Lunes 20/05/2019.

Mundo

La UNRWA destaca que superó una "crisis existencial" tras la retirada de la financiación de EEUU

Alerta sobre la situación en Gaza y recalca que cumplirá su mandato "con mucha determinación"

El comisionado general de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), Pierre Krahenbuhl, ha destacado que el organismo superó en 2018 "una crisis existencial" tras la decisión de Estados Unidos de poner fin a su financiación y ha defendido el trabajo realizado a pesar de estas dificultades y las duras condiciones en las que viven los refugiados palestinos tanto en Cisjordania y la Franja de Gaza como en otros países de la región.

En una entrevista concedida a Europa Press, Krahenbuhl ha recalcado que la decisión de Washington --tomada ahora hace un año-- supuso una crisis "fundamental", dado que disparó el déficit total hasta los 446 millones de dólares.

Así, ha recordado que la UNRWA decidió "no tanto sentarse y quejarse", sino "iniciar una campaña global, 'La Dignidad no Tiene Precio', para buscar los apoyos necesarios". "Logramos superar ese déficit. Es muy positivo. No se trata de UNRWA, se trata del acceso de medio millón de estudiantes a las escuelas", ha destacado.

Sin embargo, ha reconocido "momentos muy difíciles" para el organismo, como la decisión de cortar varios proyectos de emergencia en Gaza y Cisjordania que provocó la pérdida de empleo de 118 personas. Sin embargo, ha indicado que, en una valoración global, "el 97 por ciento de los servicios fueron protegidos".

Asimismo, ha aplaudido la contribución realizada por España, que ha aumentado hasta los 17 millones de euros su aportación a esta agencia de la ONU, antes de incidir en que esta búsqueda de financiación ha permitido generar una base "mejor que hace un año, más diversa".

ALARMA ANTE LA SITUACIÓN EN GAZA

En otro orden de cosas, Krahenbuhl ha lamentado que el nivel de alarma internacional ante la situación en Gaza "no está en el nivel en el que debería estar", antes de incidir en el hecho de que más de 20.000 palestinos han resultado heridos por la represión de las fuerzas israelíes de las protestas por la Marcha del Retorno, iniciadas en marzo de 2018.

"Durante días concretos de protestas y manifestaciones hemos tenido más heridos que durante un conflicto armado (en 2014) en el cual se usaron bombardeos aéreos, artillería y destrucciones de hogares e infraestructura", ha destacado.

Además, ha incidido en el impacto a nivel psicológico sobre la población, lo que ha descrito como "una catástrofe que está resurgiendo" a la que se suman el trauma de la pérdida de seres queridos y la falta de perspectivas políticas y personales. "Eso crea un golpe psicológico de una profundidad que es difícil de describir", ha indicado.

Krahenbuhl ha dicho además que el nivel de heridos ha generado un impacto sobre las instalaciones de la UNRWA, que han atendido a víctimas debido a que los servicios sanitarios públicos han quedado totalmente colapsado. "Son centros de salud primaria que normalmente no reciben a heridos por conflicto armado. Es un trabajo que se ha transformado y ha sido una presión muy fuerte sobre los servicios de salud", ha valorado.

Dentro de estos trabajos figuran el apoyo psicosocial para las víctimas y sus familias ante el impacto psicológico. En este sentido, ha recordado que la financiación de estos programas llegaba a través de los fondos de emergencias, en gran parte dependientes del apoyo estadounidense. "Hubo un impacto este verano que intentamos proteger lo mejor que pudimos, pero hubo consecuencias", ha lamentado.

LA DIFICULTAD DE VIVIR BAJO OCUPACIÓN

En cuanto a Cisjordania, Krahenbuhl ha señalado que, si bien el trabajo es diferente al de Gaza debido a la diferente situación, "lo que se olvida a veces es lo que significa vivir desde hace 50 años bajo ocupación o lo que significa el riesgo de destrucción de propiedad o de incursiones del Ejército israelí de manera regular en campos de refugiados y lo que representa para los niños que van andando a sus escuelas pasar los 'checkpoints' cada mañana".

Krahenbuhl ha tenido además palabras para el caso de la comunidad beduina de Jan al Ahmar, bajo riesgo de demolición desde el fallo del Supremo israelí dando 'luz verde' a su desmantelamiento, y ha reconocido que es un asunto que "preocupa mucho" a la UNRWA. "Es una comunidad que son refugiados y nosotros les hemos apoyado durante todo este tiempo. Son una comunidad muy fuerte, con muchas iniciativas propias, pero también necesita el apoyo de la comunidad internacional", ha dicho.

"Hay que recordar que desplazar a una población como esta es contrario a los convenios de Ginebra", ha apuntado el comisionado general de la UNRWA. "El hecho de que suceda que se destruya una escuela que es esencial para esos niños es algo que para nosotros nos parece casi imposible de entender", ha apuntado.

DEVASTACIÓN EN YARMUK Y RETORNOS

Por otra parte, ha destacado que el conflicto en Siria ha tenido también un grave impacto sobre los refugiados palestinos residentes en el país árabe y ha detallado que el 65 por ciento de ellos se vieron desplazados por la guerra.

"Tenemos ahora una generación de palestinos en Siria que tienen que hacer frente al trauma del desplazamiento, la pérdida de hogares, amigos, vecinos, miembros de la familia", ha manifestado Krahenbuhl.

En concreto, ha señalado que la destrucción en el campamento de refugiados de Yarmuk, situado en los alrededores de Damasco, "es increíble". "Para la población sería una señal muy importante si pudieran retornar, pero en este momento no se puede imaginar a corto plazo", ha dicho.

Pese a ello, ha señalado que "varios miles" de refugiados palestinos que se han visto desplazados por el conflicto dentro del país han podido regresar otros campamentos ubicados cerca de la capital, donde la UNRWA trabaja además para reparar parte de sus instalaciones dañadas por la guerra.

En este sentido, ha recalcado que todos estos retornos se basan en "decisiones individuales" y ha señalado que son coordinados con las autoridades locales. "La presencia que tiene UNRWA y los 60 años de diálogo con el Gobierno sirio nos ayuda porque creo que se entiende bien el papel que juega UNRWA, que es un papel humanitario, que no es político", ha explicado.

MANDATO CLARO HASTA UNA SOLUCIÓN "JUSTA"

Krahenbuhl se ha pronunciado además sobre las críticas contra la agencia y los llamamientos desde Israel a su desmantelamiento y ha recordado que la UNRWA "existe con el mandato creado en la Asamblea General de la ONU en 1949" y que el mismo es "claro". "Se necesita ese trabajo y se necesitan esos servicios hasta que se consiga una solución justa y duradera a nivel político", ha resaltado.

"Eso es lo que falta. Nada sería más importante que volver a crear un proceso legítimo a nivel político. Como no lo hay en este momento, es muy importante seguir con este trabajo", ha insistido. "Evidentemente a veces tenemos líneas de tensión con Israel", ha manifestado, si bien ha resaltado que la UNRWA cuenta con un acuerdo de cooperación con el Gobierno israelí desde los años sesenta que no ha sufrido modificaciones.

Por ello, ha señalado que el mandato de la UNRWA y su terminación "se puede discutir, pero se debe discutir en la Asamblea General" de la ONU. "Nosotros recibimos el mandato, lo vamos a aplicar con mucha determinación", ha asegurado.

Además, ha puntualizado que si bien "se presenta a veces el caso de los refugiados palestinos como una situación única en la cual el estatuto de refugiado se transfiere de una generación a otra, eso es exactamente lo mismo en el caso de ACNUR".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31