Mundo

Los periodistas franceses recién liberados nunca fueron maltratados

Hervé Ghesquière y Stéphane Taponier, los dos periodistas franceses que fueron secuestrados el 30 de diciembre de 2009 en Afganistán y que recuperaron su libertad este miércoles ya se encuentran en Francia, donde han contado que sus captores los mantuvieron separados durante ocho meses aunque nunca los maltrataron.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

"Pasé ocho meses solo", ha declarado Ghesquière a France 3, el canal de televisión para el que trabajan ambos, poco después de aterrizar en la base aérea del municipio de Vélizy-Villacoublay, cerca de París. "Nunca nos maltrataron", ha añadido. Taponier ha señalado que están "muy, muy, muy felices".

Del año y medio que pasaron en cautividad (547 días, concretamente), estuvieron separados "del 13 de abril al 13 de diciembre", según Ghesquière. Después estuvieron juntos y posteriormente estuvieron acompañados también por Reza Din, su traductor afgano.

Ghesquière ha afirmado que a él le salvó la radio. Él intentó no abandonarse, organizar su tiempo y hacer ejercicio físico, ya que no tenían nada que leer ni nada que hacer, según ha explicado. "Yo escribía. Eso me permitía vaciar la mente", ha agregado.

Ghesquière ha asegurado que él y su compañero "nunca" fueron maltratados ni "amenazados de muerte, golpeados o atados", y Taponier ha indicado que "lo difícil era sobre todo las condiciones de vida". Según su compañero, en las montañas afganas "se vive como en la Edad Media" y la comida es "siempre la misma y poco abundante".

"Nos decíamos que había que mantener la moral alta. Siempre mantuvimos el optimismo", ha declarado Taponier. "Ha sido largo, sobre todo los últimos meses. En los quince últimos días notamos que algo estaba cambiando", pero fuimos "muy prudentes hasta el último momento", ha señalado.

PROCESO DE LIBERACIÓN

Cuando los iban a liberar, los llevaron en coche a un pueblo cercano y luego a la base militar francesa de Tagab, en la provincia de Kapisa (noreste de Afganistán), desde donde fueron trasladados a la Embajada de Francia en Kabul. Es "la Embajada con la que más he soñado en mi vida", ha reconocido divertido Ghesquière.

Allí pudieron contactar con sus familias. "Por fin pudimos relajarnos", ha dicho Ghesquière. Taponier ha dicho en Francia que tiene "hambre de todo, de libertad, de amor, de sol, de la vida".

En el aeródromo de Vélizy-Villacoublay, los dos periodistas han sido recibidos por sus familiares, así como por el presidente francés y su esposa, Nicolas y Carla Sarkozy, y el ministro de Asuntos Exteriores, Alain Juppé.

¿RESCATE?

Los dos periodistas fueron secuestrados junto con sus tres acompañantes cuando realizaban un reportaje sobre la reconstrucción de una carretera al este de Kabul para France 3. Fuentes del Elíseo ya habían adelantado este martes que todo parecía indicar que la liberación era inminente porque se habían "satisfecho todas las demandas de los secuestradores".

Aunque la cadena de televisión francesa BFM TV ha asegurado que se ha pagado un rescate de varios millones de euros, Juppé ha subrayado que "Francia no paga rescates".

El ministro de Defensa, Gérard Longuet, detalló el miércoles a 'Le Monde' que la negociación empezó "hace varios meses" y durante todo este tiempo las autoridades francesas "no perdieron nunca el contacto con los secuestradores, que comenzaron pidiendo cosas difíciles como la liberación de detenidos".

De hecho, añadió el ministro, "hace más de un semestre que se reunían las condiciones para la liberación" pero "en el sistema complicado de los talibán, los que tenían a los rehenes querían liberarlos pero esperaban 'luz verde' de los que estaban fuera del escenario directo de operaciones".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
Image and video hosting by TinyPic