Viernes 20/07/2018.

| Noticias

Noticias

La poliédrica figura de Josep Puig i Cadafalch, en el Museo Historia de Cataluña

La poliédrica figura de Josep Puig i Cadafalch protagonizará a partir de mañana la nueva exposición del Museo de Historia de Cataluña, en la que se incide en su faceta como arquitecto, con edificios como la Casa Amatller, pero no se olvida que fue un destacado político, urbanista, historiador o arqueólogo.
  • Foto 2 de La poliédrica figura de Josep Puig i Cadafalch, en el Museo Historia de Cataluña EFE
  • Foto 1 de La poliédrica figura de Josep Puig i Cadafalch, en el Museo Historia de Cataluña EFE
  • La poliédrica figura de Josep Puig i Cadafalch, en el Museo Historia de Cataluña EFE

La poliédrica figura de Josep Puig i Cadafalch protagonizará a partir de mañana la nueva exposición del Museo de Historia de Cataluña, en la que se incide en su faceta como arquitecto, con edificios como la Casa Amatller, pero no se olvida que fue un destacado político, urbanista, historiador o arqueólogo.

Con motivo de la conmemoración del 150 aniversario de su nacimiento en Mataró (Bacelona) y del centenario de su nombramiento como presidente de la Mancomunitat al morir Enric Prat de la Riba, la exposición recorre cronológicamente su trayectoria, con la exhibición de una colección de obras "que nunca hasta ahora había sido tan rica y diversa", según han destacado los comisarios Mireia Freixa y Eduard Riu-Barrera.

Por primera vez, se muestran muchos de los dibujos preparatorios de sus edificios emblemáticos, desde la Casa Amatller y la de les Punxes a la fábrica Casarramona -actualmente, CaixaFórum-, gracias a que su ingente archivo personal fue salvaguardado en 2006, y se reconstruye su estudio y despacho, con algunos de los instrumentos que utilizaba habitualmente.

Por otra parte, en las vitrinas hay algunos de sus muchos pequeños cuadernos de notas y documentación política desconocida, como las cartas que recibió con amenazas de muerte por su actividad política, así como los escritos relacionados con el conflicto que mantuvo con Eugeni d'Ors por motivos ideológicos y competenciales.

Por otra parte, se puede ver la tapa de alcantarilla que diseñó para Mataró, cuando era arquitecto municipal, muebles y objetos de la taberna de Els Quatre Gats, de la Casa Ametller, e incluso algunos de los objetos del yacimiento de Empúries, que dirigió "en la distancia" entre 1908 y 1923.

En una de las salas, se exhibe, asimismo, una pieza que le sirvió para construir un monumento funerario en Montjuïc, dedicado al joven pintor y escritor Dam Montull, que acabó siendo el soporte de un nido de palomas en su casa de la calle Provença, hasta que fue rescatada hace unos años.

Los comisarios han aseverado que en "Puig i Cadafalch, arquitecte de Catalunya" han apostado por una "exposición líquida, fluida, en la que circule el personaje, de forma cronológica, desde sus inicios como arquitecto de Mataró, con un gran interés en modernizar la ciudad y sus infraestructuras, como las alcantarillas, hasta el final de su longeva vida, con un reconocimiento público en la Academia de las Bellas Artes de Sant Jordi en 1954, dos años antes de fallecer".

Otro objetivo de esta retrospectiva es remarcar que su producción va más allá del Modernismo y romper tópicos sobre sus estudios de la arquitectura románica, "que no se circunscribieron solo a Cataluña, sino que se extendieron por toda Europa, convirtiéndose en una reconocida autoridad internacional".

El recorrido, "a fin de que se pueda conocer al personaje en todas sus dimensiones", se complementa con muchas de las viñetas que protagonizó en revistas satíricas como L'Esquella de la Torratxa, en las que aparecía como un desfasado dirigente de la Lliga.

Para los comisarios, el público podrá con todos estos elementos "conocer mejor a un hombre que vivió el Modernismo, el Noucentisme, la dictadura de Primo de Rivera y el exilio en Francia, que siempre quiso ser moderno, aunque creía que los espacios públicos debían ser clásicos".

Además, para la exposición han recuperado un proyecto para construir en La Haya (Holanda) el Palacio de la Paz, a través de un concurso que no ganó, o un "desorbitado" proyecto para construir la iglesia votiva de la Inmaculada de Buenos Aires (Argentina).

La exposición, que se podrá ver hasta abril de 2018, en cambio, no mostrará una farola que se conserva y que se diseñó para la Farmacia Sastre i Marqués del Raval, porque, según Mireia Freixa, "por los recortes económicos no se ha podido construir una caja para su traslado hasta el Museo de Historia de Cataluña".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31