Martes 11/08/2020.

Mundo

Tres de cada cuatro bebés rohingya nacen en los refugios y no en centros médicos, según Save the Children

Tres de cada cuatro bebés que nacen en los asentamientos para refugiados rohingya en Bangladesh ven la luz en los precarios refugios de bambú donde viven las familias y no en centros con asistencia médica, según un estudio de Save the Children que advierte del riesgo que conlleva esta práctica tanto para la vida de los niños como de la madre.

Los datos de un centro de atención primaria que tiene Save the Children en la zona muestran que, entre julio de 2018 y abril de 2019, solo 119 de los 400 bebés que se esperaban nacieron en las instalaciones. El centro cubre a una comunidad de 20.000 personas y sus cifras serían extrapolables a una zona donde viven casi un millón de refugiados llegados de Birmania.

"Cuando di a luz a mi hijo, tenía fuertes dolores cada dos o tres horas, pero no podía empujar. Tenía miedo porque estaba solo y ninguna ayuda para dar a luz", cuenta Kortiza, que tardó "unos 40 minutos" en llegar dolorida a la clínica de Save the Children, donde finalmente pudo dar a luz.

"Si hubiese dado a luz en casa no habría tenido matrona, ni instrumentos, ni nadie para cortar el cordón, ni nadie para limpiar el lugar. Ahora recomiendo a otras madres que usen todos los servicios que hay aquí", explica. La ONG ofrece también atención posparto, con vacunas para los niños e información sobre planificación familiar.

Como recuerda un responsable de Save the Children para la crisis, Golam Rasul, "la historia de Kortiza no es única" y evidencia las necesidades de una comunidad que, por tradición, insta a las mujeres a quedarse en casa durante el parto y también después. Por este motivo, ha llamado a tomar medidas para salvar "cientos de vidas".

Un reciente informe del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) y del Centro de Control de las Enfermedades y Prevención (CDC) de Estados Unidos ya avisó de que, por cada 100.000 nacimientos en los campos de refugiados rohingya, 179 mujeres mueren de causas prevenibles, más del doble de la media a nivel mundial, que se sitúa en 70 por cada 100.000.

Save the Children ha constatado que parte de las familias prefieren no buscar ayuda ni siquiera en casos de embarazos con complicaciones por temor a la esterilización o al infanticidio y citan como argumentos las experiencias vividas en Birmania, el país del que huyeron para evitar la represión y la ausencia total de derechos.

La ONG ha reclamado inversiones en instalaciones médicas que puedan cubrir las necesidades en los asentamientos bangladeshíes, atención ginecológica especializada y contactos con los líderes locales para impedir que, por cuestiones de tradición, una madre y su bebé no se queden sin recibir la atención médica que necesitan.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2020
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31