Lunes 23/10/2017.

| Europa

Europa

Cinco rutas en coche para conocer los secretos de Alemania

  • La ruta de los hermanos Grimm, la de los castillos medievales o la del vino alemán 
  • Alemania es un país muy sencillo de recorrer en coche por sus buenas autopistas y conexiones por carretera 

Alemania tiene más de 300.000 kilómetros cuadrados y es uno de los países del mundo con más monumentos patrimonio de la humanidad. Aunque las ciudades clásicas para visitar son Berlin y Munich, una de las opciones para descubrir más a fondo el país son las rutas en coche que cuentan con la ventaja de unas de las mejores autopistas y sin límite de velocidad en algunas zonas. Estas son cinco de las mejores rutas para conocer Alemania.

Ruta de los cuentos de hadas de los hermanos Grimm

La primera es la ruta de los cuentos de hadas de los hermanos Grimm. Si planeas un viaje en familia es la mejor opción. Los hermanos Grimm son los creadores de cuentos más famosos de la historia. Crearon personajes como Caperucita Roja, el Flautista de Hamelín, Hansel y Gretel, la Cenicienta o Blancanieves, entre otros. Y todos esos cuentos están basados en los paisajes e historias populares de los pueblos en esta ruta. Un recorrido que comienza en el lugar de nacimiento de los hermanos Grimm, Hanau, y continúa subiendo hacia Schwalmstadt, donde se ubica la historia de Caperucita Roja; Hofgeismar, que alberga el Castillo de Sababurg, vinculado con el castillo de la Bella Durmiente, Trendelburg con la historia de Rapunzel y Polle con los hechos de Cenicienta. Además pasa por Kassel, donde hay un museo específico sobre los cuentos de hadas de ambos escritores.

Todas las ciudades tienen atracciones temáticas de su cuento, con actores disfrazados y actividades para los más pequeños.


Ruta Romántica de castillos

Otra de las rutas más famosas en coche es la llamada Ruta Romántica de los castillos. Si te gusta la época medieval, la nobleza o, simplemente, eres un enamorado de los paisajes, esta es tu ruta. El camino está menos diseñado que el de los Cuentos de Hadas, puedes organizarte tú mismo con los castillos que más te gusten o los que estén de camino entre una parada y otra. Eso sí, hay algunos castillos icónicos que no te puedes perder.

El más famoso de todos y donde puedes comenzar la ruta es el castillo de Neuschwanstein, en el que se inspiró Walt Disney para crear su famoso logotipo. Otra de las paradas obligadas es Augsburgo, donde están algunos de los castillos más imponentes de Alemania, como la fortaleza de Hohenschwangau, una fortificación con torretas cuadradas en medio de un bosque impenetrable. A partir de ahí puedes ir subiendo y pasando pequeños pueblecitos bávaros hasta terminar en Würzburg, en los alrededores de Frankfurt, donde suele terminar la ruta.

 

Ruta de mercadillos de Navidad

Eso sí, si lo que quieres es una escapada navideña, lo ideal es la ruta de los mercadillos de Navidad. Esta tradición alemana consiste en plantar un mercado de casetas de madera en las que se venden artesanías navideñas, atracciones y comida típica alemana. Pero lo más importante es el ambiente. Se cantan villancicos y todos los lugareños se reúnen para pasear por el mercadillo o beber vino caliente con canela.

El mercado navideño más antiguo de Alemania, y del mundo, se encuentra en Dresde, donde puedes empezar la ruta. Desde allí puedes moverte al mercado de Meissen, que es famoso por su exquisita porcelana artesanal, o al de Bautzen, un lugar de reunión de los sorbios, una minoría eslava que vive en Sajonia.

En realidad, prácticamente todas las poblaciones tienen sus propios y curiosos mercadillos de navidad. Los más históricos y conocidos están en Postdam, Nuremberg o Friburgo. En todos ellos encontrarás cosas distintas, con el folclore y las artesanías propias de cada ciudad.


Ruta del vino alemán

Aunque no sea muy conocido, el sur-oeste de Alemania produce un vino tan bueno como el francés. Son muchos los viñedos construidos en las laderas de las colinas y los pueblos celebran regularmente fiestas del vino. La cerveza no es lo único que beben los alemanes. La llamada Deutsche Weinstraße es una ruta en la zona de Renania Palatinado y fue creada en 1935 para fomentar el turismo en la zona. Se inicia en la llamada “puerta del vino alemán”, una puerta ceremonial en la frontera francesa. El camino está señalizado con unas placas amarillas con un racimo de uvas.

La Ruta del vino alemán es de 50 millas de largo y pasa por las ciudades de Gruenstadt, Bad Duerkheim, Deidesheim, Neustadt an der Weinstrasse, Edenkoben, Bad Bergzabern y muchos pueblos pequeños. El recorrido finaliza en Bockenheim, a 62 millas al sur de Frankfurt.



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30