Viernes 24/11/2017.

| Noticias

Noticias

El Liceu estrena "Quartett", una ópera contemporánea con montaje de La Fura

La Fura dels Baus encierra a los amantes de "Las amistades peligrosas" en un búnker suspendido en el aire y los rodea de proyecciones que reflejan su subconsciente en "Quartett", una ópera contemporánea que se estrena en el Gran Teatre del Liceu el próximo 22 de febrero.
  • El Liceu estrena "Quartett", una ópera contemporánea con montaje de La Fura EFE

La Fura dels Baus encierra a los amantes de "Las amistades peligrosas" en un búnker suspendido en el aire y los rodea de proyecciones que reflejan su subconsciente en "Quartett", una ópera contemporánea que se estrena en el Gran Teatre del Liceu el próximo 22 de febrero.

"Esta pieza es una reflexión sobre el mundo occidental y su decadencia, a partir de una pareja de clase alta que vive de espaldas al mundo, mirándose el ombligo, algo que nos pasa un poco a todos, como se ha hecho evidente en los últimos tiempos", según ha dicho hoy el director del montaje, Àlex Ollé.

"Quartett" es una ópera contemporánea basada en el texto que Heiner Müller escribió a partir de los personajes de "Las amistades peligrosas", con música del compositor italiano Luca Francesconi.

El barítono escocés Robin Adams es el vizconde de Valmont y la mezzosoprano también escocesa Allison Cook interpreta a la marquesa de Merteuil, dos examantes atrapados en el juego de la seducción, que entran en arenas movedizas cuando la marquesa reta a Valmont a intentar enamorar a su sobrina virgen y él le responde cautivando a otra mujer, una esposa supuestamente fiel.

El montaje, que se estrenó en 2011 en el Teatro alla Scala de Milán y ahora llega al Liceu, "es una de las mejores óperas compuestas en el siglo XXI" y, aún así, sólo ofrecerá cinco funciones en el Liceu "porque hay que hacer un trabajo paulatino de atraer al público hacia estas propuestas más novedosas", según ha dicho la directora artística del teatro, Christina Scheppelmann.

En este sentido, la mezzosoprano escocesa ha asegurado que "'Quartett' es perfecta para atraer al público joven" porque "es una ópera multimedia y señala claramente que el futuro de la ópera está en montajes como éste, que aúna arte visual, drama teatral y sonido envolvente".

En el apartado visual, el escenógrafo Alfons Flores ha ideado una caja suspendida sobre el escenario, en la que los intérpretes tienen unos limitados 24 metros cuadrados para moverse, a los que hay que restar el espacio que ocupa el doble fondo, donde se esconden los técnicos y parte del vestuario y de mobiliario, ya que los cantantes no abandonan el búnker en toda la función.

Este claustrofóbico lugar simboliza el aislamiento emocional de los personajes, que a lo largo de la obra evolucionan "como una herida que no se airea y se acaba gangrenando", en palabras de Flores.

Fuera de la caja hay dos espacios escénicos más: uno que Flores ha definido como "el espacio mental de los personajes, su inconsciente", reflejado en enormes pantallas donde se proyectan imágenes ideadas por el realizador Franc Aleu; y otro "donde la música es la protagonista" y que refleja "el entorno de los personajes", entendido como "una naturaleza salvaje".

"Esta pieza es violencia, es sexo, es blasfemia, es ausencia de piedad", ha dicho a través de un comunicado el compositor de la obra.

Una afirmación que ha corroborado Ollé, pero matizando que la obra "nunca ha estado rodeada de polémica porque, además de ser una propuesta potente, es también sugerente y poética".

En su estreno en Milán, "Quartett" se representó con dos orquestas tocando al mismo tiempo, una situada en el foso y otra al fondo del escenario, de manera que la acción estaba rodeada de música por todas partes.

En el Liceu, y en todas las representaciones que se han hecho después del Milán, la música en directo de la orquesta del foso se combina con la grabación de la segunda orquesta, que ha sido tratada electrónicamente por el Institut de Recherche et Coordination Acoustique/Musique de París.

En consonancia con la conexión de este montaje con las nuevas tecnologías, el Liceu ha elegido "Quartett" para realizar una prueba piloto de un nuevo servicio llamado Opera Touch, que consiste en entregar al público unas gafas que facilitan tener en el mismo campo de visión los sobretítulos y optar a un menú con información sobre la obra y los artistas.

De momento, el Liceu ofrecerá 30 gafas a las personas que lo soliciten y, en función de la respuesta del público, el sistema se irá implantando progresivamente, siempre con la idea de que "no son unas gafas que todo el mundo querrá utilizar, pero es posible que parte de los espectadores estén interesados", ha advertido Scheppelman.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30