Lunes 05/12/2016.

Mundo

Servicio Secreto: cerca de 7.000 agentes velan por el presidente de EEUU y el Dólar

  • Han recibido más presupuesto para las elecciones de 2012.
  • Nacieron tras el asesinato del presidente McKinley.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Un agente del Servicio Secreto ayuda a Barack Obama a entrar en su vehículo oficial

El Servicio Secreto de EE.UU. es un organismo dependiente del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), desde la aprobación en 2002 de la Homeland Security Act. Creado en 1865 como una agencia del Departamento del Tesoro, su única misión durante algunos años fue la de combatir la falsificación de moneda.

Su actual naturaleza proviene de 1901, año en que recibe el encargo de la protección, tras el asesinato del presidente William McKinley. Actualmente, el Servicio Secreto tiene el doble cometido de salvaguardar la infraestructura financiera de Estados Unidos, -incluyendo la integridad de la moneda-, y la protección de los líderes de la nación, las visitas de jefes de Estado y de Gobierno, los enclaves críticos y eventos especiales.

Un organismo con base de operaciones en España

Para cumplir su misión, el Servicio Secreto estadounidense tiene más de 6.700 empleados en más de 150 oficinas en todo el mundo, entra ellas una en España que está localizada en Madrid.

La misión de protección del Servicio Secreto atañe a las siguientes personas:

El Presidente, el Vicepresidente, (y personas próximas en el orden de sucesión presidencial), el presidente electo y el vicepresidente electo
Los familiares directos de las personas arriba mencionadas.
Ex presidentes y sus esposas durante toda su vida, salvo cuando el cónyuge se vuelve a casar.
• Los hijos de los ex presidentes hasta los 16 años.
Los jefes de Estado o Gobierno extranjeros y sus cónyuges, que viajan con ellos durante las visitas a EEUU.
Otros distinguidos visitantes extranjeros en Estados Unidos y representantes oficiales de EEUU en misiones especiales en el exterior.
Candidatos a presidente y vicepresidente y sus cónyuges durante un plazo de 120 días antes de las elecciones generales.
Otras personas designadas por el Presidente
 Eventos Especiales de Seguridad.

Los viajes de Obama, una tarea extra

Mark Sullivan juró su cargo como director del Servicio Secreto el 31 de mayo de 2006. En una intervención realizada el pasado18 de marzo, ante el subcomité de compras de Homeland Security, explicó las particularidades de su presupuesto para el presente año fiscal 2011. Sullivan agradeció el "tremendo apoyo", recibido durante los últimos años, "dado el aumento de las necesidades operativas que vimos al final de la campaña presidencial de 2008 y durante la transición presidencial".

El Servicio Secreto, según declaró su máximo responsable, ha tenido que afrontar estos últimos tres años algunos ajustes de personal, y un importante capítulo de compras para mejorar las medidas de protección, y abordar sus deficiencias en comunicaciones, causada por la incompatibilidad de sistemas con sus agencias asociadas.

Entre los datos que desgranó Sullivan en esa fecha, destaca el que desde enero de 2009 hasta enero de 2010, el presidente Obama hubiese participado en 31 viajes internacionales, lo que supuso un aumento del 158% con respecto al primer año en el cargo del ex presidente George W. Bush. Igualmente, el vicepresidente Biden participó en 21 eventos internacionales, frente a una única salida al exterior del ex vicepresidente Dick Cheney durante su primer año en el cargo.

Las cifras de una campaña presidencial en USA

Además de su papel en la protección del complejo de la Casa Blanca, la residencia del Vicepresidente, el Servicio Secreto también ha de realizar la tarea de control de accesos y arcos de seguridad en las campañas presidenciales.

Durante la campaña presidencial de 2008, los magnetómetros (versión mejorada de los detectores de metales) fueron utilizados con más de 4,2 millones de personas, un 77% más que en la campaña anterior. Aunque la campaña presidencial de 2008 -y las actividades relacionadas con la seguridad asociadas a la transición-, terminaron el año pasado, el Servicio Secreto ya está comenzando la planificación y el trabajo adelantado por la campaña presidencial de 2012.

Esta preparación temprana es crítica
-según el propio organismo-, debido al tiempo requerido para proporcionar formación avanzada de protección a los empleados del Servicio Secreto y las agencias asociadas que participan en tareas de seguridad de la campaña.

Hasta 14 millones de dólares para gastos

Para los costos iniciales asociados con la campaña presidencial de 2008, el Servicio Secreto recibió 18,4 millones de dólares. En comparación, el servicio secreto recibió sólo 8.1 millones de dólares para los gastos iniciales asociados con la campaña de 2004, cuando el presidente Bush y el vicepresidente Cheney se postularon para la reelección.

En esta ocasión, el Servicio Secreto ha recibido 14 millones de dólares para la campaña de 2012, basados en la expectativa de que el presidente Obama y el vicepresidente Biden irán a la reelección. Dentro de los 14 millones de dólares, también se incluye el gasto que -según su director Mark Sullivan- se derivarán de la adquisición y despliegue de comunicaciones y otros equipos electrónicos, la compra de vehículos de protección (los famosos autobuses) y otros dispositivos técnicos avanzados.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31