Martes 20/06/2017.

DÍA DEL REFUGIADO

Mundo

Australia paga 70 millones a los refugiados desterrados en sus ‘isla de la vergüenza’

El Gobierno australiano ha acordado pagar una compensación económica de 63 millones de euros a los casi 2.000 refugiados retenidos ilegalmente en Manus, una isla Papúa Nueva Guinea perdida en el Océano Pacífico y a nueve horas de vuelo de Camberra, la capital australiana. Estos inmigrantes habían presentado una demanda colectiva contra el Gobierno. En total recibirán una media de 35.000 euros por cabeza. Su futuro, sin embargo, sigue sin estar claro.

Con este acuerdo, Australia trata de cerrar la polémica internacional, poco conocida en España, sobre las “islas de la vergüenza”, centros de detención rodeados por el secretismo y donde se han perpetrado todo tipo de abusos contra refugiados y solicitantes de asilo.

El centro de detención de Manus es uno de los dos Centros de Detención Extraterritorial de Australia. El otro es el de Nauru. En ambos se han cometido violaciones sistemáticas de los derechos humanos. Hay centenares de casos abiertos por violación, trato vejatorio, abusos de menores, violencia contra los detenidos, intentos de suicidio y huelgas de hambre masivas para llamar la atención sobre las condiciones de vida en estas islas apartadas.

En 2014, una oleada de disturbios en Manus se saldó con la muerte de uno de los “presos” a manos de dos guardias: el iraní Reza Barati fue asesinado; su cabeza fue destrozada con una pesada piedra por dos vigilantes, ahora encarcelados.

La “solución del Pacífico” rescatada ante la oleada de inmigrantes

Los centros de Manus y Nauru nacieron hace 16 años, con el Gobierno conservador del partido Coalición Liberal Nacional, que lanzó la llamada “solución del Pacífico”: enviar a estas islas a todos aquellos inmigrantes irregulares que llegaran a las costas del país por mar.

Fueron cerrados por el gobierno laborista en 2007, pero se reabrieron en 2012, para hacer frente al aumento dramático de la llegada de solicitantes de asilo.

El año pasado, Naciones Unidas exigió el cierre de Nauru. Ese mismo año, el Tribunal Supremo de Papúa Nueva Guinea dictaminó que el centro de Manus violaba el derecho constitucional a libertad de movimiento.

Pero sigue en pie. En la actualidad hay hasta 900 hombres retenidos contra su voluntad en Manus, en lo que es considerado por los críticos como “un limbo kafkiano en el que se encuentran los refugiados y solicitantes de asilo”.

En 2016, Estados Unidos llegó a un acuerdo con Australia para acogerlos, pero la llegada a la presidencia de Donald Trump ha paralizado todos los traslados.

Ahora el Gobierno australiano va a compensar económicamente a los refugiados “para evitar cualquier escrutinio en un tribunal abierto” que pueda exponer lo que pasaba en esas islas “secretas”, según Ben Doherty, corresponsal de The Guardian en Australia que ha estado siguiendo el caso.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31