Sábado 31/08/2019.

MIGRACIÓN

Mundo

¿Qué ha ocurrido con los niños en la frontera de Estados Unidos y México?

  • Trump dio orden de que los hijos de migrantes fuera separados de sus padres al entrar ilegalmente en EEUU
  • Un audio publicado por ProPublica muestra las reacciones de los menores, entre llantos y lágrimas
  • Otra filtración muestra como los menores son hacinados en jaulas, en centros situados cerca de la frontera con México

Se escuchan llantos y gritos de ayuda. “Papi” y “mami” son las palabras que se repiten una y otra vez entre lágrimas. Las niñas continúan llorando pero una de ellas, entre llantos, dice: “Déjenme ir con mi tía. Por favor. Me sé el número de memoria” y comienza a recitarlo. Un hombre le responde: “Ella ahora te ayuda”. Mientras tanto las niñas continúan llorando.

La situación es real, corresponde a la frontera entre Estados Unidos y México. Son situaciones que se producen día tras día después de que la Administración Trump decidiera separar a padres e hijos en el momento en el que crucen ilegalmente al país. Esta conversación es un extracto de una grabación publicada por ProPublica, una agencia de noticias independiente que ha conseguido poner voz al drama que viven miles de personas en la frontera norteamericana.

La secuencia ha producido un rechazo internacional de grandes dimensiones que ha llevado al Gobierno norteamericano a dar marcha atrás. Donald Trump ha firmado un decreto en el que paraliza esta práctica. Pero, ¿qué estaba ocurriendo exactamente con los menores en la frontera entre Estados Unidos y México? 

La situación responde a la nueva política de Donald Trump bautizada como “tolerancia cero” contra la “inmigración ilegal”. Vía decreto, el Gobierno republicano decidió que la Fiscalía presentara cargos penales contra cualquier adulto que entrara de forma irregular al país, trasladándole a un centro de detención y separándole de su hijo menor de edad.

“Me atrevería a decir que es una medida inhumana” afirma José Antonio Gurpegui, catedrático de Estudios Norteamericanos del Instituto Franklin, “se están cruzando todos los límites”. Lo cierto es que no puede sorprender porque Trump está llevando a cabo la política migratoria que prometió que pondría en marcha, “está evitando a toda costa la migración irregular que es lo que prometió en campaña aunque creo que se trataba más de un arma de presión contra el Congreso” explica Gurpegui que añade que nunca concretó este tipo de actividad en la frontera.

Los niños pasan a depender de los Servicios Sociales en el momento en que sus padres son detenidos y las cifras son alarmantes. Entre el 19 de abril y el 31 de mayo, 1.995 niños fueron separados de sus progenitores según las estadísticas obtenidas por la agencia Associated Press. Lo que no incluyen estos números es a las cientos de personas que acceden por las llamadas vías “no oficiales”, como puede ser cruzar el Río Gran de un bote.

El sistema no es nada transparente, las organizaciones humanitarias de la zona se han quejado por la opacidad de la información, pero los pocos datos que se manejan apuntan a que el Gobierno tiene bajo su custodia a unos 11.000 menores y que el número aumentó entre abril y mayo en un 20%. Pero, ¿qué ocurre con ellos?

Los niños están en centros de detención hasta que se encuentra a un familiar en el país (que resida legalmente) o a una familia de acogida; con ellos están hasta que la justicia resuelve si pueden quedarse o no en Estados Unidos. Desde Servicios Sociales señalan que a pesar de que se intenta seguir el camino de los niños no siempre se puede. En abril se perdió de vista a unos 1.500 porque sus tutores no respondieron. Este silencio viene impulsado por dos motivos principalmente: son mayores de edad indocumentados o no quieren que los niños tengan que enfrentarse a un juez.

 

Niños hacinados en jaula

Jaulas para retener a los menores separados de sus padres. Así es como se ha gestionado la polémica medida que finalmente ha tenido que ser retirada. Esta información se ha conocido después de que se filtrase un vídeo, compartido a través de Twitter por el senador Bernie Sanders.



Las imágenes muestran como los niños están hacinados en espacios muy parecidos a unas jaulas. Allí se les traslada después de que se separen de sus padres, que son detenidos y puestos a disposición de la Fiscalía.

“Los menores tienen que sentir abandono” afirma el psicólogo José Luis Pedreira, de la Asociación para la Salud Mental Infantil sobre las posibles sensaciones que pueden estar sintiendo los menores separados de sus padres. “Van a pasar por diferentes fases: primero abandono, sentirán soledad e irritabilidad; después se tendrán que acomodar y a partir de ahí entrarán en la fase de la supervivencia” explica Pedreira que admite con seguridad que con el paso del tiempo no podrán evitar un sentimiento de “enfriamiento efectivo”.

Lo que parece claro es que las consecuencias psicológicas para los menores pueden ser graves.  Pedreira afirma que lo que están viviendo estos niños es comparable al “efecto tortura” al que se puede someter a un adulto. Con el paso de los años, tendrán que enfrentarse a cambios en el comportamiento. “Por un lado, previsiblemente tendrán una mala identificación emocional, sentimientos de inseguridad muy patentes y no descartaría quejas psicosomáticas como dolores inexistentes” añade Pedreira.


El Gobierno se escuda en la Biblia y en el irreal efecto disuasorio

"Les citaría al apóstol Pablo y su claro y sabio mandamiento de romanos 13 de obedecer las leyes del gobierno porque Dios ha ordenado al gobierno para que haya orden". Estas fueron las palabras del Fiscal General de EEUU, Jeff Sessions,  en referencia a la nueva política migratoria añadiendo que “Dios está de parte de las leyes del Gobierno”.

Recurrir a la Biblia es algo habitual para esta Administración, pero esta cita concreta, tal y como recordaba el Washington Post, ha sido utilizada para defender la esclavitud, el apartheid  o incluso el nazismo. La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, se posicionó a favor de las palabras de Sessions, ya que cree que es “muy bíblico hacer cumplir la ley”.

“Los estadounidenses siempre necesitan una explicación moral” dice Gurpegui, una respuesta que casi siempre encuentran en la religión. Aun así, la Biblia no ha sido el único escudo utilizado por los republicanos para defenderse de las críticas. Consideran que este tipo de políticas ayudarán a disuadir a otros que intenten entrar.

Un argumento completamente falaz si se atiende a los datos. La policía fronteriza detuvo en mayo a 51.912 personas procedentes de México, más del doble de los 19.940 arrestos del mismo mes en 2017. Se trata del tercer mes consecutivo en el que las detenciones se mantuvieron por encima de las 50.000 y el número continúa aumentando.

“Dicen que el objetivo es disuadir pero siempre que haya necesidad en un país y exista otro donde se pueda mejorar esto seguirá ocurriendo” reflexiona el catedrático del Instituto Franklin que estaba seguro, antes de que se produjera, que la medida se retiraría.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30