Miércoles 05/12/2018.

Mundo

Turquía advierte a EEUU de que la presión de sanciones sólo afectaría a sus relaciones y pide diálogo

Turquía ha advertido este viernes a Estados Unidos de que las sanciones y la presión sólo servirían para dañar las relaciones entre ambos países y ha asegurado que Ankara continuará tomando represalias contra los aranceles de Washington.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores turco, Hami Aksoy, ha señalado que Turquía quiere resolver los problemas con Estados Unidos a través de la diplomacia, el diálogo, las buenas intenciones y el entendimiento bilateral.

"Todos los pasos tomados contra Turquía recibirán una respuesta adecuada como se les ha dado antes", ha afirmado Aksoy, según ha recogido la agencia estatal turca de noticias, Anatolia. "Con el fin de aportar soluciones a los problemas existentes, Turquía siempre se pondrá de parte de la diplomacia, el diálogo, buena voluntad y entendimiento mutuo", ha aseverado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha intensificado su disputa con Ankara al imponer aranceles más altos a las importaciones de metal, ejerciendo una presión económica sobre un aliado de la OTAN.

"Los continuos esfuerzos para comunicar a la Administración de Estados Unidos que ninguno de los criterios establecidos que aumentan los aranceles de Estados Unidos son aplicables a Turquía, hasta ahora han resultado infructuosos", ha manifestado el ministro de Comercio turco, Ruhsar Pekcan, en un comunicado. "Sin embargo, imploramos al presidente que vuelva a la mesa de negociaciones. Esto puede y debe resolverse a través del diálogo y la cooperación", ha añadido.

LAS RELACIONES "NO SON BUENAS"

Trump ha autorizado una subido de los aranceles aplicados a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Turquía, que alcanzarán el 50 y el 20 por ciento, duplicando así su actual importe, como respuesta al desplome de la moneda turca.

"Acabo de autorizar doblar los aranceles al acero y el aluminio con respecto a Turquía, ya que su moneda, la lira turca, cae con rapidez en relación a nuestro muy fuerte dólar", ha anunciado Trump en su cuenta oficial en Twitter, donde ha precisado que las nuevas tarifas aplicadas a las importaciones desde Turquía serán "del 20% para el aluminio y del 50% para el acero".

"Nuestras relaciones con Turquía no son buenas en este momento", ha reconocido el presidente estadounidense.

Una delegación turca enviada el pasado martes a Washington regresó a la capital otomana con las manos vacías tras el encuentro de alto nivel mantenido con las autoridades estadounidenses con el objetivo de rebajar la tensión que ha caracterizado las relaciones bilaterales durante los últimos años y que ha culminado con la imposición de sanciones por parte de Washington a Ankara.

Las relaciones entre ambos países se han enturbiado a raíz del caso de Fetulá Gulen, un clérigo turco exiliado en Estados Unidos desde los años 90 al que el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan acusa del fallido golpe de Estado de 2016. Turquía reclama su extradición, algo a lo que Washington aún no ha respondido.

En el último episodio, la Justicia turca rechazó la semana pasada un recurso del pastor estadounidense Andrew Brunson, acusado de espionaje y terrorismo por sus supuestos vínculos con Gulen, para ser liberado mientras continúa el juicio celebrado en su contra.

En respuesta, el Departamento del Tesoro sancionó a los ministros de Justicia e Interior turcos, Abdulhamit Gul y Suleyman Soylu, respectivamente. La nación euroasiática, por su parte, ha amenazado con "una respuesta equivalente".

DESPLOME DE LA LIRA

La lira turca ha llegado a caer este viernes más de un 13% en su cotización frente al dólar, alcanzando así un peor cruce de 6,2860 liras por cada 'billete verde', ante la falta de resultados en las recientes conversaciones entre Ankara y Washington.

A este respecto, Bart Hordijk, analista de Monex Europe, señala que el fracaso de la visita turca a Washington y la aparente incapacidad o falta de voluntad del banco central otomano de apoyar a su moneda "han sido demasiado para la lira turca", que cae a tal velocidad que "lo primero que se me ocurre es un paracaídas que evite que se estrelle contra el suelo".

"Este paracaídas podría ser una gigantesca subida de los tipos de interés de al menos 500 puntos básicos para calmar a los mercados y demostrar el claro compromiso del Banco Central de Turquía de apoyar la divisa", añade.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31