Jueves 16/05/2019.

Mundo

La UE justifica restricciones a las compañías de defensa de EEUU por el control que aplica a exportaciones

Bruselas reclama a Washington un diálogo "abierto" sobre el acceso a sus respectivos mercados de defensa

La Unión Europea ha justificado ante Washington las condiciones restrictivas que ha pactado para limitar que empresas extranjeras de defensa, incluidas las estadounidenses, puedan beneficiarse de subvenciones del Fondo Europeo de Defensa, precisamente por el control a las exportaciones de sus tecnologías y equipos que aplican EEUU y otros.

"Las condiciones sobre la participación de empresas que no son de la UE están directamente vinculadas a las restricciones que nuestros socios internacionales imponen", han alegado en una misiva fechada este martes del secretario general adjunto del servicio diplomático europeo, Pedro Serrano, y del director general de Mercado Interior e Industria de la Comisión Europea, Timo Pesonen, a la que ha tenido acceso Europa Press, en respuesta a la que enviaron la subsecretaria de Defensa responsable de Adquisiciones, Ellen Lord, y la subsecretaria de Estado para Control de Armamento, Andrea Thompson a la jefa de la diplomacia europea.

En la carta, los altos funcionarios de la UE denuncian que "el régimen de control de exportaciones de EEUU dificulta y retrasa las transferencias dentro de la UE de capacidades desarrolladas utilizando tecnología de EEUU" y dejan claro que "tales restricciones serian inaceptables para productos y tecnologías financiadas con el presupuesto de la UE" a través del Fondo Europeo de Defensa, entre otros porque "retrasarían" su despliegue operativo y "minarían su utilidad también para la OTAN".

Los europeos aclaran a Washington que las normas que "ya han sido acordadas" en la UE para la participación de terceros países en el Fondo Europeo de Defensa --con un presupuesto propuesto de 13.000 millones a partir de 2021--, permitirán a empresas extranjeras establecidas en Europa "recibir financiación sujeto a ciertas condiciones" como son la seguridad de suministro europea y que no haya transferencia ni de información sensible fuera de la UE ni de los derechos de propiedad intelectual y recuerdan que las empresas radicadas fuera de Europa podrán cooperar en proyectos pero "sin recibir financiación", siempre que cumplan las "mismas condiciones".

El Gobierno estadounidense rechazó en su misiva que se excluyera a las empresas sin sede en la UE y avisó de que no le gustaría "tener que considerar" en "el futuro" "restricciones similares recíprocamente" que "no serían bienvenidas" por los europeos, recordando que el Pentágono aprobó 2.600 millones de dólares en contratos con 12 compañías de la UE en 2017 y 118,7 millones de dólares en asistencia para proyectos de investigación en 24 países de la UE y afeó los intentos de "desalentar" la participación de terceros para reducir la dependencia europea de sus equipos.

Washington también critica que sean los Gobiernos europeos tengan que aprobar --por unanimidad-- la participación de terceros en los proyectos de la PESCO y exige que sean las propias empresas las que lo determinen.

"Estados Unidos está profundamente preocupado" por "las condiciones generales" propuestas para la participación de terceros en el Fondo Europeo de Defensa y la PESCO, cuya aprobación "sólo dañarían la relación constructiva entre la OTAN y la UE", avisaron ambas estadounidenses en su misiva, en una misiva fechada el pasado 1 de mayo, a la que también tuvo acceso Europa Press.

CONDICIONES OBJETIVAS: NO HAY LEY 'COMPRE EUROPEO' EN LA UE

"Estas condiciones son objetivas y tienen por objetivo proteger los intereses de seguridad inobjetables", replican los europeos en su misma, en la que recuerdan, además, que "estas condiciones son similares a las impuestas por EEUU para las compañías de la UE" para acceder a ayudas públicas de EEUU para investigación y desarrollo en defensa y afean el carácter "discrecional" de las concesiones en EEUU frente a los "criterios objetivos" acordados en su caso.

Así, recuerdan que las empresas del sector de la UE sólo se beneficiaron de contratos que apenas representan el 0,17% del gasto estadounidense total para investigación y desarrollo en defensa, es decir 118,7 millones de los 70.000 millones de dólares disponibles en 2016 y también que "la balanza comercial trasatlántica en defensa está determinadamente a favor de EEUU".

"No hay Ley Compre Europeo en la UE", subrayan en la misiva, en la que recuerdan que EEUU exportó armas a la UE por valor de 62.900 millones de dólares entre 2014 y 2016, mientras que las exportaciones europeas a EEUU se estiman en 7.600 millones de dólares y apenas representan "menos del 2% del gasto en defensa de EEUU en 2016" frente a "casi el 10%" del gasto en defensa de los Gobiernos europeos que representan las importaciones de EEUU.

Así, recuerdan que las compañías estadounidenses "regularmente" ganan contratos "importantes" en la UE y citan expresamente los helicópteros Ch-47F que adquirió España, los F-35 de Bélgica, lo sistemas de misiles Patriot por parte de Suecia o los F16 Eslovaquia, entre otros, mientras que el 81% de los contratos internacionales indirectos --no entre Gobiernos-- concedidos en la UE entre 2011 y 2015 beneficiaron a empresas estadounidenses.

Ambos dejan claro que tanto la Cooperación Permanente en Defensa (PESCO) como el Fondo de Defensa Europeo no cambian las normas de contratación en defensa en la UE ni afectan a "otros marcos existentes o futuros de cooperación internacional en defensa".

"El mercado de la UE continuara siendo significativamente más abierto que el de EEUU", aseguran, al tiempo que reclaman una discusión "abierta y transparente" con EEUU sobre el acceso a sus respectivos mercados en defensa, algo que, insisten, "ayudaría a evitar malentendidos y a construir la confianza" tras dejar claro que la UE ha sido "transparente y abierta" con sus proyectos para reforzar la defensa europea "desde el principio".

En el caso de las condiciones para la participación de terceros países en proyectos de desarrollo de capacidades militares en el marco de la PESCO, que están siendo negociados por los Gobiernos europeos en la actualidad, aseguran que están siendo establecidos de forma "objetiva, transparente" y "de forma consistente" con el Tratado de la UE, que prevé este instrumento para permitir a los Estados miembro avanzar más rápido en su integración en defensa.

"Responder a los requisitos de la OTAN y evitar duplicidades innecesarias con esfuerzos en curso están entre los criterios clave para evaluar la selección de proyectos PESCO", recuerdan en la carta, de cuatro páginas.

La UE trata de disipar con ella las "preocupaciones" de EEUU por los proyectos de refuerzo militar europeos, insistiendo en que ambos instrumentos pretenden contribuir a que Europa comparta "una mayor parte de la carga" en defensa, como le viene reclamando la Administración de Donald Trump y dejando claro que ambos instrumentos "están diseñados para apoyar capacidades que son coherentes, complementarias e interoperables con la OTAN".

"La UE sigue plenamente comprometida en trabajar con EEUU como socio central en asuntos de seguridad y defensa.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31