Domingo 26/05/2019.

| Noticias

Noticias

(AMP) China logra un superávit comercial récord frente a EEUU

Las exportaciones chinas sufrieron en diciembre su mayor caída en dos años y anticipan la debilidad de la demanda global

China cerró 2018 con un superávit comercial récord de 323.327 millones de dólares (281.816 millones de euros) respecto de EEUU, cifra que representa un incremento del 17,2% en comparación con el saldo positivo de la balanza comercial del gigante asiático frente a su mayor socio comercial en 2017, según los datos de la Administración General de Aduanas de China.

A pesar de las tensiones comerciales entre ambos países durante buena parte del ejercicio, las exportaciones chinas hacia EEUU sumaron en 2018 un total de 478.423 millones de dólares (417.000 millones de euros), un 11,3% más que en 2017, mientras las importaciones procedentes de EEUU apenas aumentaron un 0,7% interanual, hasta 155.096 millones de dólares (135.184 millones de euros).

No obstante, en diciembre, las exportaciones chinas a EEUU registraron un retroceso anual del 3,5%, hasta 40.284 millones de dólares (35.121 millones de euros), mientras las compras a EEUU se hundieron un 35,8%, hasta 10.412 millones de dólares (9.077 millones de euros).

De este modo, el superávit comercial chino en diciembre alcanzó los 29.872 millones de dólares (26.043 millones de euros).

LAS EXPORTACIONES CHINAS SUFREN SU MAYOR CAÍDA EN DOS AÑOS.

A nivel global, las exportaciones chinas alcanzaron durante el pasado mes de diciembre un total de 221.250 millones de dólares (192.938 millones de euros), cifra que representa un retroceso interanual del 4,4%, el mayor en los dos últimos años, agravando los temores a una ralentización de la economía.

Asimismo, las importaciones chinas en diciembre sumaron un total de 164.190 millones de dólares (143.179 millones de euros), lo que representa una caída del 7,6% en comparación con la cifra del año anterior.

En este sentido, Iris Pang, analista de ING, destacó que la caída de las exportaciones se centró principalmente en materias primas energéticas, como el carbón y el petróleo, aunque también se observaron descensos en algunos componentes electrónicos y de automóviles, mientras que en el caso de las importaciones "fue una historia similar, pero incluso con mayores caídas en bienes y componentes electrónicos".

"Creemos que la caída en las importaciones electrónicas y las exportaciones se relaciona con la escasez de la demanda de actualizaciones de 'smartphone', así como porque empresas extranjeras comienzan a evitar el uso de componentes electrónicos chinos", apuntó la economista, quien señala que la menor demanda de productos electrónicos chinos desde el exterior podría hacer depender más al país de la demanda doméstica, aunque prevé que las exportaciones e importaciones de componentes electrónicos seguirá bajando en 2019.

No obstante, en el conjunto del ejercicio, las relaciones comerciales chinas alcanzaron un valor récord de 4,62 billones de dólares (4,03 billones de euros), superando en un 12,6% el dato de 2017, con un crecimiento del 9,9% de las exportaciones, hasta 2,48 billones de dólares (2,17 billones de euros), mientras las importaciones aumentaron un 15,8%, hasta 2,13 billones de dólares (1,85 billones de euros).

Sin embargo, el superávit comercial de China en 2018 alcanzó los 351.760 millones de dólares (306.762 millones de euros), un 31% por debajo del dato de 2017.

"China abordó eficazmente los cambios del entorno internacional durante el año pasado y el comercio exterior mantuvo un crecimiento estable, alcanzando un máximo histórico en volumen de exportaciones e importaciones", declaró en rueda de prensa el portavoz de la agencia aduanera, Li Kuiwen.

En este sentido, el portavoz de la Administración General de Aduanas de China destacó que la cooperación comercial con los países que forman parte de la iniciativa conocida como 'Cinturó y Ruta de la Seda' "se han convertido en la nueva fuerza que impulsa el desarrollo del comercio internacional de China".

No obstante, desde ING señalan que, si bien el crecimiento global durante la primera mitad de 2018, especialmente en EEUU, impulsó las exportaciones e importaciones chinas, "es dudoso que se pueda repetir lo mismo en 2019", puesto que la se prevé una desaceleración a finales de año en EEUU por la combinación de un menor estímulo fiscal y los mayores precios de los insumos por el impacto de los aranceles.

"Las grandes economías europeas también están luchando por mantener el crecimiento, lo que, unido a un EEUU más débil, proporciona un difícil trasfondo para las exportaciones chinas en 2019", advierte Pang.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31