Domingo 04/12/2016.

Mundo

Un príncipe saudí aboga por permitir conducir a las mujeres aunque con restricciones

Asegura que la medida permitiría "deportar a más de un millón de conductores extranjeros" y ahorrarse sus salarios

El príncipe saudí Alwaleed bin Talal ha abogado por permitir a las mujeres que conduzcan en su país aunque imponiéndoles una serie de condiciones, como que no puedan salir de los límites de las ciudades y que tengan servicios de asistencia en carretera específicos.

En un extenso artículo publicado en su página web, el multimillonario, que es miembro de la Familia Real saudí, ha argumentado que hay que poner fin a la prohibición de conducción para las mujeres tanto por motivos económicos, como por razones financieras, sociales y económicas. "Es hora de que pasemos de página en este tema", ha asegurado.

Sin embargo, ha dejado claro que el derecho a conducir tiene que venir acompañado de "restricciones y condiciones", como llevar teléfonos inteligentes para casos en que sean necesarios y para que sus familias puedan saber siempre dónde están, garantizar que tienen servicios de asistencia en carretera específicos, prohibirles que salgan de los límites de las ciudades y limitar sus carnés para que solo puedan conducir coches.

El príncipe saudí ha dicho que el derecho a conducir de las mujeres saudíes "es ahora considerado una necesidad" por diversos factores. En el plano "financiero", ha dicho que permitir a las mujeres conducir coches supondría "un enorme ahorro" porque ya no dependerían para trasladarse de conductores extranjeros.

UNOS 7.500 MILLONES DE EUROS DE AHORRO

Según sus cálculos, Arabia Saudí podría ahorrarse unos 30.000 millones de riales (7.500 millones de euros) que ahora destinan las familias a pagar a conductores extranjeros, unos profesionales que luego envían esos salarios en gran parte a sus países de origen. "¿No sería mejor que una cantidad tan grande continuara dentro de Arabia Saudí para ayudar a impulsar la economía saudí?", ha planteado.

El príncipe ha asegurado que la medida permitiría "deportar a más de un millón de conductores extranjeros" y que reduciría los "accidentes de tráfico". "Esto reduciría los accidentes de tráfico y los atascos en aeropuertos, bancos, hospitales, permitiendo, por tanto, un mejor acceso a varios servicios por parte de la ciudadanía saudí", ha considerado.

Además, ha explicado que la autorización para que las mujeres puedan conducir también se traduciría en que habría mujeres que se encargarían de llevar a aquellas que no deseen ponerse al volante. "Crearía más empleos para las mujeres saudíes", ha dicho, antes de poner como ejemplo que una mujer saudí podría "ahorrar dinero" pidiéndole a su "asistenta" que le llevara en coche.

"UNA URGENTE DEMANDA SOCIAL"

Desde el punto de vista social, el príncipe Alwaleed bin Talal ha asegurado que se ha convertido en "una urgente demanda social" que las mujeres puedan conducir por "las actuales circunstancias económicas" aunque también ha admitido que habrá en la sociedad saudí personas que se "nieguen" a aceptar que las mujeres se pongan al volante y que el Gobierno no podrá "obligar" a ningún hombre a que deje conducir a su mujer si no quiera hacerlo.

Alwaleed ha argumentado que, desde el punto de vista religioso, permitir conducir a las mujeres también tendría consecuencias positivas porque no les dejaría expuestas a "los peligros inherentes de que sean trasladadas por hombres extranjeros".

Por último, se ha mostrado confiado en que se tomará una "decisión" para que las mujeres puedan conducir, una medida que igualará a Arabia Saudí "con el resto de países del mundo, incluidos los musulmanes". "Arabia Saudí no debería continuar siendo el extraño", ha concluido.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31