Domingo 01/10/2017.

Mundo

¿Por qué una bomba de hidrógeno es más peligrosa que una bomba atómica?

  • La bomba de hidrógeno es una bomba atómica pero encadena procesos de fusión y fisión que implican que su poder de destrucción aumente
  • En teinteresa.es hablamos con el experto en energía nuclaer Pedro Melgar para analizar las principales diferencias y las distintas consecuencias que tendría su lanzamiento 

La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte continúa creciendo.  En su escalada hacia límites inalcanzables en los últimos años, Donald Trump se mostró realmente beligerante con Pyonyang en su primera declaración ante la Asamblea de las Naciones Unidas. El presidente norteamericano de mostró dispuesto a “destruir totalmente” el país asiático en caso de que continúe con sus amenazas.

Ante esta postura, Kim Jong Un ha advertido que se plantea “las contramedidas más duras de la historia”  contra EE.UU. El líder norcoreano afirmó en un comunicado que "mientras Trump siga siendo la cara del mundo y después de que haya denunciado e insultado al Estado (norcoreano), formulando la declaración de guerra más brutal de erradicar nuestra república, consideraré el más alto nivel de duras contramedidas en la historia".

La agencia surcoreana de noticias detalló el pasado viernes que podríamos enfrentarnos a la “detonación más potente de una bomba de hidrógeno en el Pacífico”, pero ¿es la más peligrosa?  Es más popular la llamada ‘bomba atómica pero ¿en qué se diferencia con la bomba de hidrógeno? ¿Por qué esta última es más peligrosa?

El experto en energía nuclear Pedro Melgar explica a teinteresa.es que “ambas son armas nucleares, es decir, funcionan por procesos de unión y división entre núcleos de átomos”. Lo que permite diferenciarlas es el mecanismo de funcionamiento.

 

¿Cómo funciona una bomba atómica?

La bomba atómica funciona a través de procesos de fisión, es decir, a través de divisiones dentro del núcleo de un átomo. “El neutrón incide en el núcleo dividiéndolo y generando a su vez más neutrones que provocan más fisiones” explica Melgar. De esta manera, se producen reacciones en cadena de manera descontrolada que terminan con una gran explosión.

Son las famosas bombas lanzadas en Hiroshima y Nagasaki por los Estados Unidos las primeras generaciones de bombas nucleares. La potencia de estas bombas están “limitadas por la eficiencia de las reacciones” es decir, dependiendo del material que permita esa división el Plutonio o el Uranio. “Siendo decenas de miles de veces más potentes que la dinamita, se consideran bombas pequeñas” detalla el experto nuclear.

 

¿Qué es una bomba de hidrógeno?

En el caso de las bombas de hidrógeno se trata de un paso más en las bombas atómicas y en las armas nucleares, “se necesita una tecnología nuclear mucho más avanzada y desarrollada” explica Melgar. “La clave de estas bombas es el uso que hace inicialmente de los Rajoy X que “producen una expulsión primaria nuclear que provoca una fusión entre los átomos” añade.

Como resultado de estas fusiones, se generan muchísimos más neutrones por unidad de masa que en una bomba atómica, los cuáles impactan produciendo más fisiones. “Estos dispositivos, al generar muchísimos más neutrones, alcanzan una eficiencia muy superior que las de las bombas atómicas, del orden de decenas y cientos de veces, por lo que son armas obscenamente mucho más potentes” concluye Melgar.

Para entender bien las posibles consecuencias, Pedro Melgar  lo ejemplifica con la posible destrucción que habría en caso de lanzar las bombas. “Una bomba atómica pequeña como la de Hiroshima lanzada sobre Madrid destruiría buena parte de la ciudad y alrededores. Sin embargo, una bomba de hidrógeno como Tzar, borraría el centro de España y alcanzaría Zaragoza, Córdoba, Zamora…”. 


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30