Martes 09/05/2017.

Mundo

El Gobierno de millonarios de Trump es 30 veces más rico que el de Bush

  • Sus ministros, a falta de unas pocas posiciones, acumulan riqueza por valor de más de 9.000 millones de euros.
  • Esto es más que el 30% de los hogares más pobres de Estados Unidos
  • El de Obama ha sido muy rico también, 2.500 millones, pero por una persona.


Estados Unidos es un país gobernado por millonarios. Lo ha sido casi siempre, y lo va ser con Donald Trump.

El presidente electo ha pergeñado su gabinete en medio del oro y el mármol de su “castillo” de la Quinta Avenida neoyorquina. Y le ha salido literalmente de lujo: su Gobierno lo forman 17 personas (aún faltan cuatro puestos claves) que tienen dinero y activos por valor de más de 9.000 millones de euros. Más bienes entre los 17 que los 46 millones de hogares más humildes del país o que el PIB de los 50 países más pobres del planeta.

“En muchos casos la gente con dinero sirve mejor porque no están preocupados por su bienestar económico tras el cargo”, opina para Te Interesa Khi Thai, profesor de la Universidad de Florida Atlantic. “Al mismo tiempo, la tendencia a acumular de los ricos puede provocar que usen el cargo para aumentar aún más sus bienes y eso les genera conflictos de interés”.

El de Trump es, además, el Gobierno que más riqueza acumula de la historia. Cuatro veces más que el de Obama y 30 más que el de George W. Bush, todo según el diario estadounidense The Boston Globe y el medio digital Quartz.

“Puede que los líderes que más tienen empaticen menos y tengan menos motivos para ayudar a la clase media que los líderes pobres que tienen que pelear, como Lyndon B. Johnson o Bill Clinton”, explica a Te Interesa el profesor de la Universidad de Columbia Robert Shapiro. “En el caso de los elegidos por Trump, lo que importa es que son republicanos y conservadores, y eso dirigirá sus acciones. Son la ideología, la filosofía y las motivaciones personales lo relevante a la hora de mejorar las vidas de los que lo necesitan. El caso de Franklin D. Roosevelt y John F. Kennedy son buenos ejemplos”.

Trump no es el más rico

El propio presidente tiene una riqueza estimada de 3.500 millones de euros, según Forbes. Le supera su ministra de Educación, Betsy DeVos, cuya familia roza los 5.000 millones de euros. El inversor Wilbur Ross se encargará del ministerio de Comercio mientras disfruta de sus 2.400 millones. Una cantidad tiene Steven Mnuchin. Elex banquero de Wall Street y ex Goldman Sachs “boy” [“chico” del banco con mayor influencia política] se dedicará a gestionar las finanzas de la primera economía del mundo desde el ministerio de Hacienda (secretaría del Tesoro).

Estos son los “milmillonarios”, pero también hay millonarios a secas. Como la ministra de Transporte, Elaine Chao, que tenía 15 millones de euros en 2008, o el Fiscal General Jeff Sessions con 6 millones y el secretario de Recursos Humanos Tom Price con 12.

El más pobre de todos es el vicepresidente electo Mike Pence, que sólo tiene 200.000 euros en el banco.

Estados Unidos siempre está gobernado por ricos

Pero no se ha inventado el Gobierno de los ricos, simplemente lo ha llevado a un nivel paroxístico.

Es lo más habitual, en parte porque en el país el éxito económico está íntimamente ligado a la valoración profesional.

Que Trump haya elegido a exitosos hombres de negocios para su gabinete forma parte de lo esperable, dado que él mismo considera que uno de sus principales atributos para presidir el país es haber demostrado tener éxito en los negocios. La oposición le critica duramente por lo que considera un engaño electoral: en campaña aseguraba que iba a acabar con “la casta” en el Gobierno. Usaba retórica contra Wall Street por “robar” a la clase media y así caldear los ánimos de los trabajadores de los estados clave de Michigan, Wisconsin o Pensilvania. Al final, ha creado un Gobierno que incluye al Consejero Delegado de Exxon Mobile, a dos banqueros de Wall Street y a al máximo ejecutivo de una cadena de comida rápida.

Barack Obama se ha rodeado en esta última legislatura de ministros que, en conjunto, cuentan con más de 2.500 millones de euros, aproximadamente, un cuarto que el Gobierno Trump. El matiz está en que el grueso de ese dinero es del responsable de Comercio Penny Pritzker, que tiene 2.000 millones, de nuevo según Forbes.

Mucho más modestos eran los elegidos por George W. Bush. Tenían 30 veces menos riqueza, por debajo de los 400 millones de euros colectivamente en su último mandato. En parte porque el presidente evangelista estaba más orientado hacia la elección de consejeros neoconservadores que a los del ala empresarial del partido.

“Un Gobierno de los muy ricos puede ayudar a la clase media o incluso a los pobres, pero no si su prioridad es el crecimiento económico y el beneficio privado”, concluye para Te Interesa, en la misma línea que el resto de analistas consultados, Kenneth Prewitt, director del Carnegie de la Universidad de Columbia.



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
Etiquetas:

Kit Buenos Días

Mayo 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31