Lunes 05/12/2016.

| Noticias

Noticias

Parker cree que fue más duro el saqueo de Cádiz que la derrota de la Armada Invencible

El historiador británico Geoffrey Parker, que acaba de publicar el libro "definitivo" sobre "La Gran Armada", cree que para la decadencia del Imperio Español "fue más duro" el saqueo de Cádiz en 1596, que la famosa derrota de la flota española en el Atlántico.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Parker cree que fue más duro el saqueo de Cádiz que la derrota de la Armada Invencible Parker cree que fue más duro el saqueo de Cádiz que la derrota de la Armada Invencible

El historiador británico Geoffrey Parker, que acaba de publicar el libro "definitivo" sobre "La Gran Armada", cree que para la decadencia del Imperio Español "fue más duro" el saqueo de Cádiz en 1596, que la famosa derrota de la flota española en el Atlántico.

En una entrevista concedida a Efe, Parker, considerado como uno de los grandes especialistas en la España del siglo XVI y XVII, ha revisado y ampliado el libro que escribió en 1988 junto con el arqueólogo naval Colin Martin.

Para Parker, la derrota de la Armada en el Atlántico no fue tan decisiva, pues el Imperio Español consiguió rehacer su flota, pero en cambio, "cuando en 1596 los ingleses tomaron y saquearon Cádiz, algo que los españoles no habían podido conseguir en Inglaterra, cundió el desengaño con la corte, con la Casa de Austria, con Felipe II y con el futuro".

Esta nueva edición de "La Gran Armada" (Planeta) nació de un encargo televisivo para TVE y la BBC, que pidieron como única condición que hubiera documentación nueva.

Si en la primera edición la documentación y evidencia arqueológica de cinco pecios hacía pensar en que era un "libro definitivo", la investigación posterior demostró que aquella apreciación era un error.

"Colin Martin encontró en el mar de Irlanda otros tres barcos de la Armada, de los que sacó cañones y otros materiales, y además tuve la suerte de encontrar más documentación en la colección Altamira, que contiene el archivo privado de Felipe II, así como nueva documentación inglesa", señala Parker.

Entre los documentos inéditos también figuran la correspondencia cruzada entre el Duque de Medina Sidonia, almirante de la Gran Armada; su lugarteniente, Juan Martínez de Recalde, y otro de sus comandantes, Alonso de Leiva.

Esta cartas son, asegura Parker, "la primera correspondencia entre comandantes de una batalla que se conserva".

Parker se muestra "más crítico que en 1988" hacia la estrategia de Medina Sidonia e incluso "hay dos cartas de Alonso de Leiva en las que anuncia que hablará con el rey a su vuelta a España para atribuir la derrota a Medina Sidonia".

Para Parker, tres factores determinaron el resultado final de la batalla: la combinación inadecuada de ejército, flota y artillería; el mesianismo de Felipe II, que fió la suerte de la Armada a los designios de Dios; y la ausencia de un plan alternativo.

"España tenía el mejor ejército para combatir en Flandes y la mejor flota aquí, pero en la edad de la vela era una tontería hacer una operación combinada; y además la artillería inglesa podía recargarse mucho más rápido que la española, como demuestra que los barcos ingleses volvieron a puerto con menos balas que los españoles", subraya el autor.

Por el contrario, Parker piensa que la estrategia de invadir Inglaterra para convertirla al catolicismo era correcta a corto plazo porque "permitiría pacificar los Países Bajos y de este modo era más fácil intervenir en Francia".

Los dos monarcas de una batalla en la que se enfrentaban 120 barcos contra otros 120, tenían estrategias políticas distintas: "mientras Felipe II realizaba muchas consultas, pero no con sus expertos en la guerra naval, Isabel I se sabe que tuvo una reunión con los tres comandantes más importantes de la Armada".

Los famosos "elementos" a los que se atribuye la derrota española fueron una consecuencia del mesianismo de Felipe II, que confió su suerte al "buen tiempo que Dios enviaría".

A pesar del fracaso de la invasión de Inglaterra, "el gran error fue bordear Escocia e Irlanda, unas costas en las que en septiembre y octubre siempre hace mal tiempo, y los barcos no eran aptos para estas zonas ni tenían suficientes provisiones".

Sostiene Parker que "volver a pasar el Canal de la Mancha era muy posible, pero si tienes fe en Dios, contar con un plan B era señal de desconfianza y Felipe creyó que su majestad divina estaba de su parte y resolvería los posibles obstáculos".

Al igual que Felipe II, se ha sabido que Isabel I tampoco tenía un plan B, y "si hubiera llegado la Armada a Londres, estaba perdida".

El rey español, continúa el historiador, sí tenía claro que la invasión de Inglaterra conllevaría la reintroducción del catolicismo en la isla y colocar en el trono a su hija Isabel Clara Eugenia.

Jose Oliva

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31