Miércoles 18/07/2018.

| Noticias

Noticias

Bulgaria asume por primera vez la presidencia del consejo de la UE

  • Bulgaria, el país más pobre y corrupto de la UE, asume este lunes la presidencia semestral del Consejo de la UE
  • Crisis migratoria, negociaciones del 'Brexit' e integración comunitaria: los temas más importantes de la agenda europea
  • Bulgaria asume por primera vez la presidencia de la UE, en medio de grandes retos EFE

Bulgaria asume este lunes, por primera vez, la presidencia semestral del Consejo de la Unión Europea (UE) con los retos de la crisis migratoria y las negociaciones del 'brexit', y el objetivo de poner el foco en los Balcanes occidentales.

El bloque inicia el año a la espera, además, de que Alemania forme un nuevo Gobierno que haga causa común con el presidente francés, Emmanuel Macron, para una mayor integración comunitaria.

La iniciativa francesa puede verse frenada por el avance de las fuerzas euroescépticas, fortalecidas con la reciente subida al poder de los ultranacionalistas en Austria, país que presidirá la UE en la segunda mitad del año.

Un país pobre y corrupto

En este contexto, bajo el lema "La unidad hace la fuerza", Bulgaria -el país más pobre de la UE, y considerado también el más corrupto- se ha impuesto una ambiciosa agenda hasta junio.

El gobierno búlgaro, formado por el partido populista conservador GERB y el ultranacionalista "Frente Patriótico", se ha propuesto contribuir a un bloque más fuerte, estable y solidario.

Para ello, Sofía quiere fomentar el consenso, la cohesión y la competitividad, con el desafío concreto de superar las diferencias existentes en el manejo de la crisis de refugiados.

Dado el rechazo de varios socios a las cuotas de reubicación de demandantes de asilo, Bulgaria buscará "un sistema sostenible para gestionar la inmigración", con "reglas comunes que se cumplan", destaca el programa de la presidencia búlgara.

El diálogo con terceros países para facilitar la devolución de inmigrantes sin derecho a asilo y el fortalecimiento del control de las fronteras externas son algunas de las medidas previstas por el ejecutivo liderado por el primer ministro búlgaro, el populista conservador Boiko Borisov.

Otra de sus prioridades es colocar los países de los Balcanes occidentales en el punto de mira de una UE, que de momento no se plantea ninguna nueva ampliación.

Los Balcanes, en el punto de mira de la UE

Algunos países de la región, como Serbia y Montenegro, están negociando activamente su entrada, que esperan se produzca en los próximos cinco años.

Mientras, Bosnia Herzegovina, Albania, Macedonia y Kosovo siguen a la espera de iniciar formalmente las negociaciones.

Entre las cerca de 300 reuniones que se organizarán durante la presidencia búlgara de la UE, destaca una cumbre especial el 17 y 18 de mayo entre los líderes de la UE y esos seis aspirantes.

"El proyecto europeo no estará completo sin la integración de los Balcanes", advirtió este mes la ministra responsable de la presidencia búlgara, Lilyana Pavlova.

Para Pavlova, ofrecer una perspectiva concreta a los jóvenes de la región es "esencial".

Por otro lado, se espera que bajo la presidencia búlgara comience la fase decisiva de las negociaciones sobre la salida del Reino Unido de la UE, después de los "avances suficientes" constatados a principios de diciembre por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Sofía quiere convertirse en un "coordinador neutral" en este proceso, según indicó el presidente búlgaro, Rumen Radev.

Economía digital y unión bancaria

El avance en la economía digital del continente tras el impulso que ha dado a este tema la presidencia saliente de Estonia, así como en la unión bancaria, son otros puntos clave de la agenda búlgara.

El país balcánico defenderá además la política de cohesión y la Política Agraria Común (PAC), que se verán afectadas por la pérdida de fondos debido al 'brexit'.

Al mismo tiempo, Bulgaria aspira a entrar durante su presidencia comunitaria en la "antesala" de la zona euro e ingresar en el espacio Schengen, de libre circulación comunitaria, un paso bloqueado hasta hora por la falta de avances en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado.

Y es que el país balcánico, considerado el más corrupto de la UE, tardó once años en aprobar su primera ley anticorrupción, adoptada el 20 de diciembre pasado, menos de dos semanas antes de asumir su presidencia de la UE.

A diferencia de lo ocurrido en la vecina Rumanía, hasta ahora la Justicia búlgara no ha investigado ni condenado a ningún político por casos de corrupción.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31