Jueves 12/10/2017.

Mundo

Cada minuto 20 personas se ven obligadas a huir de sus hogares en el mundo, según ACNUR

2016 terminó con 65,3 millones de desplazados forzosos, incluidos 40,3 millones de desplazados internos y 22,5 millones de refugiados

Cada minuto 20 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares como consecuencia de la violencia y los conflictos pero también de la persecución y las violaciones de los Derechos Humanos durante 2016, lo que supone un total de 10,3 millones de nuevos desplazados, según ha alertado este lunes el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

De acuerdo con su informe Tendencias Globales, de este total, 6,9 millones se vieron desplazados dentro de sus propios países mientras que otros 3,4 millones se convirtieron en refugiados o en solicitantes de asilo en otros países.

En total, cuando acabó el año había en el mundo 65,6 millones de personas desplazadas por la fuerza a nivel mundial, 300.000 más que con respecto a 2015. De ellas, 40,3 millones son desplazados internos y 22,5 son refugiados --17,2 bajo mandato de ACNUR y 5,3 refugiados palestinos registrados por UNRWA--, a los que se suman 2,8 millones de solicitantes de asilo.

Continúa así, según ACNUR, el aumento continuado que ha venido registrando el número de desplazados forzosos en las dos últimas décadas y que ha hecho que la cifra se haya prácticamente duplicado, puesto que a finales de 1997 había 33,9 millones. No obstante, el ritmo parece haberse ralentizado en 2016 gracias, principalmente a que 6,5 millones de desplazados internos y más de 550.000 refugiados regresaron a sus lugares de origen para rehacer sus vidas.

La proliferación de conflictos que se ha producido entre 2012 y 2015, con la guerra en Siria a la cabeza pero sumando también Irak, Yemen, Sudán del Sur o República Centroafricana, ha hecho que el aumento haya sido más marcado en este periodo. Ahora, 1 de cada 113 personas en el mundo está desplazada, mientras que hace una década el ratio era de 1 de cada 160.

Por países, Siria sigue siendo el que mayor población de desplazados forzosos tiene, con 12 millones de personas. Le siguen Colombia, con 7,7 millones de desplazados forzosos; Afganistán, con 4,7 millones; Irak, 4,2 millones; Sudán del Sur, 3,3 millones; Sudán, con 2,9 millones; República Democrática del Congo, con 2,9 millones; Somalia, 2,6 millones; Nigeria, 2,5 millones; Ucrania, 2,1 millones; y Yemen, 2,1 millones.

22,5 MILLONES DE REFUGIADOS

Pese a que la población refugiada sigue aumentado, según ACNUR el ritmo de crecimiento es el más bajo desde 2012. A lo largo de 2016, se registraron 1,1 millones de refugiados más, lo que supone un incremento del 7 por ciento, mientras que en 2015 hubo cerca de 1,7 millones (el 12 por ciento) y en 2014 el aumento fue del 23 por ciento, con casi 2,2 millones más.

Los diez principales países emisores de refugiados representan el 79 por ciento del total bajo mandato de ACNUR --13,5 millones--, lo que supone un aumento con respecto a 2015, cuando eran el 76 por ciento. Siria sigue encabezando la lista, con 5,5 millones de refugiados al final de 2016 frente a los 4,9 millones de un año antes. El 87 por ciento de ellos se encuentran en los países vecinos.

En segundo lugar se sitúa Afganistán, con 2,5 millones de refugiados frente a los 2,7 millones del año anterior, una disminución que se debió principalmente a los retornos desde Pakistán.

El recrudecimiento del conflicto en Sudán del Sur provocó que la población refugiada del país aumentara un 85 por ciento, según ACNUR. Así, la crisis de refugiados de Sudán del Sur fue la que aumentó con mayor rapidez en el mundo, pasando de 778.700 refugiados en 2015 a 1,4 millones en 2016.

En cuarto lugar se sitúa Somalia, si bien el número se vio reducido principalmente por la iniciativas de retorno desde Kenia, hasta situarse en un millón. Le siguen Sudán, con 650.000 refugiados; RDC, con 537.500; República Centroafricana (RCA), con 490.900; Birmania, con 490.300; Eritrea, con 459.400; y Burundi, que registró un aumento de casi el 40 por ciento pasando de 292.800 al comenzar el año a 408.100 al final de 2016.

