Lunes 05/11/2018.

| Europa

MIGRACIÓN

Europa

Europa cambia de estrategia migratoria: fin de cuotas y nuevos centros de detención

  • El Consejo europeo ha llegado a un acuerdo durante la madrugada del viernes para crear centros de migrantes dentro de la UE
  • Los países del este defienden su política antiinmigración; el sur continúa buscando un reparto equitativo de las solicitudes

Europa ha dado el giro de timón que necesitaba para ganar un poco de oxígeno en la crisis migratoria que vive en sus costas. El Consejo europeo (el órgano que reúne a jefes de estado y de Gobierno) ha llegado a un acuerdo durante la madrugada del viernes para crear centros de migrantes dentro de la Unión Europea, espacios que se situarán en los países del sur donde se dará acogida a las miles de personas que llegan al continente. De momento no ha trascendido qué países serán los que alberguen estos centros pero algunas fuentes comunitarias señalaban a Grecia y España. Voces españolas descartaban esta idea tras la reunión.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han intentado llegar a un punto en común pero “sobre una base voluntaria”, después de negociar durante más de trece horas en Bruselas. Un pacto tras días de tensión donde parecía que llegar a un acuerdo era imposible. Los países del este defienden su política antiinmigración mientras que los países del sur continúan buscando un reparto equitativo de los solicitantes de asilo. Al terminar el Consejo, todas las voces han defendido el pacto como “una buena noticia”. El presidente, Donald Tusk, confirmaba la noticia a través de su cuenta de Twitter a las 4:34 de la mañana.




La idea ha sido impulsada por Italia y Francia que defendían la propuesta para que tras la llegada a estos centros, los migrantes sean repartidos entre todos los estados miembro pero “de forma voluntaria”. Esta ha sido la clave para contentar al llamado bloque del este que se ha negado de forma sistemática a las cuotas de acogida.

La creación de estos centros, el fin de las cuotas y el posicionamiento de cada uno de los países han sido las claves de una reunión que marca un antes y un después en la política migratoria de la Unión Europea.

 

Centros de migrantes, fin de cuotas y dinero para los países de orígen

La clave de esta nueva propuesta es la creación de centros de recepción controlados por la Unión Europea para llevar a los migrantes rescatados en el mar. Allí, un equipo especializado se encargaría de diferenciar entre aquellos con derecho a reclamar asilo y aquellos que son migrantes económicos. Estos serán devueltos a sus países de orígen mientras que los solicitantes de asilo comenzarán los trámites.

Lo que ocurre es que la solicitud no parece que vaya a poder dirigirse a cualquier país ya que este acuerdo termina con la política de reparto de cuotas entre el grupo de los Veintiocho. Cada país decidirá “de forma voluntaria” si acoge o no a estos centros y a estos refugiados. De esta forma, se contenta la política antiinmigración de países como Austria o Hungría.

La UE, dice el acuerdo, apoyará financieramente "todos los esfuerzos de los Estados miembros, especialmente España y los países de origen y tránsito, para prevenir la inmigración ilegal". Además se dotará de más dinero al fondo fiduciario para África, como se confirmó en la reunión informal que hubo la pasada semana. Serán 500 millones más  los países de orígen.


Los datos de llegada siguen cayendo

Las cifras de personas que han llegado a Europa continúan cayendo. En el año 2015 entraron en Europa un millón de personas; en lo que llevamos e 2018 han llegado 43.000. Según la Organización Internacional para las migraciones cifra en 972 las personas que han muerto en el mar o han desparecido en lo que va de año.

Italia, España, Grecia, Chipre y Malta siguen siendo los países que soportan esta presión migratoria. Son estos los países que toman direcciones diferentes en sus decisiones: mientras que Italia rechazaba los barcos de las ONG que rescataban personas en el mar España aceptaba la acogida del Aquarius.

El resto de países, aunque no sean receptores directos, también se ven afectados por la crisis migratoria en tensiones políticas internas. Merkel afirmó que “la migración puede decidir el destino de la Unión Europea” además del suyo. Sus socios de Gobierno de la derecha bávara, CSU, le exigían un acuerdo en el que se contemplara la expulsión de solicitantes de asilo. Este acuerdo parece que ahora le da algo de aire para respirar.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30