Domingo 25/11/2018.

Mundo

Trump da por perdidas las elecciones

  • El debate quedó al margen cuando Trump dijo que no aceptaría un resultado favorable a Clinton 
  • Desde su propio partido le recriminan que "si periede no será porque el sistema esté amañado"

Foto 1 de Clinton y Trump intercambian bromas y comentarios ácidos en cena de caridad

Tres debates a cero. Este es el resultado que ha conseguido Hillary sobre Trump. El sondeo realizado por la CNN momentos después de finalizar el tercer debate daba como ganadora a la candidata demócrata con una diferencia más estrecha que en los dos primeros. Ha superado en 13 puntos a su rival. El celebrado esta noche en Las Vegas era el último antes de que los estadounidenses vayan a votar el próximo 8 de noviembre.

No se dieron la mano al comienzo. Tampoco al final. No había dado tiempo a que se calentaran mucho los focos cuando comenzaron a desenfundar un lenguaje brusco, agresivo e insultante. La Constitución y una decisión del Tribunal Supremo dieron paso al primer encontronazo serio cuando discutieron sobre el aborto. Trump dijo que está a favor de la vida y que nombraría jueces también a favor de la vida. Hillary le respondió sugiriéndole que debería verse con todas las mujeres que ella ha conocido en su vida porque “utilizar ese tipo de retórica asustadiza es terriblemente desafortunado”.

La inmigración hizo que Trump dijera algo en español. Insistió en su idea de que Estados Unidos debe deportar a inmigrantes ilegales porque entre ellos hay “bad hombres”. Otro punto álgido fue el de las relaciones con Putin. El republicano afirmó que no le conocía, que sería bueno llevarse bien con él y que no respetaba a Hillary. La demócrata contestó: “Bueno, eso es porque prefiere tener un títere como presidente de los Estados Unidos", y Trump le rebatió con rapidez: “tú eres la marioneta”.


Trump no aceptaría la derrota

Los temas del debate, incluso las acusaciones por los pasados sexuales o por el envío de emails, quedaron desfigurados cuando Trump advirtió que aún no sabe si aceptará como legítimo el triunfo de Hillary. “Lo miraré cuando llegue el momento… os mantendré en suspense”, dijo una vez y luego lo repitió. Las criticas a esta afirmación no se hicieron esperar.

Primero por quien estaba más cerca. Hillary le acusó de que suele hablar de manipulación cuando algo no le va bien. Pero desde las filas republicanas también se le ha reprendido. Lindsey Graham, que participó en la carrera para la nominación, señalaba que, como la mayoría de los americanos, “confío en nuestra democracia y en nuestro sistema electoral”. Recalcaba el mal servicio hecho por Trump al sugerir la manipulación del resultado final. “Si pierde no será porque el sistema está amañado, será porque ha fallado como candidato”, añadía. Y Stuart Stevens, estratega en la campaña de Romney en 2012, indicaba en un tuit que si trabajas en la política estadounidense y tu jefe te pide que defiendas no aceptar los resultados de una elección americana “haz lo correcto y déjalo”.

Algunos republicanos, sin embargo, sí han defendido la postura de su candidato y el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, instantes después del debate afirmaba que algo así ya ocurrió con anterioridad cuando Al Gore se negó a aceptar los resultados electorales (en las presidenciales del año 2000).


Las encuestas dan la presidencia a Hillary

En todo caso la victoria de Hillary, a la que anoche Trump calificó como “such a nasty woman” (“qué mujer tan repugnante”), empieza a ser asumida por muchos analistas que ya elucubran sobre cuál será el primer destino internacional que visite tras tomar posesión el próximo 20 de enero. Aunque la principal apuesta es México, especialmente después de las opiniones vertidas por Trump sobre el país vecino, en este momento “el equipo de Clinton se está centrando más en los temas que quiere exponer en la escena internacional y en cómo enmarcarlos”, escribía Nahal Toosi en Politico recogiendo la opinión de uno de los asesores de Hillary. Los foros que utilizará –discursos, llamadas de teléfono, viajes, cenas de Estado, etc- aún no han sido trazados.

Y no lo han sido porque el día 8 está por llegar. Las encuestas vaticinan que ganan los demócratas. Incluso salen bien parados en estados que resultan decisivos. Pero hasta que no termine ese martes nada está escrito. Se pensaba que Trump no lograría la nominación y no tuvo especial dificultad en alcanzarla. Ahora quedan días en los que a buen seguro aparecerán más filtraciones y acusaciones. Luego llegará el recuento y entonces sabremos quién preside Estados Unidos.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31