Sábado 08/12/2018.

Mundo

La economía alimentaria de Yemen entra en colapso y pone a 16 millones de personas en estado de hambruna

Un nuevo informe de la ONU revela las inmensas debilidades económicas que sacuden al país, donde el acceso económico a alimentos es casi imposible

Casi 16 millones de yemeníes se levantan en estado de hambruna, según se desprende del último análisis de Seguridad Alimentaria (IPC), publicado este sábado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y socios humanitarios.

"Lo que el IPC nos dice es alarmante", ha avisado Lise Grande, Coordinadora Humanitaria para Yemen. "Unas 65.000 personas apenas tienen para sobrevivir en este momento y al menos un cuarto de millón de personas se enfrentan a un año sombrío", ha añadido.

Ahora "cualquier cambio en sus circunstancias, incluida cualquier interrupción en su capacidad para acceder a los alimentos de manera regular, los llevará al borde de la muerte", ha añadido Grande en una nueva alarma sobre un conflicto entre Gobierno y huthis que ha terminado por llevar al que, de por sí, era uno de los países más pobres del mundo al borde de la catástrofe.

Conflicto que sigue siendo el principal motor de la inseguridad alimentaria. La pérdida de medios de subsistencia e ingresos, así como el aumento del precio de los productos básicos también son factores que contribuyen a la reducción de la capacidad de las familias para comprar alimentos.

Las fluctuaciones impredecibles en el tipo de cambio y las restricciones de crédito han impactado las importaciones. El colapso de los servicios públicos y las redes de seguridad social y la erosión de los mecanismos de defensa han hecho a millones de yemeníes más vulnerables a las conmociones.

"El apoyo a la agricultura y los medios de subsistencia son una parte crítica de la respuesta humanitaria en Yemen. Antes de la escalada de violencia, el 73% de la población dependía de la agricultura y la pesca para su sustento", comentael Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

"En una guerra librada por adultos, son los niños del país los que sufren primero y los que más sufren", ha avisado por su parte la Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore. "Miles de niños yemeníes podrían morir de desnutrición severa si las condiciones, incluyendo el conflicto y la crisis económica, no mejoran pronto. Las partes en conflicto deben elegir si terminar la lucha y salvar vidas, o seguir luchando, y hacer que mueran más niños", ha lamentado.

APOYO INTERNACIONAL IMPRESCINDIBLE

"Con el apoyo de la comunidad internacional, el PMA alimenta a casi ocho millones de personas al mes. Si no fuera por eso, dos tercios de la población en Yemen se enfrentarían a niveles horribles de hambre y hambre ", ha declarado su director ejecutivo, David Beasley.

"Este informe es una campana de alarma que muestra que el hambre está aumentando y necesitamos un aumento masivo de ayuda y acceso sostenido a todas las áreas en Yemen para poder rescatar a millones de yemeníes. Si no lo hacemos, perderemos a toda una generación de niños por el hambre", ha declarado.

ALTOS ÍNDICES DE MALNUTRICIÓN INFANTIL

El nivel de malnutrición aguda entre los niños sigue siendo alto. En todo el país, 1,8 millones de niños padecen desnutrición aguda, incluidos casi 400.000 que sufren la forma más grave.

Los niños con desnutrición aguda grave tienen once veces más riesgo de muerte si no se tratan a tiempo que un niño sano de la misma edad. Los altos niveles de malnutrición se ven agravados por la falta de alimentos, las malas prácticas de alimentación infantil en el hogar, el funcionamiento subóptimo de los sistemas de salud, agua y saneamiento, los brotes de enfermedades y el deterioro de la economía.

Y si bien los mercados siguen abiertos, el acceso económico a los alimentos sigue siendo una gran preocupación. Una gran proporción de la población, incluso en áreas más estables, no puede acceder a productos alimenticios básicos porque los precios de los alimentos han aumentado en un 150 por ciento en comparación con los niveles anteriores a la crisis. Los precios del combustible, incluido el gas para cocinar, también se han disparado.

El sector agrícola también se ha visto gravemente afectado por el conflicto y la producción de alimentos se ha desplomado. Incluso en medio de esta crisis prolongada, la agricultura sigue siendo el principal medio de vida de las tres cuartas partes de la población. Es su única fuente de ingresos y es fundamental para permitirles acceder a los alimentos en los mercados. La agricultura y los medios de vida rurales son parte integral de la respuesta humanitaria para apoyar la producción local de alimentos, proteger los medios de vida y mejorar la seguridad alimentaria.

Incluso antes del conflicto, Yemen era propenso a la inseguridad alimentaria crónica debido a su dependencia de las importaciones en más del 75 por ciento de sus necesidades alimentarias nacionales, mientras que el 80 por ciento de los yemeníes vivía por debajo del umbral de pobreza.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31