Jueves 19/10/2017.

Mundo

Los líderes europeos cierran filas con el acuerdo iraní y amenazan a Pyongyang con "más" pasos

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han cerrado filas con el acuerdo nuclear iraní tras el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de no certificarlo y dejar en mano del Congreso estadounidense la decisión sobre la reintroducción de sanciones a Irán y han amenazado a Corea del Norte con "más reacciones" si no cumple "plena e incondicionalmente, sin dilación" sus obligaciones internacionales.

"El Consejo Europeo reafirma su pleno compromiso con el acuerdo nuclear de Irán", han subrayado los líderes en el texto de conclusiones aprobado en la cumbre.

Los ministros de Exteriores de la UE instaron el lunes pasado a Washington a "mantener su compromiso" con el acuerdo iraní y "a considerar las implicaciones para la seguridad de Estados Unidos, sus socios y la región antes de dar más pasos" y dejaron claro que las preocupaciones por los misiles balísticos iraníes y las crecientes tensiones en la región deben abordarse "fuera" del acuerdo.

Los Veintiocho insistieron en que "en un momento de amenaza nuclear aguda, la UE está decidida a preservar el JCPOA como un pilar clave de la arquitectura internacional de no proliferación", en alusión a la amenaza norcoreana, que también ha sido abordada por los líderes europeos, junto con el acuerdo nuclear iraní, durante su cena de este jueves.

Los líderes europeos han denunciado el comportamiento "inaceptable" de Corea del Norte, que ven como "una amenaza significativa" y han instado a Pyongyang a cumplir "plena e incondicionalmente, sin dilación" sus obligaciones con la ONU y abandone sus programas nuclear y balístico de forma "completa, verificable e irreversible".

Los Veintiocho insisten en que la desnuclearización de la Península coreana debe lograrse por medios pacíficos pero han recordado que la UE acaba de reforzar las sanciones de la ONU y han avisado a Pyongyang de que considerarán "más reacciones en estrecha consultación con sus socios" y el bloque seguirá trabajando con terceros para aplicar de forma "plena" las sanciones de la ONU.

COOPERACIÓN CON TURQUÍA PESE AL RETROCESO EN DDHH

Los líderes europeos también han abordado durante la cena las relaciones con Turquía, un país que "se está alejando de Europa" a la luz del retroceso democrático y en las libertades fundamentales por las políticas del presidente Recep Tayyip Erdogan, algo que "preocupa" a los Veintiocho.

Una mayoría de países insiste sin embargo en la necesidad de no romper la cooperación con Turquía, clave en muchos ámbitos como la lucha antiterrorista o para atajar la crisis de refugiados y considera que "no se ganaría mucho yendo más allá de constatar lo que ya es de facto", es decir, que las negociaciones de adhesión están "de facto" congeladas porque no hay avances, según un alto diplomático.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha reclamado eso sí "una reducción" de las ayudas a la preadhesión para Turquía por la situación preocupante de los derechos fundamentales en el país.

"Todo el mundo sabe que esta negociación está de facto congelada, en punto muerto", ha subrayado por su parte el primer ministro belga, Charles Michel, que ha reclamado que las ayudas no se dirijan "en el marco del proceso de adhesión" porque está congelado o "al menos" se reorienten.

Más de un tercio de los 4.450 millones de euros previstos para Turquía entre 2014 y 2020 en ayudas a la preadhesión se centran en reformas específicas para facilitar su entrada al bloque, en especial los sectores de la democracia, los derechos Humanos y derechos fundamentales y el apoyo a la sociedad civil. Hasta ahora, se han desembolsado 258,4 millones de euros a Turquía y se han contratado 368,3 millones.

La Comisión Europea tiene previsto realizar una revisión de las ayudas de preadhesión para "finales de año", han explicado fuentes europeas.

Aunque no se descarta que haya una reducción de las ayudas y que se redirijan más para apoyar a la sociedad civil y la democracia, hay países como Italia que rechazan de plano cortar completamente las ayudas a Turquía, según fuentes diplomáticas.

Eso sí, Merkel ha dejado claro que Turquía está haciendo "un gran trabajo respecto a los refugiados" y los europeos deben cumplir la ayuda prometida. "Hemos prometido 3.000 millones de euros en los próximos tres años, además de los 3.000 millones que ya hemos comprometido. Tenemos que cumplir esta promesa", ha explicado, aunque una fuente de alto nivel europea ha avanzado que la ayuda adicional prometida no se discutirá hasta el año que viene.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30