Mundo

El primer ministro libanés recuerda que las actas de acusación "no son veredictos"

El primer ministro libanés, Najib Mikati, ha asegurado este jueves, tras la entrega al Fiscal General libanés, Saeed Mirza, de las actas de acusación y de cuatro órdenes de detención del Tribunal Especial que investiga el asesinato del ex primer ministro Rafik Hariri, que las acusaciones "no son veredictos" y que "requieren evidencias sólidas".
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

En rueda de prensa en Beirut, Mikati ha dicho que la "lealtad" al "mártir" Rafik Hariri pasa por "averiguar la verdad para que se haga justicia" y para preservar los "principios básicos nacionales" con los que estaba comprometido el fallecido ex primer ministro.

"Sobre esos principios están la unidad y la solidaridad libanesa, la independencia de la nación y la coexistencia que siempre ha estado en el centro de la existencia y la continuidad de Líbano", ha afirmado el primer ministro libanés, según ha informado la cadena de televisión Al Manar.

Tras recordar el brutal atentado que acabó con la vida de Hariri y otras 22 personas, Mikati ha subrayado que Líbano ha cooperado con el Tribunal Especial en la investigación sobre el magnicidio. "Hoy estamos ante un nuevo hecho que requiere una aproximación racional y razonable. Nosotros ponemos el mayor interés del país, la paz civil, la unidad nacional y nuestra preocupación para conocer la verdad", ha señalado.

El primer ministro libanés ha incidido en que los libaneses "deben actuar con responsabilidad" tras la entrega de las actas de acusación aprobadas por el Tribunal Especial para Líbano. "No importa cuál sea la fuente de estas acusaciones. No son veredictos y las acusaciones requieren sólidas evidencias que no incluyan dudas. Los acusados son inocentes hasta que no se demuestre su culpabilidad", ha subrayado.

Mikati ha recordado de nuevo a la figura del ex primer ministro Rafik Hariri para subrayar que "el país está por encima de todo". "Tenemos que ser capaces de preservar Líbano como lo quería nuestro gran mártir --ha asegurado, en referencia a Hariri--, estando seguros de que construiremos el futuro juntos, protegeremos juntos la entidad y la unidad y demostraremos a aquellos que vaticinaban que la acusación dividiría a los libaneses que erraron en su pronóstico porque la victoria será para la verdad y la justicia, para la voluntad de unidad que hoy afronta una nueva prueba. Estoy seguro de que triunfará", ha subrayado.

Además, Mikati ha emplazado a los libaneses a que sean "razonables" y "previsores" para asegurarse de que "quienes quieren atacar al país y llevarlos al conflicto pierdan su oportunidad".

Por su parte, el Tribunal Especial de Naciones Unidas que investiga el asesinato de Hariri ha asegurado que los nombres de los cuatro sospechosos sobre los que ha dictado una orden de detención continuarán siendo secretos hasta que confirme que las autoridades libaneses han recibido las actas de acusación.

El tribunal ha indicado que la confirmación de la acusación y la emisión de las cuatro órdenes de arresto conllevan que el juez de instrucción, Daniel Fransen, ha considerado que hay suficientes evidencias para que el caso sea llevado a juicio.

NO SE REVELARÁN LAS IDENTIDADES

Además, ha señalado que no va a desvelar las identidades de las cuatro personas sobre las que ha dictado orden de detención. "El juez Fransen ha determinado que la acusación debe continuar siendo confidencial para permitir que las autoridades libanesas cumplan sus obligaciones y arresten a los acusados", ha indicado el tribunal en un comunicado.

Las autoridades libaneses han afirmado que las cuatro órdenes de detención corresponden a miembros del partido milicia chií libanés Hezbolá. Uno de ellos es el destacado líder de Hezbolá Mustafá Badreddine, que fue detenido en Kuwait en 1983 por una serie de atentados con bomba y que era cuñado del asesinado líder del grupo Imad Moughniyé.

Los otros tres sospechosos han sido identificados por las autoridades libanesas como Salim Jamil Ayash, Hasan Isa and Asad Sabra. Por el momento, no está claro cuántos de ellos pertenecen a Hezbolá y qué nivel tienen dentro de esa organización. Los cuatro estarían supuestamente implicados en el asesinato del líder comunista George Hawi y en los intentos de asesinatos de los ex ministros Marwan Hamade y Elias al Murr.

Tras la entrega de las actas de acusación y de las órdenes de detención, las autoridades libanesas tendrán hasta 30 días para informar al tribunal sobre las medidas que adoptará para cumplir su solicitud.

Las órdenes de detención también incluyen una orden de transferencia inmediata de los acusados al tribunal cuando sean arrestados. Si las autoridades no arrestaN a los acusados, el tribunal podría empezar a publicar anuncios de las personas buscadas. En caso de que no consiga su detención, podrá procesarlos en rebeldía.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
Image and video hosting by TinyPic