La Información

mató en macabros rituales a 30 mototaxistas en Colombia

Mundo

La Policía colombiana captura al 'Dexter criollo', un asesino en serie de 30 personas

  • Luis Gregorio Ramírez Maestre sometía a una lenta muerte a sus víctimas, como el sádico televisivo.
  • Ramírez solo elegía conductores de mototaxis de entre 19 y 30 años de edad y escasa fuerza física.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Luis Gregorio Ramírez Maestre, el Dexter criollo (Foto: Édgar Pernett/VANGUARDIA LIBERAL) Luis Gregorio Ramírez Maestre, el Dexter criollo (Foto: Édgar Pernett/VANGUARDIA LIBERAL)

Luis Gregorio Ramírez Maestre, un individuo detenido el pasado diciembre en Santa Marta (Colombia), ha admitido ante las autoridades estar detrás del asesinato de 30 mototaxistas.

Bautizado por la prensa como el Dexter colombiano o Dexter Criollo, los medios de comunicación locales intentan de esta manera expresar el horror que transmite este asesino en serie.  

Luis Gregorio Ramírez Maestre sometía a sus víctimas a un ritual que supera con creces la imaginación de los guionistas de la conocida serie de televisión Dexter, en la que un policía de Miami es en realidad un maquiavélico asesino que sigue macabros protocolos para sus crímenes.

Ramírez solo elegía mototaxistas entre los 19 y 30 años de edad. Ninguno  medía más de 1.70 metros de estatura ni pesaba más de 60 kilos. Esto con el fin de poder someterlos fácilmente. Para su captura, las autoridades colombianes pidieron ayuda al FBI, con el fin de trazar un perfil del asesino en serie.

 

Este jueves, la BBC cuenta como cayó el "asesino de Tenerife" en Colombia. Esta cabecera señala que fue la quinta muerte en Barrancabermeja, en mayo de 2012, la que le dio al policía colombiano Juan Guillermo Tirado la pista que necesitaba para resolver el misterio.

La web destaca que al igual que las otras víctimas, el quinto cadáver también correspondía a un mototaxista. Las similitudes les indicaban a los investigadores que estaban ante un asesino en serie, que disfrutaba torturando y viendo morir a sus víctimas, como el tristemente famoso Harold Shipman.

Pero la clave para atraparlo estaba en lo que esta vez era diferente. "Resulta que los moviles (de las primeras cuatro víctimas) eran de los baratos, no eran ningún premio", le contó Tirado a BBC Mundo. "Pero el quinto ya era un móvil de alta gama. Y uno ya sabe que ese es un premio para un delincuente", dijo.

El policía centró su atención en el teléfono móvil y rápidamente consiguió individualizar un número de teléfono. "Preguntamos sobre el número de movil, diciéndole que tenemos unas llamadas perdidas de ese número, para verificar si de pronto era un conocido o algo porque no nos acordábamos bien. O si de pronto era un trabajo o algo, que nosotros estábamos necesitando".

Fue el teléfono, una vez más, el que les permitió a la policía localizar al sujeto, cuando la investigación ya llevaba aproximadamente nueve meses. "Cuando uno es policía, todo lo espera en la calle, uno tiene que estar preparado para todo. Pero nunca pensé en toparme con un caso de estos", añadió Tirado.

Kit Buenos Días

La Policía colombiana captura al 'Dexter criollo', un asesino en serie de 30 personas Recibe toda la actualidad a primera hora

Enviar
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Síguenos en...

Facebook Twitter Youtube Tuenti
Mapa autonómico de España