PAÍSES DE ACOGIDA

Como en años anteriores, el 84 por ciento del total de refugiados se encuentran en regiones en desarrollo mientras que los países menos desarrollados dan asilo al 28 por ciento. Turquía se mantiene a la cabeza como principal país de acogida, con 2,9 millones de refugiados (400.000 más), el 98 por ciento de ellos sirios.

En segundo lugar se sitúa Pakistán, con 1,4 millones de refugiados, casi todos ellos de Afganistán. Le sigue Líbano, con algo más de un millón de refugiados, principalmente sirios, y donde la cifra ha caído con respecto a los 1,2 millones de 2014. En Irán hay un total de 979.400 refugiados, mayoritariamente afganos.

Uganda se encuentra en quinto lugar tras registrar un "aumento espectacular" en la llegada de refugiados durante 2016, según ACNUR. Al finalizar el año tenía 940.800 refugiados, el 68 por ciento de los cuales son sursudaneses. También aumentó el número de refugiados en Etiopía, hasta alcanzar los 791.600, en su mayoría de Sudá ndel Sur.

El 'top 10' lo completan Jordania, con 685.200 refugiados; Alemania, con 669.500 debido a los nuevos reconocimientos de quienes solicitaron asilo en 2015 y principios de 2016 y único país desarrollado en la lisa; República Democrática del Congo (RDC), con 452.000 refugiados; y Kenia, donde se ha producido una disminución del 20 por ciento hasta situarse en los 451.100 refugiados.

40,3 MILLONES DE DESPLAZADOS INTERNOS

La cifra de desplazados internos registró una ligera disminución en 2016, pasando de 40,8 millones en 2015 a 40,3, según los datos del Observatorio sobre el Desplazamiento Interno (IDMC) recogidos en el informe de ACNUR.

En total, el informe cifra en 5,5 millones los nuevos desplazados internos debido a conflictos y violencia en sus respectivos países. Más de 1,3 millones de los nuevos desplazamientos tuvieron lugar en RDC, seguida de Sudán del Sur (865.000), Libia (630.000), Afganistán (623.200), Irak (598.000) y Yemen (467.100).

Por otra parte, 6,5 millones de desplazados internos regresaron a sus lugares de origen, de los que cerca de 3 millones necesitaron asistencia de ACNUR, mientras que las cifras de desplazamiento se redujeron en otros 3 millones porque algunos abandonaron sus países y se convirtieron en refugiados o por ajustes estadísticos.

Colombia, donde en noviembre de 2016 el Gobierno y la guerrilla de las FARC firmaron un acuerdo de paz, sigue siendo el país con más desplazados internos del mundo, con 7,4 millones, aproximadamente medio millón más que un año antes.

Le sigue Siria, con 6,6 millones frente a los 6,3 millones de 2015, después de que unos 1,4 millones dejaran de serlo pero otros 1,2 millones se vieran desplazados. A continuación se sitúa Irak, donde también ha habido una disminución, pasando de 4,4 millones a 3,6.

La cuarta posición la ocupa RDC, donde se produjo un aumento considerable y se pasó de 1,6 millones en 2015 a 2,2 millones en 2016. Frente a ello, Sudán experimentó una considerable reducción pero aún hay 2,2 millones de desplazados. Le siguen Nigeria (2,2 millones), Yemen (2 millones), Sudán del Sur (1,9 millones), Ucrania (1,8 millones), Afganistán (1,8 millones), y Somalia (1,6 millones).

Por último, ACNUR ha contabilizado 2,8 millones de solicitantes de asilo, es decir, personas que solicitan protección internacional pero cuya condición de refugiado no ha sido determinada todavía.

En 2016 se presentaron ante los estados o ante ACNUR unos 2,2 millones de solicitudes individuales de asilo o de la condición de refugiado en 164 países o territorios, cifra que representa una reducción respecto a 2015, año en el que hubo 2,4 millones. Alemania es el país con más solicitudes, con 722.400, frente a las 441.900 de 2015, seguido por Estados Unidos, con 262.000, un 52 por ciento más, e Italia, con 123.000.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31