control, dos laterales de menú, y uno simulando un receptor de monedas que sirve para recargar créditos en las partidas. Esto viene acompañado del sistema MAME (Multiple Arcade Machine Emulator), uno de los emuladores más populares de máquinas recreativas.

El uso de la botonera y el 'joystick' clásicos supone uno de los mayores atractivos de Time Machine V3+. Tanto por materiales como por su buena precisión y funcionalidades, los botones de la retroconsola reviven con fidelidad la experiencia de jugar en una consola recreativa, en un tamaño más reducido.

DISEÑO ARTESANO Y PERSONALIZABLE

TOAD, compañía especializada en 'retrogaming', es decir, en reproducir plataformas de videojuegos clásicas, presume con Time Machine V3+ de un diseño artesano y de fabricación en España, con un cuerpo realizado en madera, una de sus señas de identidad.

TOAD fabrica cada consola de forma artesanal, a medida que reciben el pedido. Esto hace que cada consola sea única e, incluso, la compañía advierte de que el producto puede variar con respecto a las imágenes promocionales, en especial en el tono de la madera, que de hecho, puede llegar a ser sustancialmente más oscuro debido al barniz.

Entre las mayores virtudes de Time Machine V3+ se encuentran las posibilidades de personalización del 'hardware'. Es posible elegir acabados distintos de madera, con bordes de metal o no, así como el color del 'joystick' y de los botones, de manera que la consola construida se parezca lo más posible a las recreativas que recordamos de nuestra infancia.

LA CONEXIÓN A INTERNET, VIRTUD E INCONVENIENTE

La consola de TOAD ofrece también otras opciones de personalización a los usuarios, que pueden introducir ROMs de videojuegos desde un ordenador. Como inconveniente, para ello es necesario tener conectada la consola al 'router' mediante cable Ethernet o mediante un pincho USB. El 'pack' no incluye ninguno de estos dos elementos.

Los usuarios están obligados a conectar la consola a Internet también para instalar las actualizaciones del 'software', así como para disponer del catálogo completo de juegos de cada consola, más de 2.000 títulos en el caso de MAME.

Esto puede llegar a ser un problema, si se va a usar la consola en un cuarto distinto al que tiene el router, pues obliga al usuario a reorganizar el 'router' o el escritorio, o incluso a tirar cable por la casa si quiere aprovechar las posibilidades de la consola. Si se utiliza sin conexión, Time Machine V3+ incluye entre 20 y ningún juego preinstalado según la consola, que, además, no son los más icónicos.

La retroconsola de TOAD se vende junto con una tarjeta microSD que contiene los emuladores de las videoconsolas y los --pocos-- videojuegos preinstalados, con opciones de 32GB, 64GB y 128GB. En nuestra prueba, la tarjeta era de 32GB. Se ofrece, además, por separado por cuestiones de derechos de autor, con un aviso que descarga de responsabilidad a la empresa.

MENÚ CASERO Y EMULADORES LIMITADOS

Time Machine V3+ cuenta con algunos inconvenientes de comodidad que pueden entorpecer su uso. El primero de ellos es su menú, escaso de explicaciones para el usuario como el cartel y las descripciones de cada juego, en ocasiones sin llegar a incluir el título completo, lo que dificulta encontrar los juegos en su catálogo.

Su carácter casero se ejemplifica en la necesidad de 'scrapear' los emuladores de las consolas para elegir un número limitado de ellos, ya que la tarjeta microSD y Raspberry Pi solo pueden soportar 18 emuladores al mismo tiempo, de los 31 soportados.

Su propio diseño clásico en madera, a través de láminas finas, hace que en ocasiones resulte poco sólida e incómoda de sujetar durante el juego. Lo ideal es utilizar la consola apoyada en una superficie plana, para lo que dispone de tacos de silicona en la parte inferior.

La consola de TOAD incluye de serie controles para un solo jugador: la palanca y los botones. Si se quiere jugar con varios jugadores, es posible adquirir un 'joystick' externo perteneciente a la gama Time Machine, y también utilizar un ratón o teclado externos, que se conectan a la consola mediante sus dos puertos USB.

En definitiva, Time Machine V3+ es una opción acertada para los más nostálgicos de los videojuegos clásicos, que reúne una amplia variedad de emuladores, con algunos inconvenientes para el 'gamer' casual pero con un diseño que explota la nostalgia de los amantes de las retroconsolas y de las recreativas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Abril 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30