Sábado 20/07/2019.

Mundo

El presidente de Malí anuncia un "diálogo nacional" y refuerzos militares y económicos en el centro del país

El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, ha anunciado la convocatoria para finales de abril de un proceso de diálogo nacional con todas las fuerzas políticas, así como el envío de refuerzos militares y ayudas económicas para la zona central del país.

En un discurso el martes transmitido por la cadena de televisión estatal, el mandatario se ha referido la situación de inseguridad en el centro y el norte del país, tras la matanza de 160 civiles peul en Ogossagou a finales de marzo.

El presidente de Malí ha subrayado, tras la matanza en Ogossogou, que "las violencias comunitarias no se pueden sumar a las de los grupos terroristas" y ha dejado claro que el Gobierno maliense actuará contra "todas" las milicias.

Además, según informa el diario digital Maliweb, el Ejecutivo enviará más militares al centro de Malí y apoyará a los contingentes de emisiones como la MINUSMA, la operación de la ONU, y al despliegue militar francés Barkhane.

En este sentido, ha avanzado que pondrá en marcha medidas económicas y sociales de apoyo a la región central del país, con iniciativas como la creación de un fondo con miles de millones de francos CFA para favorecer a la población de esta zona. Además, el Gobierno dará un crédito de 12.000 millones de francos para reforzar los servicios sociales en esta región.

En el plano social, el mandatario ha prometido que desbloqueará los salarios de los profesores que están en huelga y ha lamentado que se esté privando a los estudiantes del derecho a la enseñanza.

El último anuncio que ha realizado Keita ha sido la convocatoria de un proceso de diálogo nacional para reformar la Constitución, unas conversaciones que incluirá a todas las fuerzas políticas y que se desarrollarán del 23 al 28 de abril.

El discurso del mandatario maliense llega en un momento especialmente sensible en el país africano, que en los tres primeros meses ha registrado la muerte de 440 civiles y 150 militares por episodios de violencia intercomunitaria y por ataques de grupos yihadistas.

Además de los ataques de grupos yihadistas, el centro de Malí ha sido escenario de un repunte de las tensiones intercomunitarias, que llegaron a su máximo con la matanza de cerca de 160 peul en Ogossagou a finales de marzo.

Según los datos publicados recientemente por Armed Conflict Location and Event Data Project (ACLED), los ataques contra civiles y las muertes ocasionadas por los mismos se han multiplicado en los últimos cinco meses en el Sahel, en particular en Malí, Burkina Faso y Níger.

En Malí, se han registrado 145 ataques contra civiles en el periodo analizado por ACLED, en los que han muerto 547 personas, lo que supone un incremento del 150 y del 311 por ciento respectivamente en comparación con el mismo periodo un año antes.

El balance de víctimas aumentó en marzo como consecuencia del ataque contra una localidad fulani por parte de presuntos milicianos dogon en el centro del país que dejó al menos 160 muertos el 24 de marzo.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31