Domingo 11/08/2019.

Mundo

El islamismo sigue preocupando en España diez años después del 11-M

  • Dos tercios de los 84 islamistas condenados o muertos en actos de terrorismo en España entre 1996 y 2012 vivían en Madrid y Cataluña.
  • De los más de 500 detenidos por yihadismo entre 1995 y 2014, sólo 78 fueron condenados.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • El número de musulmanes en España alcanza el 3 por ciento de la población EFE

Lejos de las mezquitas, en pequeños grupos o solos en internet, cada vez más jóvenes musulmanes se radicalizan en España, donde la proliferación de "lobos solitarios" preocupa a las autoridades diez años después de los atentados islamistas del 11 de marzo de 2004.

"La amenaza que valora el centro nacional de coordinación antiterrorista", creado a raíz de aquellos ataques que conmocionaron al país con 191 muertos en Madrid, "es desde hace años un riesgo probable de atentado", dice a la AFP el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

"Eso no ha cambiado", sin embargo "en el número de yihadistas sí que se ha producido un incremento" y "especialmente en algunas zonas sí se ha producido un aumento de los focos de radicalización", agrega.

Dos tercios de los 84 islamistas condenados o muertos en actos de terrorismo en España entre 1996 y 2012 vivían en Madrid y Cataluña, según un estudio del centro de estudios estratégicos Real Instituto Elcano.

Eran todos hombres, entre 25 y 39 años, un 80% extranjeros: inmigrantes de primera generación argelinos, marroquíes y paquistaníes llegados a España desde los años 1990. Solo un 4,8% de ellos nacieron en España.

Las mezquitas, mucho más vigiladas desde el 11-M, ya no son lugar de adoctrinamiento, explica Fernando Reinares, investigador de Elcano.

"Tienden a concentrarse en pequeños lugares de culto marginales y en domicilios privados", convocados no tanto por imanes como por "individuos carismáticos que han luchado en Afganistán, Bosnia o Chechenia", señala.

En la última década se acentuó su presencia en Cataluña, pasando de seis condenados en 1995-2003, un 20% del total, a 22 en 2004-2012, un 40%.

En Barcelona se abortó en enero 2008 un atentado contra el metro, por el que fueron condenados diez paquistaníes y un indio vinculados a los talibanes de Pakistán, que habría sido "un segundo 11-M", recuerda Reinares.

Y en Cataluña fue identificado en 2007 Mohamed Merah, autor de siete asesinatos en el sur de Francia en 2012, quien según el diario ABC "pudo haber viajado a Tarragona para asistir a unas 'jornadas islámicas de formación'".

Calificados de "lobos solitarios", son precisamente los extremistas como Merah, los que centran la atención.

"Los detenidos de los primeros años, hasta 2009, estaban más estructurados en grupo, y en los últimos años ha surgido la figura de los individuos aislados", autorradicalizados en internet, explica Martínez. Cuatro fueron detenidos solo en 2013.

"Estamos ahora mismo valorando mucho esta amenaza, lo que no quiere decir que hayamos descuidado las células yihadistas", agrega, subrayando que algunos de estos islamistas "van a hacer la yihad a terrenos de conflicto" como Siria.

Según un informe del Real Instituto Elcano, de abril de 2012 a noviembre de 2013 partieron de España a Siria 20 yihadistas de 15 a 49 años: nueve marroquíes -residentes en la ciudad andaluza de Málaga, la catalana de Gerona y el enclave norafricano de Ceuta- y 11 españoles, casi todos nacidos en Ceuta.

Los que "carecían de experiencia previa estuvieron sometidos" a "sesiones de preparación física" en Ceuta y sus alrededores en Marruecos, explica.

Después, ya en Siria, fueron internados en campos de entrenamiento, antes de entrar en células terroristas o cometer atentados suicidas. Según el informe, que citaba conversaciones interceptadas por la policía, estos hombres contemplaban también "hacer la yihad en casa", o sea en España, si lograban regresar de Siria.

La preocupación por tanto aumenta, y sin embargo, el número de detenciones se redujo considerablemente desde los años posteriores al 11-M: de 131 en 2004 y 108 en 2005 pasaron a 6 en 2012 y 19 en 2013.

"Después del 11-M España había quedado en estado de 'shock' y los jueces estaban dispuestos a autorizar acciones al mínimo indicio", explica Javier Jordán, experto en estudios estratégicos de la Universidad de Granada. Pero "muchos de los detenidos fueron liberados por falta de pruebas", agrega.

De los más de 500 detenidos por yihadismo entre 1995 y 2014, sólo 78 fueron condenados.

"La justicia y la policía son ahora más cautas", subraya el investigador.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Agosto 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31