Jueves 23/07/2020.

Mundo

Triple amenaza en Somalia: inundaciones, langostas y COVID-19

Se estima que 5,2 millones de personas, entre ellas más de 3 millones de niños, necesitan ayuda humanitaria debido al impacto devastador de la combinación de las inundaciones, la invasión de langostas y la actual pandemia de COVID-19 en Somalia.

"Somalia es una de las naciones más frágiles del mundo. Se trata de un país que ha experimentado décadas de conflicto, sequías cíclicas e inundaciones", ha explicado Jesper Moller, representante adjunto de UNICEF en el país. "Ahora, para agravar la situación, la invasión de langostas y la pandemia de COVID-19 hacen que la comunidad internacional deba actuar rápidamente para salvar la vida de millones de familias somalíes y, especialmente, de los más vulnerables: los niños".

Los niños son a menudo las víctimas ocultas de cualquier emergencia. También son las más susceptibles a contraer enfermedades transmitidas por el agua como resultado de las inundaciones y la desnutrición grave debida a la escasez de alimentos.

"En el último mes, ha habido un incremento de casos de diarrea acuosa aguda y cólera", ha asegurado Moller. "Para empeorar aún más la situación, si bien el impacto inmediato de la invasión de langostas repercute en la producción agrícola (la cual se prevé que sea entre un 10 y un 15 por ciento más baja que la media a largo plazo) el impacto secundario lo sufrirán los niños, con un incremento anticipado de aquellos que están gravemente desnutridos debido a la escasez de alimentos".

En respuesta a estas múltiples amenazas, UNICEF, en estrecha coordinación con el Gobierno y sus aliados locales, está trabajando incansablemente no solo prevenir y mitigar la propagación de la COVID-19, sino también para seguir proporcionando ayuda esencial a quienes lo necesitan desesperadamente.

Como parte de los esfuerzos que se están llevando a cabo, casi 1 millón de personas vulnerables han recibido artículos esenciales de higiene, incluido el acceso a agua segura. Más de 500.000 mujeres y niños han recibido servicios básicos de salud y nutrición en comunidades afectadas por las inundaciones y campamentos de desplazados internos. Además, más de 500.000 hogares han sido visitados por movilizadores sociales para crear conciencia sobre las medidas de prevención frente a la COVID-19.

El llamamiento humanitario general de UNICEF para Somalia es de 129 millones de dólares (casi 112 millones de euros) con una cantidad adicional de 35 millones de dólares (30 millones de euros) para la respuesta a la COVID-19. Hasta la fecha, se ha financiado más del 60% del llamamiento para la COVID-19, pero para la respuesta global a la emergencia solo se han recibido 30 millones de dólares (26 millones de euros).


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2020
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31