Viernes 21/09/2018.

| Música

Música

Arcade Fire da clase al público chileno y se alza como el mayor exponente indie

Una multiplicidad de sonidos, luces y empatía entregó hoy en Chile la banda canadiense Arcade Fire, que deslumbró al público santiaguino con una cátedra musical que la alzó como el mayor exponente indie a nivel mundial.
  • Arcade Fire da clase al público chileno y se alza como el mayor exponente indie EFE

Una multiplicidad de sonidos, luces y empatía entregó hoy en Chile la banda canadiense Arcade Fire, que deslumbró al público santiaguino con una cátedra musical que la alzó como el mayor exponente indie a nivel mundial.

La agrupación liderada por los hermanos Butler y compañía se ha destacado por las decenas de premios cosechados en el último tiempo, que los convierte, según la crítica especializada, en un imprescindible en los escenarios desplegados alrededor del planeta.

La noche del lunes en el Movistar Arena se encendió cuando el vocalista Win Butler, cabecilla indiscutido de Arcade Fire, apareció en una pantalla gigante con guantes de boxeo, para luego ser seguido por los ojos de los miles de asistentes desde su camarín al escenario, al eco de la versión instrumental de "Everything now".

En la tarima se montaron tres cuerdas a lo largo, que simularon un ring de boxeo, mientras se escuchó de fondo la canción que da el nombre a su último y más loado disco, que marcó el inicio de este "desafío musical" inundado de voces y riff característicos de los canadienses.

Esta es la primera vez que Arcade Fire se presenta en solitario en Chile, después de deleitar a sus miles de fans en 2014 en el marco del festival Lollapalooza, cuando la banda fue catalogada como uno de los mejores conciertos de toda la edición creada por el vocalista de Jane's Addiction, Perry Farrell.

El show continuó con los clásicos temas "millenials" como "Rebelion (lies)", "Here come the night time" y "Chemistry", que gracias a su amplio abanico sonoro traen a la memoria los inconfundibles acordes de Roxy Music y Simple Mind; las voces de Abba y hasta la vanguardia de los sintetizadores de los alemanes de Kraftwerk.

Con más de 15.000 espectadores en la cúpula acústica que se levanta en el centro de la capital chilena, se sucedieron hoy las coreadas "Neon bible" y "Neighborhood #1 (Tunnels)", que estremecieron a la multitud que encendió por montón las linternas de sus celulares para acompasar al grupo.

Los originarios de Montreal se vanagloriaron de una carrera de quince años atestada de galardones, como el título que les otorgó la revista Rolling Stone al elegir su álbum "Funeral" como el mejor de la década, y la nominación a los premios Oscar como mejor banda sonora, por el trabajo realizado en la película ganadora de la estatuilla al mejor guión "Her".

Arcade Fire llegó en esta oportunidad a Chile en el marco de su gira "Infinitive content tour", que permitió a la fanaticada austral escuchar éxitos como "Infinitive content" y "We don't deserve love", de este reciente disco producido por los mismos integrantes de la agrupación, en colaboración con Thomas Bangalter de Daft Punk y Steve Mackey de Pulp.

El clímax del recital se logró al sonar las primeras notas de la bailable "Reflektor", que encabeza el disco editado en 2013 y que lleva ese mismo nombre. La melodía se acompañó de una bola de disco iluminada que transformó el recinto en una pista de baile al más puro estilo del Studio 54, la legendaria pista neoyorquina que acuñó a grandes referentes en los años setenta.

El furor que provoca esta canción no es casualidad. El año de su lanzamiento el tema logró escalar hasta el segundo lugar en diversos rankings internacionales, sobrepasado únicamente por "Get Lucky" de Daft Punk, una de las canciones más danzadas de los últimos treinta años.

Al éxito de "Reflektor" contribuyeron en su grabación original los coros del fallecido camaleón; Starman; Ziggy Stardust; conocido de modo mundano como David Bowie, que definió a los Arcade Fire tal y como ahora se presentan, según afirman los más avezados melómanos.

La jornada de este lunes cerró con una de las canciones más queridas por los fanáticos de la banda y simpatizantes del indie en el mundo, "Wake up", que desde el principio hizo saltar y bailar al público de pie en la cancha.

La comparsa, rodeada por las voces de los miles de chilenos eufóricos, decidió en un último aliento descender del escenario sin dejar de tocar los instrumentos, para avanzar entre la gente y salir del recinto por una puerta lateral, ovacionados por los presentes.

Las más de veinte canciones tocadas no fueron suficientes para quienes exigieron por largo rato un poco más de su banda favorita, pero los canadienses se preparan para continuar su gira, tras ofrecer en el país una magistral presentación que los coronó referentes del indie y la performance.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30